Jornada 5 / Grupo B

El Milan deja al Atlético en situación crítica

Junior Messias castigó al final el conservadurismo de los colchoneros, que deberán vencer en Oporto para tener opciones de estar en octavos

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Duro y merecido castigo para el Atlético, que pecó de conservador ante el Milan, confió más en el Liverpool que en su propio potencial y al final cayó derrotado por el gol de Junior Messias y se complica sobremanera seguir vivo en la Champions e incluso en Europa. Resulta que como el Liverpool le ganaba al Oporto, el empate era oro para los colchoneros, pero quizá por ello se echaron demasiado atrás y recibieron un golpetazo que les deja contra las cuerdas.

Ahora, hasta los lombardos tienen remotas opciones y los rojiblancos, aunque dependen de sí mismos, tendrán que ganar en Do Dragao al Oporto si quieren estar en octavos. Eso, si el Milan no le gana al Liverpool. En ese supuesto, el Atlético tendría que vencer por un gol más de lo que hicieran los italianos. Lo mejor, que en tierras lusas no cabe contemporizar y toca ganar sí o sí. Jürgen Kloop y el Cholo Simeone son enconados rivales, pero el argentino le puede estar agradecido al técnico alemán y al Liverpool. Solo gracias al triunfo de los 'reds', el Atlético sigue vivo. El problema se agrava porque también puede terminar colista.

Simeone salió con el once previsto, pero se guardó una sorpresa. Actuó el Atlético con defensa de cuatro, como ante Osasuna. En el Milan, no fue de la partida el luso Leao, quizá su jugador más en forma y autor del gol 'rossonero' en San Siro. Una buena noticia para los colchoneros, que de todos modos no pudieron hincarle nunca el diente a su oponente.

0 Atlético

Oblak, Llorente, Savic, Giménez, Hermoso (Lodi, min. 64), De Paul (Vrsaljko, min. 77), Koke, Lemar (Correa, min, 64), Carrasco, Griezmann (Kondgobia, min. 81) y Suárez (Cunha, min. 77).

1 Milan

Tatarusanu, Kalulu (Florenzi, min. 65), Romagnoli, Kjaer, Theo, Kessie, Tonali (Bakayoko, min. 65) Brahim (Bennacer, min. 77), Saelemaekers, Krunic (Junior, min. 65) y Giraud (Ibrahimovic, min. 65).

  • Gol: 0-1, min. 87, Junior.

  • Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia): Mostró amarilla a Giroud, Llorente y Theo.

  • Incidencias: Partido de la quinta jornada del grupo B de la Liga de Campeones, disputado en el Wanda Metropolitano. Prácticamente lleno.

Era como una final y, por ello, la primera premisa en el Atlético fue no arriesgar. La consecuencia, mucho pelotazo y muy pocas acciones trenzadas. Si De Paul, Lemar, Griezmann y Suárez no entran en juego y si Llorente, anoche lateral, no se incorpora en ataque, pésimas noticias para el equipo del Cholo. No llegó en todo el primer acto a los dominios de Tatarasanu, el gigantesco portero rumano, pero tampoco inquietado por un Milan al que solo le servía ganar y esperar milagros.

El mejor del muy táctico período inicial, Brahim Díaz. Como ocurrió en la primera vuelta, el malagueño se manejó bien entre las líneas del rival e intervino con personalidad y desparpajo. Siempre tuvo calidad y desborde, pero ha ido ganando en físico y ambición. Es menudo, pero su tren inferior es potente, no pierde el balón y suele ser frenado en falta.

Se reanudó el choque con más tralla. Enseguida, el belga Saelemaekers lo intentó de lejos e hizo trabajar por fin a Oblak. Instantes después, Lemar pisó el área enemiga y también disparó para lucimiento del portero. En otra contra, se internó Griezmann, pero su centro no lo remató bien Carrasco. Fueron los mejores momentos locales. Giroud, titular en detrimento de Ibrahimovic, tenía una amarilla por sacar un brazo y jugaba con fuego. Giménez le fue a buscar al saltar con una rodilla por delante y golpeó al francés en los riñones. El balón estaba en juego, pero la acción fue muy fea. La noche no estaba para cariñitos.

El riesgo de recular

Se produjo la noticia más esperada. Marcó Thiago para el Liverpool ante el Oporto y el empate ante el Milan era como ganar para el Atlético. Seguramente por ello, volvió a dar un pasito atrás. Riesgo enorme. La tuvo el Milan en una jugada de estrategia, pero Kjaer desperdició el caramelito que le puso Theo. Mediada la segunda mitad, seis cambios del tirón, dos en el Atlético, en el que entraron Lodi y Correa, y cuatro de una tacada en el Milan.

Minutos para Ibrahimovic, siempre una amenaza. En la primera que tocó el sueco, ya sembró el caos en la zaga. No marcó Bakayoko porque Savic salvó casi bajo palos, rodilla en tierra. Marcó Salah el segundo en Anfield, pero el Atlético apenas salía de su cueva. El Milan ya tenía que atacar a la desesperada y podría dejar más huecos. Arma de doble filo. Cambios defensivos del Cholo. Se palpaba la tensión. centro lateral y gol de Junior, que remató sin oposición. La tuvo Cunha, pero falló en boca del gol. Situación crítica para el Atlético, con un empate y dos derrotas en su feudo en el grupo de la muerte.