Grupo G / Jornada 3

El Sevilla continúa abocado al empate en Champions

Tercera igualada consecutiva del conjunto de Lopetegui, que mereció algo más pero careció de acierto en el área rival

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

No había ganado ni marcado el Sevilla en sus dos visitas anteriores a Lille y a la tercera tampoco fue la vencida. Al menos esta vez sacó un punto que le supo a poco por lo visto sobre el césped, principalmente en la primera parte, pero que mantiene todas sus opciones de lograr uno de los dos billetes para octavos en juego a pesar de que el Salzburgo se va en cabeza del grupo.

Salió más intenso el Lille, aupado por el empuje del público y exigido por un solo punto en su casillero. Sin embargo, con el paso de los minutos el Sevilla fue ganando terreno al rival y avisó mediante un disparo lejano de Suso, el más activo en el comienzo. Lopetegui se desgañitaba en el banquillo tras una pérdida de balón de Ocampos que provocó la primera llegada francesa, a través de un remate de Yilmaz atrapado por Bono, pero el dominio del partido ya era visitante.

Pudo ponerse la cosa cuesta abajo para el Sevilla después de un error de bulto del excolchonero Grbic, pero Djaló ejerció de ángel de la guarda del portero croata sacando el balón bajo palos cuando Rafa Mir ya cantaba el gol. Se abrió entonces el duelo a un toma y daca en el que Bono se hizo grande ante Renato Sanches y Grbic respondió desbaratando una buena rosca de Ocampos.

0 Lille

Grbic, Celik, Djaló, Fonte, Reinildo, Renato Sanches (Ikoné, min. 71), Onana (Xeka, min. 71), André, Bamba, Jonathan David (Weah, min. 82) y Yilmaz.

0 Sevilla

Bono, Navas, Diego Carlos, Rekik (Jordán, min. 57), Acuña (Augustinsson, min. 64), Óliver Torres (Papu Gómez, min. 64), Fernando, Delaney, Suso (Rakitic, min. 74), Mir y Ocampos (Lamela, min. 74).

  • Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra). Amonestó a Celik, Ikoné, André y Yilmaz, del Lille, y a Lamela por el Sevilla.

  • Incidencias: Partido de la tercera jornada en el grupo G de la Champions disputado en el estadio Pierre Mauroy.

Lo cierto es que el partido estaba bonito, sin apenas faltas ni interrupciones, y solo faltaban los goles. Más cerca del tanto el Sevilla, que otra vez rondó el premio en un cabezazo de Ocampos tras pase de Suso. El argentino se jugó el tipo en el cruce con Grbic y salió mal parado sin recompensa a la valentía. Como su propio equipo, que mereció más pero no pudo irse con ventaja a la pausa.

La segunda parte trajo consigo más problemas para Lopetegui en forma de lesiones. El vasco, que no pudo contar finalmente con Koundé, veía con impotencia como caía otro de sus tres centrales específicos, Rekik. Con Fernando retrasando su posición en el campo y Joan Jordán en la medular el Sevilla siguió en busca de una victoria que acercase los octavos. Mientras, el Lille amenazaba con las contras tras pérdidas de balón hispalenses. Faltaba la inspiración en el último pase, pues con una buena cocción de las jugadas de ataque, el Sevilla se estrellaba contra la falta de precisión de los centros de Suso y Ocampos.

El gaditano y el argentino dejaron su sitio a Rakitic y Lamela en un tramo final que se quedó en un quiero y no puedo. Apenas un disparo de Lamela, que no llegó a inquietar a Grbic. Incluso acabó algo mejor el Lille fruto de su despliegue físico. Al final, un punto que mantiene al Sevilla segundo de grupo y con sus opciones intactas pero que sabe agridulce.