Borrar
Directo Los Cabildos debaten la proposición de ley de iniciativa popular de volcanes
Supercopa / Final

El Athletic conquista la Supercopa liderado por el 'Rey León' Williams

La presión de Marcelino maniata al Barcelona, que se deja empatar dos veces antes de que el delantero sentencie en la prórroga

miguel olmeda

Sábado, 16 de enero 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Barcelona y Athletic se enfrentan este domingo (21:00 horas, Vamos) en la final de la Supercopa de España que se disputa en el Estadio de La Cartuja de Sevilla. Es un título menor, pero a los dos equipos les hace más ilusión que nunca porque vienen del barro. Allí llevan más de un año los culés, intentando salir de una enorme crisis deportiva e institucional. Los leones, que todavía tienen pendiente la final de Copa 2019-20 ante la Real, vienen de un mal inicio de Liga que costó el cambio de entrenador hace solo unos días.

El equipo azulgrana, que tendrá a Messi en su once titular tras ser duda hasta última hora, la afronta en su mejor momento de la temporada, después de tres triunfos seguidos a domicilio en Liga en este 2021 y con la inyección anímica que supuso eliminar el miércoles en Córdoba a la Real Sociedad en la tanda de penaltis tras el 1-1 de unos 120 minutos más o menos brillante a ratos, pero muy bien competidos. El conjunto rojiblanco también llega fenomenal de ánimo, aunque con un día menos de descanso, porque el jueves, en el segundo partido de Marcelino García Toral en el banquillo, tumbó al Real Madrid en Málaga (1-2) con dos goles de Raúl García.

El primer partido de Marcelino como entrenador del Athletic tras la destitución de Gaizka Garitano fue el pasado 6 de enero ante el Barça en San Mamés. Ganó 2-3 la escuadra de Ronald Koeman con más claridad de la que indica el marcador por juego y ocasiones creadas. Pero Messi, que ese día anotó un doblete y jugó a un gran nivel, no es seguro en Sevilla por un enigmático problema muscular que el club no ha hecho público, aunque ya se perdió por el mismo motivo la semifinal ante la Real. Este sábado se entrenó por la tarde con sus compañeros buscando sensaciones y decidirá antes del partido.

El precedente de Marcelino

Aquel día todavía no había tenido tiempo Marcelino de trabajar con sus nuevos jugadores. Le vino bien que se aplazara por la nieve el Atlético-Athletic del pasado sábado porque así dispuso de varias sesiones de entrenamiento para crear algunos automatismos que ya se vieron ante el Madrid, como la presión alta y un comienzo muy fuerte que, con el paso de los minutos y el 0-2 en el marcador, se transformó en una defensa férrea y solidaria.

Lo del técnico asturiano con el Barça es de ciencia ficción: se ha enfrentado en 22 ocasiones (17 en Liga y 5 en Copa) entrenando a Recreativo, Racing, Zaragoza, Villarreal, Valencia y Athletic con una única victoria en su historial de pulsos, ¡pero qué victoria! Con el Valencia, en mayo de 2919, se impuso 1-2 al Barça en la final de la Copa del Rey. Fue aquella la última final que ha jugado el Barça y la única que ha ganado Marcelino.

El Barça, que no podrá contar con los lesionados Sergi Roberto, Ansu Fati, Piqué y Coutinho a la espera de saber qué pasa con Messi, está viviendo la Supercopa con una ilusión poco habitual, señal de que los jugadores sabían que iba a ser complicado salir del pozo en el que se metieron en el triste curso pasado. De hecho, esta final la juega como segundo clasificado de Liga gracias al nuevo formato de final a cuatro que le ha dado otra oportunidad. Curiosamente, en la edición de hace un año en Arabia Saudí sí aterrizó como campeón de Liga, maldiciendo el formato que le obligaba a jugar una semifinal que perdió ante el Atlético. El Barça es el rey de la competición con 13 títulos, 8 de ellos en el palmarés de Messi. «Tenemos esperanzas en que pueda jugar Messi, pero hay que esperar al domingo para ver cómo reacciona su cuerpo, con él somos más fuertes, sin él nos falta algo», explicó Koeman.

El Athletic tiene las bajas de Yuri Berchite, Unai López y Nolaskoain, aunque Marcelino ya ha conseguido hacer que todos los jugadores se sientan importantes con su buena gestión de la plantilla. En su tercer partido al frente del Athletic ya opta a un título gracias al trabajo anterior de Gaizka Garitano y quiere ganarlo por los dos.

