Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 2 de diciembre
Los jugadores italianos celebran el tanto de Berardi. Marco BERTORELLO / AFP
Italia le pone más ganas a la consolación
Liga de Naciones

Italia le pone más ganas a la consolación

La Azzurra derrotó a Bélgica con goles de Barella y Berardi y se hizo con el tercer puesto en la Liga de Naciones a pesar del sufrimiento final

Domingo, 10 de octubre 2021, 00:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En una época en la que la puesta en marcha de la Liga de Naciones ha reducido a la mínima expresión la presencia de los amistosos de selecciones ya resulta extraña, casi como un bulto sospechoso, la disputa de un partido sin prácticamente nada en juego. Italia y Bélgica se miden en el duelo por el tercer y cuarto puesto de la segunda edición del torneo, un premio absolutamente menor más allá de la estadística y el honor.

El mayor aliciente reside en la posibilidad de venganza para el combinado de Roberto Martínez, que fue eliminado por la Azzurra en los cuartos de final de la Eurocopa. Más allá de eso, el interés por ver como los hombres de Roberto Mancini han encajado su primera derrota tras 37 duelos seguidos sin tropiezo alguno, una plusmarca mundial que comenzó a gestarse allá por el mes de septiembre de 2018 y que contó con la conquista de la corona continental de por medio.

Pese a la sensación amarga de derrota que también impregna la concentración de la selección belga -en la que ya no están dos puntales como Hazard y Lukaku por sus problemas físicos- después de ver como Francia le remontaba un suculento 2-0 favorable al descanso, el despliegue de nombres de ambos equipos invita a disfrutar de un encuentro que tendrá mucho de aquellos amistosos que en estos tiempos prácticamente han desaparecido de las ventanas internacionales.

Las finales de consolación suelen resultar casi un castigo para dos equipos derrotados en el que se impone aquel que tiene un motivo más importante para superar la nostalgia. Esa fue la historia del duelo entre Italia y Bégica que decidía el tercer clasificado de la segunda edición de la Liga de Naciones. La Azzurra, impulsada por el hecho de jugar ante los suyos, salió más decidida y como en el enfrentamiento de cuartos de final de la Eurocopa, impuso su ley con tantos de Barella y Berardi, tras una pena máxima dudosa, ante un rival que pese a todo merece el reconocimiento de no haberle perdido nunca la cara al partido, como demostró el tanto del joven De Ketelaere que dotó de emoción al desenlace del partido.

Pronto se plasmó sobre el terreno de juego que el entusiasmo italiano en un encuentro casi intrascendente era superior al belga. Ya había manifestado Courtois tras la eliminación en semifinales que veía el duelo como un engorro innecesario. Sin tres puntales como De Bruyne, Hazard y Lukaku, los Diablos Rojos fueron sometidos en el inicio por la campeona de Europa, también sin pilares como Chiellini, Jorginho, Verratti, Insigne o el sancionado Bonucci, pero más obligada por la presencia de sus aficionados turineses.

Poco a poco se soltó Bélgica pero Batshuayi no es Lukaku y eso condiciona absolutamente el ataque de los hombres de Roberto Martínez. A ritmo de amistoso no terminaban de llegar las ocasiones y apenas Berardi obligó a la intervención de Courtois con un disparo lejano. Avisó también Raspadori, ante una gran oportunidad para reivindicarse en la punta del ataque transalpino, pero el que más cerca estuvo de cantar el gol fue Saelemaekers, otro meritorio que la pegó con clase pero se topó con la cruceta del marco defendido por Donnarumma.

Italia

Donnarumma, Di Lorenzo, Acerbi, Bastoni, Emerson, Barella (Cristante, min. 71), Locatelli, Pellegrini (Jorginho, min. 71), Berardi (Insigne, min. 91), Raspadori (Kean, min. 65) y Chiesa (Bernardeschi, min. 91).

2

-

1

Bélgica

Courtois, Denayer, Alderweireld, Vertonghen, Castagne, Witsel, Tielemans (De Bruyne, min. 59), Carrasco (Trossard, min. 87), Saelemaekers (De Ketelaere, min. 59), Batshuayi y Vanaken.

  • Goles: 1-0: Barella, min. 47. 2-0: Berardi, de penalti, min. 64. 2-1: De Ketelaere, min. 86.

  • Árbitro: Srdjan Jovanovic (Serbia). Amonestó a los belgas Vertonghen, Witsel y Alderweireld y a los italianos Di Lorenzo y Emerson.

  • Incidencias: Partido por el tercer y cuarto puesto de la Liga de Naciones disputado en el Juventus Stadium de Turín.

Tras un tramo de sorprendente juego duro a tenor de lo poco en disputa, el duelo entró en una fase anodina, marcada por el dominio territorial de Bélgica, en un escenario más propio de la escasa importancia del partido. Apenas un mano a mano de Chiesa, por el flanco izquierdo del ataque italiano, a pierna cambiada, que desbarató Courtois antes de la llegada de la pausa.

Tal y como sucedió al inicio del partido, los italianos salieron con un punto más en la segunda parte pero en esta ocasión les acompañó la puntería. Barella no desperdició un balón rechazado en la frontal del área belga tras saque de esquina y fusiló sin piedad para inaugurar el marcador. No se puede decir que Bélgica se rindiese a pesar de todo, pues Roberto Martínez recurrió a De Bruyne y a Batshuayi solo el larguero le negó la igualada.

Parecía en partido el combinado belga pero en esas entró en acción el desborde de Chiesa, que se plantó en área contraria y fue derribado por Castagne en un penalti muy riguroso. Ejecutó Berardi y aunque Courtois adivinó la trayectoria de un balón que llegó a tocar no pudo evitar que acabase en el fondo de la red. Entre Donnarumma y el palo, pues otra vez se interpuso la madera, esta vez ante el disparo de Carrasco, se encargaron de sofocar la reacción de Bélgica, que no obstante se acabó metiendo en partido ante la relajación local. Pateó en largo Courtois, De Bruyne, como casi siempre, encontró el hueco para De Ketelaere y la joven promesa del Brujas perforó finalmente el arco transalpino. Fue insuficiente y tardío, la consolación ya era para Italia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios