Jornada 36

El Sevilla no hace los deberes y el Mallorca mantiene la fe