El Instituto Municipal de Deportes cuenta con más de 80 trabajadores en la actualidad. / c7

Un equipo comprometido con la ciudadanía y el deporte

22 años de existencia contemplan al Instituto Municipal de Deportes, que continúa con su crecimiento y revitalización, apostando por la eficiencia del servicio y un trato más directo con los clubes, deportistas y vecinos de la capital

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La transformación integral y continua del Instituto Municipal de Deportes ha alcanzado en los últimos años un ritmo exponencial gracias a su capital humano. Con más de 80 personas trabajando en las instalaciones y las remodeladas oficinas del organismo, la apuesta por el deporte y la actividad física en la ciudad es más que decidida, tras 22 años de existencia. No en vano, la inversión per cápita en deportes se ha cuadruplicado en los últimos 7 años, pasando de 11 a 43 euros por ciudadano.

Fruto de ese esfuerzo prolongado se traduce en distintas líneas de trabajo y mejora. Desde la revitalización de las nuevas oficinas, hasta la creación de una nueva web y de un portal-gestor de subvenciones, así como nuevos espacios de comunicación y salas polivalentes al servicio de los clubes, sin obviar herramientas digitales para simplificar los partes de trabajo a través de smartphones. Todo ello para potenciar la cultura deportiva, la salud y la actividad física en Las Palmas de Gran Canaria.

Cabe recordar que el IMD reforzó su plantilla recientemente con la incorporación de 28 operarios de instalaciones deportivas, algo que no se hacía desde 2003, potenciando aún más la gestión en el tejido deportivo con una plantilla que supera los 70 trabajadores.

«Los empleados del IMD son la mejor herramienta que posee el Ayuntamiento para promover la actividad física y el deporte en las instalaciones municipales», afirmó el concejal de deportes, Aridany Romero. «Prestigiar la labor pública es también darle a los empleados municipales las mejores condiciones de trabajo y con estas nuevas oficinas que cumplen ya dos años, lo hemos conseguido».

Las recién remodeladas oficinas cuentan en la actualidad con una superficie de ocupación en planta de unos 2.350 metros cuadrados y cuatro plantas, dos destinadas a garajes y las otras dos acondicionadas para las estancias, equipamientos e instalaciones en las que realizan su labor los trabajadores del IMD.

Asimismo, tanto la celebración de las juntas rectoras como las mesas de contratación del organismo autónomo se llevan a cabo en la nueva sala de juntas, que cuenta además con un sistema de videollamada.

Esta transformación integral y paulatina ha llevado a dotar al IMD de nuevos recursos, como la nueva sala de formación y conferencias. Un espacio de 117 metros cuadrados en el que se celebran reuniones no solo del instituto sino de las distintas federaciones que lo precisen, así como presentaciones y convocatorias informativas de distinta índole.

A ello se suma la nueva web del organismo, una moderna y dinámica plataforma que cuenta en su site con noticias de actualidad, agenda de eventos y la información más completa sobre el amplio inventario de instalaciones deportivas que dispone el IMD.

A su vez, el instituto sacó a la luz el pasado año el primer Portal-Gestor de Subvenciones a nivel local para potenciar y facilitar el acceso a subvenciones, ayudas y todo tipo de financiación tanto para las federaciones como para los clubes, deportistas y organizadores de eventos, habilitando una herramienta rápida, fácil y cómoda que al mismo tiempo agiliza la tramitación administrativa de las concesiones.

De esta manera, y a través de este portal , se podrá hacer seguimiento de distintas convocatorias como subvenciones al deporte adaptado, ayudas a las disciplinas tradicionales o a deportes individuales, así como concursos de obra pública llevados a cabo por el IMD, entre otras opciones.

Asimismo, el pasado mes de marzo, el organismo puso en marcha un nuevo aplicativo móvil para modernizar su sistema de control de incidencias en las instalaciones deportivas del municipio, haciendo entrega, además, de un móvil corporativo al personal para facilitar su uso. Con ello, se agiliza el procedimiento, se reducen los tiempos y se aceleran las actuaciones correspondientes que se precisan para arreglar o subsanar posibles anomalías en equipamientos públicos.

Según Romero, «seguimos dando pasos en hacer del IMD un verdadero organismo autónomo tal y como se ideó en el pasado. Es ahora, que cuenta con más dos décadas de existencia, cuando se ha erigido en un referente en la gestión deportiva».