Carlo Ancelotti, durante la rueda de prensa. / Foto: Gleb Garanich (Reuters) | Vídeo: Atlas

Grupo D | Jornada 5

Ancelotti: «Isco nunca me ha faltado al respeto»

El técnico del Real Madrid resta importancia al desencuentro con el centrocampista malagueño en Granada

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Carlo Ancelotti sofoca incendios sin necesidad de utilizar una manguera. El presunto desplante de Isco en Granada cuando, según la Cadena Cope, el centrocampista malagueño se negó a seguir calentando al ver que se dilataba su entrada al partido, levantó polvareda. Pero el técnico del Real Madrid restó trascendencia al desencuentro con su flema habitual. «No tengo que hablar con Isco porque, primero, le tengo mucho cariño y, segundo, porque creo que no es un gran problema. Estaba caliente y listo para entrar y ha entrado. No hay que meter un lío en esto. No tengo que hablar con Isco porque es profesional, serio. Está enfadado porque no juega. Lo siento. Nunca me ha faltado al respeto y yo nunca le he faltado al respeto. Nunca me faltará al respeto y yo nunca le faltaré al respeto. La relación que tenemos no solamente es profesional. Hemos pasado mucho tiempo juntos y nos respetamos al máximo», aseveró en la previa del duelo con el Sheriff.

Un envite en el que el Real Madrid puede dejar resuelta su clasificación para octavos de final de la Liga de Campeones y tomarse la revancha por la inopinada derrota que le infligió el cuadro moldavo en el Santiago Bernabéu. «En el partido de ida no tuvimos una buena experiencia. Hay que evitar los errores que cometimos en el partido de ida y hacer las cosas sin prisa, con la máxima confianza y la máxima tranquilidad. Hay que jugar bien los 90 minutos. Nos conocemos bien. Tenemos que hacer un partido completo. Es decisivo si ganamos. Es el objetivo, cerrar el grupo y mirar hacia adelante», indicó Ancelotti.

El transalpino sabe que se vienen curvas con ocho partidos antes de Navidad en los que el Real Madrid se juega mucho, pero pese a ello no parece proclive a sacudir demasiado su once. «Las rotaciones son importantes para tener fresca a la plantilla, motivar a todos. Hay que tener en cuenta los momentos y la dinámica del equipo. Ahora tenemos una buena dinámica. Para el partido de mañana Militao y Rodrygo pueden volver porque están frescos, pero no pienso en rotaciones para el partido de mañana», apuntó.

Bromeó Ancelotti cuando le preguntaron si es difícil ser entrenador del Real Madrid al tener que manejar tantas estrellas. «Si tienes que hacer una carrera con coches, mejor tener un Ferrari que un 500. Todos los entrenadores tienen presión. Es parte de nuestro trabajo. También la ilusión de entrenar en el club más grande del mundo», atajó.

Vestuario unido

Ensalzó la unión de su plantilla. «Es un vestuario lleno de calidad, lleno de personalidad, lleno de armonía. Los jugadores se encuentran bien entre ellos. Es un vestuario que tiene mucha juventud, mucho entusiasmo. Me gusta entrenarlo porque hasta ahora no he tenido ningún tipo de problema», sostuvo.

Puso en valor a Courtois, que se quedó fuera de la lista de candidatos al premio The Best al mejor portero. «Hay muchos buenos porteros en Europa. Yo solo puedo decir que para nosotros es un portero que no nos gustaría cambiar con nadie. Tenemos mucha confianza en él porque lo está haciendo muy bien. Es un matrimonio que está bien. Para él es más importante ganar un Liga o una Champions que un premio individual. Para nosotros es el mejor», resaltó.

Y alabó también a Vinicius, el jugador de moda. «Por su manera de jugar, es el más desequilibrante que hay en el fútbol. En el uno contra uno, no hay muchos jugadores que hagan lo que él hace. Tiene que mejorar, porque el uno contra uno es importante, pero no lo más importante. Pero tiene la humildad para mejorar y para no estar contento con lo que está haciendo. Quiere aprender y lo va a hacer. Su cabeza es justa, no la de uno que se piensa que ha ganado todo», terció.

Thibaut Courtois, durante la rueda de prensa. / Gleb Garanich (Reuters)

Courtois: «No podemos matar a Hazard pensando que es un jugador cualquiera»

Thibaut Courtois volvió a sacar la cara por su compatriota Eden Hazard, baja ante el Sheriff por una gastroenteritis que profundiza en el calvario que vive desde que aterrizó en Chamartín. «Conozco a Eden de hace muchos años. Su sueño era jugar en el Real Madrid y da pena de que las cosas no han salido como quiere. No le veo como un chico que está con la cabeza baja, le veo con alegría, con ganas de ayudar al equipo. No es fácil después de dos años volver a tu mejor nivel, pero lo puede conseguir. Estoy seguro de que todavía va a aportar mucho a este equipo. No nos podemos olvidar de la calidad que tiene Eden. En toda su carrera ha demostrado que es de los mejores del mundo y esa calidad no se va tan fácil. No podemos olvidarle o matarle pensando que es un jugador cualquiera porque no lo es», dijo en la previa de un choque en el que el Real Madrid espera sellar su pase a octavos de final de la Liga de Campeones.

«Tenemos un partido difícil. Es un equipo que defiende bien y a la contra es peligroso. En casa pasó eso», avisó el espigado cancerbero, que recordó lo sucedido hace un par de meses en el Santiago Bernabéu, cuando el Sheriff dio la campanada con un gol sobre la bocina. «Hoy en día ya no hay partidos fáciles. Es un equipo que sabíamos que defendía bien, que tenía velocidad a la contra y jugadores con calidad. Nos faltó el gol y ellos en una contra marcan y al final meten un golazo. Mañana tendremos que estar muy concentrados y agresivos y demostrarles que no van a tener opción», aseveró el ex del Chelsea.

Se refirió Courtois a las dificultades del Real Madrid para mantener la portería a cero. «En algunos partidos tuvimos mala suerte de encajar goles. El otro día en Granada es un balón desviado, contra el Elche también fue un gol evitable. Estamos defendiendo bien como equipo y dominamos los partidos. Prefiero ganar 0-4. Si estamos metiendo goles es una buena señal de que creamos mucho peligro. Si tenemos además la portería a cero ayudaría a ganar partidos más complicados», indicó.

Dejó por último un recado cuando se le interrogó acerca de su exclusión entre los nominados al premio de la FIFA al mejor portero del año. «Para mí los trofeos colectivos son siempre más importantes que los premios individuales. Prefiero ganar la Champions o la Liga antes que esos premios individuales. Lo del The Best no me sorprende tanto por los comentarios míos de hace un mes. Yo sé lo que valgo y lo que estoy haciendo para ayudar al club. Eso es lo más importante», dijo en referencia a las críticas hacia el extenuante calendario que vertió durante la 'final four' de la Liga de Naciones.