Los jugadores franceses celebran el definitivo 2-3. / FRANCK FIFE / AFP

Liga de Naciones

Francia se cita con España tras una remontada de locura

El combinado de Deschamps levantó el 2-0 con el que se fue al descanso Bélgica en una segunda parte frenética y retará a La Roja en una final con mayúsculas

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Enviado especial a Turín

A Francia le va el rock'n roll. Los 'bleus' tuvieron que verse contra las cuerdas para corregir el errático planteamiento que realizó de entrada su seleccionador en una segunda parte frenética que acabó de nuevo con Bélgica lamentando otra oportunidad perdida por su generación dorada. El golazo de Theo Hernández sobre la bocina tumbó a los 'diablos rojos' y acordó la cita de Francia con España en una final de la Liga de Naciones que se perfila apasionante.

El punzante lateral del Milan, que creció en el Atlético, maduró en el Alavés y fracasó en el Real Madrid antes de levantar el vuelo como 'rossonero', abrochó un triunfo que parecía una quimera cuando la campeona del mundo en Rusia se marchó cabizbaja a la caseta tras ver cómo Bélgica ponía tierra de por medio con dos goles en la recta final del primer periodo. Pero Deschamps corrigió sobre la marcha y sus pupilos tiraron de raza.

El camino lo señaló Benzema con una diana marca de la casa. Mbappé lo alumbró redimiéndose desde el punto de penalti de aquella pena máxima que marró frente a Suiza en la Eurocopa. Y Theo cruzó la meta con los brazos en alto después de un Tourmalet futbolístico cuando el choque parecía abonado al tiempo suplementario.

Había sido ya noticia Theo cuando se conocieron los onces, porque él y Lucas se convertían en la primera pareja de hermanos que vestían al mismo tiempo la elástica de la selección francesa desde que lo hicieran Hervé y Patrick Revelli en los años setenta del pasado siglo. El milanista venía de cumplir años el miércoles 24 años y Deschamps le concedió un buen regalo. Se lo pagó con creces.

2 Bélgica

Courtois, Alderweireld, Denayer, Vertonghen, Castagne (Batshuayi, min. 92), Witsel, Tielemans (Vanaken, min. 70), Carrasco, Eden Hazard (Trossard, min. 74), Lukaku y De Bruyne.

3 Francia

Lloris, Koundé, Varane, Lucas Hernández, Pavard (Dubois, min. 92), Rabiot (Tchouameni, min. 75), Pogba, Theo Hernández, Griezmann, Benzema (Veretout, min. 96) y Mbappé.

  • Goles: 1-0: min. 36, Carrasco. 2-0: min. 40, Lukaku. 2-1: min. 62, Benzema. 2-2: min. 68, Mbappé, de penalti. 2-3: min. 90, Theo Hernández.

  • Árbitro: Daniel Siebert (Alemania). Amonestó a Vertonghen.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la segunda semifinal de la Liga de Naciones, disputado en el Juventus Stadium.

Porque Bélgica parecía haber resuelto el duelo justo antes del descanso. Y parte de la responsabilidad hay que atribuírsela a Deschamps, que falló en el planteamiento, con una defensa de tres centrales que necesita ajustarse más y una delantera que no entraba en juego porque la propuesta consistía más en evitar errores que en ir a hacer daño a Bélgica. Se vio nada más comenzar el partido, con un centro de Lukaku desde la derecha y un remate de De Bruyne que obligó a Lloris a sacar una mano milagrosa. En el otro bando, Griezmann oficiaba de enganche, una posición que a priori le beneficia, pero Mbappé y Benzema estaban desasistidos porque Francia andaba más pendiente de cerrar espacios que de construir como demanda la clase de sus estrellas. Así las cosas, Courtois fue un mero espectador en la primera mitad.

Todo lo contrario que Lloris, que afrontaba una noche tormentosa, pese a que Deschamps le había abrigado con dos capas muy tupidas al cerrar con cinco defensas y plantar una segunda línea en la que Griezmann sumaba su habitual sacrificio en labores de intendencia al músculo de Pogba y la disciplina de Rabiot. Pero Carrasco hizo saltar la muralla sacándose un conejo de la chistera. El futbolista del Atlético, carrilero desde hace ya tiempo en esta Bélgica, recortó por la izquierda y sorprendió a Lloris a contrapié golpeando con la diestra.

El mazazo dejó sonada a Francia, que no tardó en volver a besar la lona. Filtró esta vez De Bruyne a Lukaku, que se giró ante Lucas Hernández y rebasó a Lloris con un latigazo casi sin ángulo que reventó la malla.

De la agonía al éxtasis

Avanzó líneas Francia en la segunda parte y por fin sacó partido a sus delanteros. Griezmann ya había avisado de que el paso por la caseta había traído aparejado un propósito de enmienda. Pero fue Benzema quien resucitó un litigio que parecía tener veredicto revolviéndose en una baldosa antes de superar a Courtois con un golpeo tan certero como acostumbra el '9' del Real Madrid.

El trigésimo segundo gol del lionés con su selección, y el quinto desde que se ganó el perdón de Deschamps, espoleó a los 'bleus', que olieron sangre y fueron directos a la yugular de Bélgica. Tielemans se lo puso en bandeja con un penalti en una acción sobre Griezmann que pidió tirar Mbappé. El prodigio de Bondy cumplía 50 partidos con su selección y ni pestañeó antes de añadir otra muesca en su revólver.

Bélgica volvía a ver fantasmas por todos lados. No es extraño. Esta generación dorada se ha quedado con la miel en los labios demasiadas veces y el físico ya le pasaba factura. Más que a nadie a Hazard, que se fue renqueante y con cara de pocos amigos sin completar de nuevo otro encuentro. Francia estaba encendida y Courtois tuvo que agigantarse para evitar el desmoronamiento de sus compañeros.

A Bélgica ya no le quedaba otra que encomendarse a Lukaku, una bestia que no entiende de cansancio. El ariete del Chelsea marcó, pero en fuera de juego. Vuelta a empezar de nuevo. Pogba estrelló un libre directo contra el travesaño. El pulso era una maravilla. Y todavía quedaba la guinda. La puso Theo, que se regaló un golazo para celebrar sus 24 años. Un aniversario glorioso antes de encarar a España. El no va más.