El Uni, el comienzo de algo grande

18/03/2019

Campeonas con unos números de récord y ascenso a la Segunda Nacional. El Universitario FC hace historia en su primer año de vida de la mano de Migdalia Rodríguez y pone en valor el deporte femenino

Una, dos y tres, Uni! Este era el grito de guerra del Universitario femenino antes de afrontar cada partido, y con el que celebraban las victorias que casi cada fin de semana conquistaban. Porque el equipo con el que con maestría dirige Migdalia Rodríguez ha arrasado la Liga Territorial sin miramientos. 108 goles a favor y solo cinco en contra, y 16 victorias en 18 partidos. Este es el arrollador balance que presentó el equipo capitalino al término de la competición y gracias al cual asciende a Segunda Nacional. «No fue tan fácil como puede parecer. Tuvimos que conjuntar un grupo nuevo en verano y eso siempre cuesta. Además, había equipos fuertes como Unión Viera, La Garita o el Femarguín», matiza Migdalia, quien, gracias a su trayectoria en el verde -colgó las botas hace solo dos años- ha ido haciendo contactos y desde que se supo que el Universitario le dejaba a los mandos de la sección femenina, muchas de sus ahora jugadoras no dudaron en coger el teléfono y ofrecerles sus servicios. «En julio estuvimos haciendo pruebas cada jueves a las 50 chicas que se presentaron», desvela Rodríguez.

Y el tiempo ha demostrado que acertó con la elección. «Mi condición ha sido el compromiso. Prefiero a una futbolista con menos calidad pero trabajadora y con ganas de ayudar que a una estrellita. Ellas lo saben porque me conocen y porque soy muy transparente», comenta sobre sus criterios a la hora de seleccionar a las futbolistas, muchas de ellas excompañeras. Y está más que satisfecha con el grupo confeccionado: «Al haber sido una de ellas hasta hace poco, me conozco las debilidades que existen. Son muy responsables y trabajadoras, y tienen un potencial enorme», elogia la entrenadora teldense.

Son las artífices de una espectacular temporada que les ha llevado al ascenso a la Segunda Nacional. Una categoría que les obligará a viajar entre islas y donde la exigencia subirá. Aun así, la ambición sigue siendo máxima. «Nuestra intención es imponernos también aquí», asegura Migdalia. Un anhelo que en realidad va mucho más allá. «Queremos ser una referencia del fútbol femenino en Canarias. Tenemos potencial como para hacer algo bonito, algo grande», sueña la preparadora. Un afán que comparte con toda la familia de la nueva entidad que preside Julio Suárez.

Es más, la pelea de Migdalia y de sus pupilas traspasa lo futbolístico. Es una lucha por la igualdad, por las ganas de demostrar que la evolución del deporte femenino es tan importante como imparable. «Queremos ayudar a fomentar el fútbol y el deporte en Canarias. Los municipios, la federación, las administraciones públicas, los medios... cada vez hay más conciencia de lo que somos capaces de hacer y la gente se está enganchando. Solo hay que ver las más de 60.000 personas que fueron al Wanda...», relata con pasión Migdalia Rodríguez, la líder de un grupo que sueña con elevar el papel de la mujer en el fútbol isleño a la altura que todas se merecen.

  • 1

    ¿De quién cree que es la culpa del pésimo arranque liguero de la UD Las Palmas?

    El presidente.
    El entrenador.
    La plantilla.
    De todos por igual.
    Votar Ver Resultados