Jornada 2

Duro castigo para el Villarreal

El equipo de Emery se adelantó en Old Trafford, pero el conjunto inglés remontó con un gol 'in extremis' de Cristiano Ronaldo

JUANJO GONZALO MADRID

Dicen que quien perdona lo acaba pagando y en Old Trafford los encuentros se hacen demasiado largos. Pudo comprobarlo el Villarreal, que fue claramente de más a menos en un partido que durante muchos minutos dominó, arrinconando a un Manchester acostumbrado a llevar el peso del partido. Acabó sufriendo el cuadro de Unai Emery en una larguísima media hora final, tras un excelente gol de Alex Telles cocinado en la pizarra de Solskjaer que igualaba el inicial tanto de Alcácer.

El castigo, durísimo, llegaría en el último instante del choque con un remate de Cristiano Ronaldo, prácticamente inédito hasta el momento. Un remate que hacía enloquecer el Teatro de los Sueños, que llevó a los suyos en volandas durante la segunda mitad. Sin grandes ideas y casi con la soga al cuello tras haber caído en la primera jornada de Liga de Campeones, el United volvía a levantarse de la mano de su flamante fichaje para lograr una victoria enorme, frustrando así el gran partido de los castellonenses en el minuto 95.

Mereció el 'Submarino' mucho más en una primera mitad que dominó de principio a fin. Solo De Gea fue capaz de parar a un equipo que se sintió como en casa. Ni el espectacular ambiente que derrochaban las gradas de Old Trafford, ni el genial equipo al que se enfrentaba supusieron un problema para los hombres de Emery, que se convirtieron en un verdadero dolor de cabeza para el Manchester. Fue el arquero madrileño, asentado esta temporada en la titularidad, el salvador para unos 'Red Devils' que sufrieron en demasía las internadas de un velocísimo Danjuma. Ni el neerlandés en varias ocasiones, ni Alcácer en un claro remate de cabeza, ni Yeremy Pino tras una gran jugada de Pau Torres pudieron superar al guardameta en una primera mitad de absoluto dominio amarillo.

2 Manchester United

De Gea; Telles (Fred, min. 89), Lindelof, Varane, Dalot; McTominay, Pogba (Cavani, min. 75), Bruno Fernandes; Sancho (Matic, min. 75), Greenwood (Lingard, min. 89) y Cristiano Ronaldo.

1 Villarreal

Rulli; Foyth, Albiol (Mandi, min. 73), Pau Torres, Alberto Moreno (Peña, min. 73); Capoue, Parejo, Trigueros (Estupiñán, min. 60); Yeremi Pino (Moi Gómez, min. 73), Alcácer (Dia, min. 58) y Arnaut Danjuma.

  • Goles: 0-1: min. 53, Paco Alcácer; 1-1: min. 60, Alex Telles; 2-1: min. 95, Cristiano Ronaldo

  • Árbitro: Felix Zwayer (Alemania). Amonestó a Greenwood, Alex Telles y Cristiano Ronaldo por parte del Manchester United; y a Alberto Moreno, Yeremy Pino, Albiol y Peña por parte del Villarreal

El gran trabajo del Villarreal apenas dio opciones al United, que no logró inquietar la meta de Rulli a pesar de buscar en el inicio una presión asfixiante. Indiscutible el argentino para el técnico del 'Submarino', supo solventar sin ningún apuro las tímidas llegadas de los atacantes ingleses. Más peligroso fue el despeje de Alberto Moreno que a punto estuvo de convertirse en un tanto en propia meta. Afortunadamente, el balón se marchó a escasos centímetros del palo. Greenwood, Sancho o Cristiano se vieron superados por un sistema defensivo que parecía funcionar a la perfección.

Lo merecía el equipo español y el grito de Paco Alcácer inundó Old Trafford, que no podía creerlo. Habían pasado tan solo ocho minutos tras la reanudación y el delantero valenciano adelantaba a los amarillos en el marcador tras un gran centro de Danjuma. Prácticamente fue un abrir y cerrar de ojos lo que duró la ilusión del Villarreal, con un espectacular zapatazo de Telles que ponía la igualdad en una jugada perfectamente ejecutada. A partir de ahí, y con un factor ambiental brutal, el Manchester se creció.

Sin apenas ideas, pero con mucho empuje, los pupilos de Emery fueron retrasando sus posiciones en el campo, penalizados con las lesiones de Albiol y Alcácer, dos de los hombres importantes en el esquema amarillo. Lejos de ser un acoso a la portería de Rulli, que salvó una importante ocasión frente a Lingard, las llegadas se sucedían sin demasiado acierto de los futbolistas locales. Pudo Dia, en una jugada desafortunada, poner en ventaja al Villarreal en los últimos minutos. Sin embargo, volvería a ser Cristiano Ronaldo quien, en el 95, infligiera un duro castigo a los visitantes.