Borrar
Secuencia el episodio vivido en el Silvestre Carrillo, tras la derrota del Mensajero frente al Llerenense (0-1): TV Canaria

Aficionados del Mensajero asaltan el campo tras la derrota y un futbolista del Llerenense es agredido

La secuencia más esperpéntica de este episodio la protagonizó un seguidor del conjunto rojillo que tuvo que ser apartado por un niño | El club palmero ha condenado los hechos en un comunicado

CANARIAS7

Lunes, 26 de febrero 2024, 18:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Varios aficionados del Club Deportivo Mensajero protagonizaron la secuencia más bochornosa tras consumarse la derrota del conjunto palmero ante la Agrupación Deportiva Llerense, en la cual después de decretar el árbitro la finalización del choque, asaltaron el campo con la intención de pegar a un jugador visitante. De hecho, uno de los futbolistas del conjunto pacense fue agredido en la trifulca que terminó diluyéndose poco a poco, aunque dejando tras de sí una de las imágenes más tristes de la jornada deportiva en las islas.

Una de las imágenes más impactantes fue la de uno de los hinchas palmeros que saltó al campo para agredir a un futbolista visitante y que terminó siendo apartado por varias personas, entre ellas un niño, aparentemente su hijo según algunas fuentes, que intentó detenerlo para evitar la refriega, tal y como se pudo comprobar en las imágenes captadas por TV Canaria.

Asimismo, otro aficionado rojillo se encaró con el mismo futbolista del Llerenense. Y es que el propio ente autonómico rescató durante la retransmisión del encuentro cómo este segundo hincha se acercó al jugador para a contiuación golpear su pecho mientras amagaba con agarrarle.

En este sentido, el acta arbitral recoge que unos quince aficionados locales saltaron al terreno de juego cuando acabó el partido. Llegaron a «empujar» a algunos jugadores visitantes. Incluso uno de ellos llegó a chocar con su pecho la espalda del colegiado.

Por su parte, la entidad mensajerista ha querido condenar los hechos en un comunicado en el que asegura que mostrar «su repulsa a cualquier conducta violenta de esta u otra índole y trabaja internamente en la erradicación de este tipo de prácticas, que no van acorde con los valores que se promueven desde el club«.

Asimismo, la afición del Mensajero «es modélica y los mentado hechos no representan a la masa social de un club centenario y con una trayectoria contrastada en el fútbol nacional«.

En lo estrictamente deportivo, la derrota frente al Llerenense supuso un paso atrás en las aspiraciones de un Mensajero que estaba experimentando una importante mejoría tras la llegada del entrenador Yoni Oujo y el desembarco de fichajes en el mercado invernal del calibre de Tana, albergando la esperanza de lograr la permanencia tras un más que solvente mes de febrero.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios