Luis Rubiales, presidente de la FEF, en una imagen de archivo. / efe

FEF

Archivada la querella contra Rubiales por falsedad documental

Se trata de la sexta acción judicial interpuesta contra el presidente del fútbol español en los últimos meses que acaba sin recorrido

colpisa
COLPISA Madrid

La querella contra el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, que interpuso la Federación Madrileña por falsedad documental ha quedado archivada, según han informado este jueves fuentes del organismo con sede en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Se trata de la «sexta acción judicial contra Rubiales de LaLiga o terceras asociaciones, personas o entidades vinculadas a ella, que como las demás, no ha tenido ningún recorrido», añaden desde la FEF.

El juzgado de instrucción número 10 de Madrid entiende que no existe ningún caso de falsedad documental por parte de Rubiales, como denunciaba Paco Díez, presidente de la territorial de Madrid. El auto es contundente al respecto de la limpieza de los movimientos de la FEF sobre la propuesta de ampliación de la Asamblea mediante miembros natos. Según la magistrada, se respetó la normativa de acuerdo a las leyes en el proceso auspiciado por Rubiales y su secretario general, Andreu Camps.

«Sabíamos que la denuncia no tenía ningún recorrido porque cada movimiento de la FEF se ajustaba a la norma, pero es una práctica habitual de los organismos contra Rubiales para presentarlo ante la opinión pública como una persona sospechosa y conflictiva. El presidente lleva soportando desde que accedió al cargo un rosario de denuncias falsas que acaban archivadas. Son los mismos satélites los que se encargan de distribuir las imputaciones entre los medios pero luego desaparecen cuando la Justicia falla en su contra», argumenta el abogado penalista Ramón Caravaca.

«Afortunadamente, todas estas acciones son desmontadas una a una por la Justicia, que finalmente triunfa, a pesar de los intentos de desgastar al presidente de la FEF para destrozar su imagen y manejar a su antojo la institución que dirige el fútbol en España», concluye Caravaca en lo que cabe interpretar como una crítica implícita a Javier Tebas, presidente de LaLiga.