Kingsley Coman celebra el gol del empate del Bayern. / Kerstin Joensson (Afp)

Octavos | Ida

Coman evita el naufragio del Bayern en Salzburgo

El campeón austríaco rozó la campanada ante el coloso bávaro, al que tuvo contra las cuerdas durante más de una hora, pero un tanto del extremo francés a última hora impidió la derrota del conjunto de Nagelsmann

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El Salzburgo estuvo a punto de dar la campanada ante el todopoderoso Bayern de Múnich en el Red Bull Arena. El insolente cuadro de la famosa bebida energética se adelantó en la primera parte con un gol de Adamu y tuvo contra las cuerdas durante más de una hora al seis veces campeón de Europa. Pero el coloso bávaro reaccionó en la segunda parte y obtuvo el premio a su insistencia con un gol de Coman en los estertores del choque para prolongar a 22 su extraordinaria racha de partidos consecutivos sin conocer la derrota fuera de casa en la antigua Copa de Europa. Tendrá el viento de cara para resolver la eliminatoria en su feudo del Allianz Arena, pero el Salzburgo, verdugo del Sevilla en la fase de grupos, demostró que no se achanta ante nadie y viajará a Alemania dispuesto a plantar batalla.

La refrescante escuadra de Matthias Jaissle salió con mucho ímpetu e intimidó al Bayern desde los primeros minutos con la velocidad de sus atacantes. Ni la tempranera lesión de Okafor afectó el conjunto austríaco, descarado como pocos. Adamu, recambio de emergencia, sorprendió a Ulreich con un trallazo desde la frontal que recompensó la valiente apuesta de del técnico local, que retó a Julian Nagelsmann a un choque de ida y vuelta.

Una apuesta aparentemente suicida contra el rodillo germano, pero hasta cierto punto lógica teniendo en cuenta que el vértigo forma parte de la idiosincrasia de los toros rojos. Pese a ello, los locales apenas pasaron apuros en la primera parte, salvo en un par de buenas aproximaciones de Gnabry, porque el Bayern estaba impreciso y carecía de ritmo por las continuas pérdidas en el centro del campo.

1 Salzburgo

Köhn, Kristensen, Solet, Wöber, Ulmer, Capaldo, Camara, Seiwald (Sucic, min. 80), Aaronson, Okafor (Adamu, min. 12) y Adeyemi (Kjaergaard, min. 87).

1 Bayern de Múnich

Ulreich, Pavard, Süle, Lucas Hernández, Gnabry (Choupo-Moting, min. 77), Kimmich, Tolisso (Sabitzer, min. 80), Coman, Müller, Lewandowski y Sané.

  • Goles: 1-0: min. 21, Adamu. 1-1: min. 89, Coman.

  • Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra). Amonestó a Coman y Köhn.

  • Incidencias: Partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el Red Bull Arena de Salzburgo.

El paso por la caseta devolvió a un Bayern mucho más agresivo y dominante. Los centrales locales mantenían atado en corto a Lewandowski, pero Coman provocaba serios desajustes en la retaguardia del Salzburgo con sus embestidas por la banda izquierda. El desgaste del primer periodo hacía mella entre las huestes de Jaissle, acantonadas en su área.

Sané rozó el empate en una transición eléctrica, pero Köhn abortó la ocasión bajo palos y luego en un remate de Choupo-Moting tras centro de Coman que se marchó fuera por centímetros. Acarició el 2-0 el Salzburgo en un disparo de Adamu que bloqueó Pavard después de que Ulreich rechazase un remate de Adeyemi. Pero fue el Bayern el que niveló el choque con un gol de Coman, que alivió el susto del seis veces rey de Europa.