La plantilla quiere a Manuel Márquez

Varios jugadores de la UD, incluyendo algún capitán, le han expresado al presidente que quieren como entrenador a Manuel Márquez, hasta ahora en el filial y que está en la terna de posibles sustitutos de Quique Setién. En el club hay controversia al respecto, pues no todos los dirigentes están por la labor de darle las riendas del primer equipo a un técnico sin experiencia en el fútbol profesional.

Tonono, director de Formación y Captación, es uno de los que apuestan por Márquez como nuevo inquilino del banquillo. En puertas de que Las Palmas Atlético afronte la liguilla de ascenso a Segunda División B, el ejecutivo encargado de la cantera ha trasladado a Miguel Ángel Ramírez referencias muy positivas de Márquez sin esperar a la suerte que pueda correr el equipo de meritorios en los cruces por alcanzar la categoría de bronce. La competencia que ha mostrado hasta ahora el catalán ha llegado a futbolistas del primer equipo que, previa confrontación de opiniones al respecto con Juan Carlos Valerón, ven con muy buenos ojos una apuesta de la casa para el futuro. Es más, la opción de que Valerón sea el auxiliar de Márquez también es aplaudida porque garantizaría buena sintonía con el vestuario, aspecto que lleva fallando desde hace tiempo.

Con todo, Toni Cruz, director deportivo, y Luis Helguera, secretario técnico, prefieren otro perfil y discrepan de las preferencias de Tonono. Ambos pretenden un profesional cuajado y de más experiencia e iniciaron gestiones en esa dirección con varios candidatos. A día de hoy, Fernando Hierro, actualmente en el Real Oviedo, es uno de los mejores posicionados para desembarcar en la UD, tal y como adelantó este periódico en su edición del pasado 19 de abril. Hierro, con una dilatadísima carrera profesional a sus espaldas, lleva varios años ya de rodaje en la banda, primero como ayudante de Carlos Ancelotti en el Real Madrid y ahora comandando el proyecto del Oviedo. Además, ejerció en los despachos como director deportivo de la selección española. Desde la zona noble del Gran Canaria admiten contactos aunque insisten en esperar a que finalice la temporada para dar novedades al respecto. El propio Hierro, cuestionado sobre el asunto, declaró estar centrado en su actual destino a la espera hasta que concluya la temporada en curso.

Hierro no tiene nada que ver con Márquez y viceversa. De ahí que las discrepancias abiertas en la dirigencia sobre las características del entrenador venidero estén en plena efervescencia. Incluso hay un desacuerdo patente en la decisión de mantener en el cargo a Quique Setién. Mientras que un sector considera «una temeridad» su permanencia, otro cuenta con el respaldo presidencial para mantenerlo los tres encuentros que restan de calendario.Claro ejemplo de que el debate va a tener posturas enfrentadas a la hora de definir la elección para dirigir el proyecto 2017-18.

En tanto, Ramírez privilegia acabar la campaña de la manera más digna posible luego de haber pregonado que el nuevo entrenador «ya está cerrado». La duda es si se impondrá la corriente que lidera Tonono y que cuenta con el beneplácito de los futbolistas o serán Toni Cruz y Helguera los que decidan.