Caricaturas de Mohamed Salah y Karim Benzema. / Joaquín Aldeguer

Final

El último combate por el Balón de Oro

Salah y Benzema se disputan el galardón individual más preciado en una final de la Champions en la que las actuaciones del egipcio y el francés serán determinantes para Liverpool y Real Madrid

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Karim Benzema y Mohamed Salah librarán el último combate por el Balón de Oro en el Stade de France. El delantero francés del Real Madrid y el atacante egipcio del Liverpool acaparan casi todas las miradas en las horas previas a la final de la Champions, que servirá para que los dos favoritos en la carrera para suceder a Leo Messi en el palmarés del reconocimiento individual más preciado en el ámbito futbolístico expongan sus alegatos definitivos en una riña secundaria en comparación con la colosal recompensa colectiva que hay en juego, pero para nada menor en una industria que vive de sus superhéroes.

Tras una extenuante temporada en la que Messi y Cristiano Ronaldo, quienes se alternaron en el trono desde 2008 -con la solitaria excepción de la distinción lograda por Luka Modric en 2018-, perdieron pronto sus opciones mientras emergían con fuerza las candidaturas de Robert Lewandowski o Kylian Mbappé, la Champions ha servido para efectuar la criba definitiva y oficiará como juez de un pleito en el que ya solo comparecen dos litigantes: el 'killer' del Real Madrid y el faraón del Liverpool.

Los números denotan la enorme influencia que uno y otro han tenido en el exitoso transitar de las dos mejores escuadras del curso que expirará cuando el francés Clément Turpin decrete el término del envite en Saint-Denis. 44 goles y 15 asistencias en 45 partidos son el impresionante aval de Benzema en una campaña en la que el ariete de Bron ha llevado al Real Madrid a conquistar su duodécima Supercopa de España, ha catapultado a los blancos a su trigésimo quinto título de Liga y les ha devuelto al partido decisivo en su competición fetiche registrando 15 tantos y añadiendo dos pases de gol en un torneo que le tiene ya como su tercer máximo artillero histórico con 86 dianas, las mismas que ha sellado Lewandowski y solo superado ya por los extraterrestres Cristiano (140) y Messi (125).

La pegada de Benzema creció de forma exponencial en la fase de eliminatorias. Tras cerrar la fase de grupos con cuatro tantos en su casillero, un 'hat-trick' del lionés en el Santiago Bernabéu sirvió para que el Real Madrid descabalgase en octavos al PSG. A esa sideral actuación siguió otra no menos asombrosa en Stamford Bridge, donde puso contra las cuerdas al Chelsea con su segundo triplete consecutivo. Los 'blues' resucitaron en la vuelta pero, después de que Rodrygo acudiese al rescate del Real Madrid en el último tramo del partido, el lionés amortajó al defensor de la corona con un gol en el tiempo suplementario. El Manchester City fue su siguiente víctima en semifinales: dos goles en el Etihad para abanderar la resistencia del Real Madrid, a los que añadió el tanto desde el punto de penalti que desniveló el cruce en aquella prórroga de infarto que acogió el coliseo del Paseo de la Castellana.

Dos delanteros en forma

Mo Salah

Champions

Total temporada

PARTIDOS

GOLES

12

50

31

8

ASISTENCIAS

MINUTOS

919

15

2

3.893

DISPAROS TOTALES

Bloqueados

7

Total

A puerta

34

16

Fuera

11

REGATES

FUERAS DE JUEGO

46

5

Karim Benzema

Champions

Total temporada

PARTIDOS

GOLES

11

45

44

15

ASISTENCIAS

MINUTOS

1.016

15

2

3.828

DISPAROS TOTALES

Bloqueados

9

Total

A puerta

45

23

Fuera

13

REGATES

FUERAS DE JUEGO

16

8

FUENTE: Elaboración propia.

ILUSTRACIONES: JOAQUÍN ALDEGUER

GRÁFICO: R. PARRADO

Dos delanteros en forma

Mo Salah

Champions

Total temporada

PARTIDOS

GOLES

12

50

31

8

ASISTENCIAS

MINUTOS

919

15

2

3.893

DISPAROS TOTALES

Bloqueados

7

Total

A puerta

34

16

Fuera

11

REGATES

FUERAS DE JUEGO

46

5

Karim Benzema

Champions

Total temporada

PARTIDOS

GOLES

11

45

44

15

ASISTENCIAS

MINUTOS

1.016

15

2

3.828

DISPAROS TOTALES

Bloqueados

9

Total

A puerta

45

23

Fuera

13

REGATES

FUERAS DE JUEGO

16

8

ILUSTRACIONES: JOAQUÍN ALDEGUER

GRÁFICO: R. PARRADO

FUENTE: Elaboración propia.

Dos delanteros en forma

Mo Salah

Karim Benzema

Champions

Total temporada

Champions

Total temporada

PARTIDOS

GOLES

PARTIDOS

GOLES

12

11

50

31

45

44

8

15

ASISTENCIAS

MINUTOS

ASISTENCIAS

MINUTOS

919

1.016

15

15

2

2

3.893

3.828

DISPAROS TOTALES

DISPAROS TOTALES

Bloqueados

Bloqueados

7

9

Total

Total

A puerta

A puerta

34

45

16

23

Fuera

Fuera

11

13

REGATES

FUERAS DE JUEGO

REGATES

FUERAS DE JUEGO

46

5

16

8

ILUSTRACIONES: JOAQUÍN ALDEGUER

GRÁFICO: R. PARRADO

FUENTE: Elaboración propia.

Un torrente ofensivo que tiene a Benzema amenazando la plusmarca de 17 dianas que fijó Cristiano Ronaldo en la Champions 2013-14. Sin su olfato e indiscutible liderazgo resultaría inexplicable esa cadena de remontadas que ha conducido al Real Madrid hasta París, donde el galo tratará de dar el último golpe de riñón abatiendo al Liverpool. Un equipo ante el que contabiliza cuatro muescas en su revólver, siendo la más destacada de ellas la que abrió el candado de la 'decimotercera' cuatro años atrás en el Olímpico de Kiev.

La espina de Salah

Aquella cita es la principal espina en la carrera de Salah. El egipcio tuvo que abandonar en el minuto 30 esa final por una lesión en el hombro generada en una disputa con Sergio Ramos. Se marchó llorando de un partido en el que estaba siendo el futbolista más peligroso del Liverpool, pero ahora tiene la oportunidad de resarcirse.

Como Benzema, el africano ha desempeñado un rol preponderante en la gran campaña de los 'reds': campeones de la FA Cup y de la Carabao Cup, subcampeones de una Premier League en la que pelearon hasta el último suspiro por arrebatarle el título al Manchester City y flamantes finalistas de la Champions. 31 goles y 15 asistencias son el saldo con el que llega Salah a París. Ocho de esas dianas las ha firmado el ex de la Roma en una Champions que le tiene como cuarto máximo realizador de la presente edición. Es el futbolista de campo que más minutos ha disputado defendiendo la causa del conjunto británico en el torneo estrella este curso, el que más disparos ha efectuado, el que más regates ha realizado y también el que más kilómetros ha recorrido.

Una actuación descollante en la final que impulsase al equipo de Jürgen Klopp hasta la 'orejona' podría convertir a Salah en el segundo futbolista africano que abrocha el Balón de Oro, 27 años después de que lo lograse el liberiano George Weah. Otro ejercicio de autoridad de Benzema devolverá el cetro a Francia, país que no ve investirse a uno de los suyos desde que lo consiguiera Zinedine Zidane en 1998. La pelea está servida.