Grupo E / Jornada 1

Al Sevilla no le pesa el salto a la Champions

Valioso empate ante el Chelsea en Stamford Bridge, en un partido en el que dominó al principio, aguantó durante parte de la segunda mitad y acabó siendo mejor

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Por si había dudas, el Sevilla las despejó a las primeras de cambio. No le pesa al rey de la Europa League el salto a la Champions, como quedó de sobra demostrado en un escenario de categoría, Stamford Bridge, el único gran estadio de la Premier League que el equipo de Nervión aún no había visitado en competiciones europeas y hogar del Chelsea, el club que más ha invertido en el último mercado veraniego. Ante un equipo reforzado con casi 250 millones de euros en fichajes, los pupilos de Julen Lopetegui lograron un valioso empate sin goles, que deja claro que aspiran a todo en un grupo complicado y no renuncian a soñar en la máxima competición continental.

Ni la baja de un pilar defensivo como Jules Koundé por covid-19 ni la lesión de su sustituto, Sergi Gómez, durante el partido. Ningún infortunio impidió que el Sevilla mostrase una versión sólida. Fue mejor en la primera parte y por momentos dominó de forma contundente el partido, pero le faltó mordiente arriba para aprovechar su mayor posesión de balón. Al principio del segundo acto notó el empuje de un rival poderoso físicamente, capaz de meter al rival en su propia área durante varios minutos, pero acabó siendo superior y bien pudo haber ganado por segunda vez en suelo inglés si una volea de Joan Jordán tras saque de esquina botado a la perfección por Rakitic no se hubiese ido lamiendo el larguero de la portería 'blue'.

Y es que el Sevilla ya no es un cualquiera en Europa. Acostumbrado como está a los grandes escenarios, saltó al césped de Stamford Bridge con una declaración de intenciones en forma de disparo de Ocampos rozando el poste del arco inglés, que no obstante estaba invalidado por fuera de juego del argentino. El Chelsea no quiso ser menos y metió el miedo en el cuerpo sevillista con un centro raso de James que entre Diego Carlos y Bono acertaron a despejar como pudieron.

0 Chelsea

Edouard Mendy, James, Thiago Silva, Zouma, Chilwell, Kanté, Jorginho (Kovacic, min. 65), Pulisic (Hudson-Odoi, min. 91), Havertz, Mount (Ziyech, min. 62) y Werner (Abraham, min. 91).

0 Sevilla

Bono, Navas, Sergi Gómez (Jordán, min. 33), Diego Carlos, Acuña, Rakitic (Franco Vázquez, min. 80), Fernando, Gudelj, Suso (Óliver Torres, min. 58), Luuk de Jong (En-Nesyri, min. 80) y Ocampos.

  • árbitro: Davide Massa (Italia). Amonestó a Jorginho, Mount y Chilwell por el Chelsea y a Acuña y Jordán por el Sevilla.

  • incidencias: Partido de la primera jornada del grupo E de la Champions disputado en Stamford Bridge a puerta cerrada.

La presión alta e intensa del Sevilla metía en apuros a Kanté y Jorginho, ahogando el juego inglés en el centro del campo. Además, la primera ocasión clara del partido la encontró el equipo andaluz a balón parado, con falta botada por Acuña y remate de cabeza de Luuk de Jong que se encontró Mendy. Las sensaciones eran inmejorables para los del Pizjuán cuando ya casi se había consumido la primera media hora de juego. El paso de los minutos no hacía sino consolidar el dominio sevillista, por momentos incluso insultante en cuanto al control del balón.

Lesión de Sergi Gómez

Faltaba traducir el dominio en oportunidades y goles. No obstante, el Chelsea no ha invertido casi 250 millones este verano en vano. Con el talentoso Havertz desaparecido, a un Chelsea muy replegado siempre le quedaba el recurso de buscar en largo a Timo Werner, todo un peligro para el Sevilla. El ariete alemán ejecutó el primer disparo a puerta local en un balón que se encontró en área sevillista tras centro de Pulisic desde la banda derecha. Sin embargo, la peor noticia llegó con los problemas físicos de Sergi Gómez. Más dolores de cabeza para Lopetegui después de la baja de Koundé. El técnico vasco improvisó metiendo en el partido a Jordán y retrasando a Fernando al centro de la zaga, junto a su compatriota Diego Carlos. De ahí al descanso, tímida reacción 'blue' pero las dos mejores oportunidades para el Sevilla, con una acción espectacular de Acuña, llevándose un balón imposible en su banda y centrando para el cabezazo de Suso ligeramente desviado, y en volea de Ocampos bien atrapada por Mendy.

Del paso por vestuarios salió el Chelsea con la intención de cambiar el paisaje de la primera parte, mandando en el juego y metiendo al Sevilla en su área. El enorme despliegue físico del equipo inglés provocó confusión entre las filas sevillistas, que tardaron 20 minutos en entrar de nuevo en el partido. Sin embargo, lo hicieron con contundencia, con un acción propia del fútbol sala. Rakitic botó un saque de esquina desde la izquierda con precisión quirúrgica y Jordán enganchó directamente el balón con una volea que se fue lamiendo el larguero de la portería londinense. A la postre fue la más clara ocasión de los segundos 45 minutos, que se fueron consumiendo con la sensación de que el Sevilla tenía un punto más que su rival. Gran punto para empezar y sensación dulce en el Sevilla, que compite contra los mejores en la Europa League y también en la Champions.