Es la tercera Supercopa de España que mide las fuerzas de los dos equipos, con un balance de 2-1 para el Barça, aunque la más reciente fue en 2015, con título para el Athletic tras ganar 4-0 en San Mamés y empatar 1-1 en el Camp Nou. El equipo azulgrana se impuso en las temporadas 83-84 y 2009-10.

A lo largo de toda su trayectoria a

En tres partidos en el banquillo de San Mamés, Marcelino García Toral se ha enfrentado al Barcelona, al Real Madrid y de nuevo al Barcelona. A priori, el inicio más complicado para que un nuevo entrenador instaure su estilo. Y, sin embargo, el estreno difícilmente habría podido ser más fructífero. El Athletic perdió en el debut del asturiano, que ya en su segunda noche eliminó al Real Madrid en la semifinal de la Supercopa. En su tercer partido

El Barcelona se había plantado en la final con un rendimiento in crescendo en las últimas semanas y tras recuperar a Messi. Así pues, la virtud del Athletic en La Cartuja fue todavía más grande: en la primera parte no dejó rastro de su rival azulgrana, que ni tuvo balón ni ocasiones en 45 minutos muy grises.

Barcelona

Ter Stegen, Dest (Mingueza, min. 46), Araujo, Lenglet (Trincao, min. 106), Alba, Busquets (Riqui Puig, min. 97), De Jong, Dembélé (Braithwaite, min. 87), Pedri (Pjanic, min. 87), Griezmann y Messi.

2

-

3

Athletic

Unai Simón, Capa (Berenguer, min. 80), Yeray, Iñigo Martínez (Unai Núñez, min. 95), Balenziaga (Lekue, min. 83), De Marcos, Vencedor (Mikel Vesga, min. 80), Dani García, Muniain, Raúl García (Villalibre, min. 83) y Williams (Morcillo, min. 106).

  • goles: 1-0: min. 40, Griezmann; 1-1: min. 41, De Marcos; 2-1: min. 77, Griezmann; 2-2: min. 90, Villalibre; 2-3: min. 93, Williams.

  • árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño): Expulsó con roja directa a Messi (min. 120). Mostró amarilla a los azulgranas Lenglet y Jordi Alba, y a los rojiblancos Dani García, Villalibre y Morcillo.

  • incidencias: Final de la Supercopa de España, disputada en La Cartuja de Sevilla, a puerta cerrada.

El 1-1 al descanso hacía justicia porque el Athletic no había merecido irse por detrás en el marcador, igual que el Barcelona no había merecido marcar. Pero marcó, ya en el 40, en una jugada que todos los equipos de España conocen a la perfección y casi ninguno es capaz de defender: Messi recibe en la frontal, abre a la izquierda para la carrera de Alba y el lateral se la devuelve al primer toque, limpia para el disparo. Como Iñigo Martínez interceptó desde el suelo el chut del '10',

Hasta ese momento, Messi no había recibido un solo balón en condiciones en campo rival. Mérito del Athletic, cuya primera parte, alternando

En la segunda parte el Barcelona ganó metros gracias a la posesión. Cuando parecía que conseguía sacudirse la presión rojiblanca, Raúl García le metió el susto en el cuerpo. Había marcado de cabezazo picado en una falta botada por Muniain, pero el VAR resolvió que había fuera de juego del navarro por cuestión de escasos centímetros, imperceptibles al ojo humano.

El aviso no frenó las intenciones del

De nuevo sin merecerlo el Barcelona se adelantó en La Cartuja. De nuevo con la asistencia de Jordi Alba, rasa y fuerte tras una pared con Dembélé, y de nuevo con la finalización de Griezmann, 'killer' en el área pequeña. El 2-1 parecía ya definitivo a trece del 90, más cuando tras el carrusel de cambios De Jong perdonó la sentencia al contragolpe, pero a este 'león' no hay que darlo por muerto hasta el pitido final. Y en el añadido

No se había cumplido el tercer minuto de la prórroga cuando Iñaki

La casi media hora restante fue un quiero y no puedo del Barcelona, que solo tuvo una de Griezmann, que remató fuera en el segundo palo. El Athletic incluso gozó de

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios