Los jugadores del Barça celebran uno de los goles de Ferran Torres. / David W Cerny (Reuters)

Grupo C | Jornada 6

El Barça se despide de la Champions con 'viktoria'

El relajado equipo azulgrana se impone al conjunto checo con un doblete de Ferran Torres y goles de Marcos Alonso y Pablo Torre

DANIEL PANERO MADRID

El Barça se despidió con triunfo de la Champions. El equipo azulgrana, que disputará la Europa League, se impuso a domicilio al Viktoria Pilsen en un partido en el que no había nada en juego, más allá de lo económico, y en el que los goles de Marcos Alonso, Ferran Torres en dos ocasiones y Pablo Torre fueron suficientes para cumplir con el trámite y pasar página. El Barça ganó, pero jugó con relajación.

Xavi puso en liza un once con novedades entre las que destacaban Iñaki Peña, Piqué, Kessié, Pablo Torre, Ansu Fati o Ferran Torres. Ellos debían demostrar que podían dar un paso al frente y cayeron ante el gran rival que los culés tenían enfrente, la desidia.

Y es que sobraban motivos para no meter el pie en un compromiso sin aspiraciones deportivas y en el que el adversario demostró a las primeras de cambio que estaba a años luz del conjunto azulgrana. Marcos Alonso aprovechó un rechace tras un remate de Ansu Fati para abrir la lata y fue ahí, con ventaja en el marcador, cuando el Barça se echó a dormir.

2 Viktoria Pilsen

Stanek, Holik, Hejda, Pernica, Jemelka (Havel, min. 57), Pilar (Kronus, min. 88), Kalvach (Cermak, min. 79), NDiaye (Bucha, min. 57), Vlkanova, Jirka y Chory (Bassey, min. 79).

4 Barcelona

Iñaki Peña, Bellerín, Piqué, Marcos Alonso, Jordi Alba (Balde, min. 57), Kessié (Casado, min. 67), Gavi, Pablo Torre (Álvaro Sanz, min. 77), Raphinha (Dembélé, min. 77), Ferran Torres y Ansu Fati.

  • Goles: 0-1: min. 6, Marcos Alonso. 0-2: min. 44, Ferran Torres. 1-2: min. 51, Chory, de penalti. 1-3: min. 54, Ferran Torres. 2-3: min. 63, Chory. 2-4: min. 75, Pablo Torre.

  • Árbitro: Radu Petrescu (Rumanía). Amonestó a Gavi, NDiaye, Pablo Torre y Ferran Torres.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado en el Doosan Arena ante 11.700 espectadores.

La pasividad fue tan grande que el Viktoria Plzen avisó, larguero incluido, hasta en tres ocasiones, antes de que los de Xavi despertaran al filo del descanso y dejaran prácticamente finiquitado, o eso pensaban, el choque, con una jugada de tiralíneas que finalizó Ferran Torres. El paso por vestuarios ejerció de nuevo sedante para un Barça que tropezó con la misma piedra. El equipo de Xavi se olvidó de la presión en campo contrario y de la rapidez en la circulación y dio alas a un rival empeñado en hacer del partido una fiesta para despedirse de la máxima competición continental.

Chory recortó distancias tras un penalti de Pablo Torre, Ferran aprovechó una pared con Raphinha para hacer el tercero y de nuevo apareció Chory para cabecear un centro lateral y poner patas arriba el Doosan Arena, convertido en una caldera. Fue el último arreón de un Viktoria que plantó cara pero que sucumbió ante un Barça que aprovechó la recta final para cerrar el duelo tras un mano a mano que definió Pablo Torre.