El jugador senegalés Khalifa Diop posa en la sesión de fotos del Club Baloncesto Gran Canaria. / ACB PHOTO

Khalifa Diop: «Tengo más equilibrio y más calma en la toma de decisiones»

Esfuerzo y corazón. El canterano del Club Baloncesto Gran Canaria, de 20 años, da un paso al frente en la rotación para volver a sonreír en la ACB y seguir firme en la 'EuroCup'

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

-El Gran Canaria obtuvo tres victorias en los cuatro últimos encuentros disputados en apenas siete días. Es un buen balance tras los aplazamientos por el brote de la covid-19 y un impulso para ser optimista tras una mala dinámica en la Liga Endesa, ¿no?

-Sí, la verdad es que ahora mismo estamos cogiendo más ritmo del que teníamos porque recuperamos a Andrew Albicy y a Artem Pustovyi. Ahora estamos casi completos, solo nos falta John Shurna. Y eso se nota en los entrenamientos, se nota que estamos cogiendo más ritmo.

-Como comenta, el equipo claretiano acusó las bajas de larga duración de Andrew y Artem, sobre todo, en la Liga Endesa...

-Sí, lo hemos notado porque necesitamos a Andrew para jugar, él es nuestro director de juego, él es la cabeza, el que controla más cada momento para jugar bien los ataques. Lo necesitábamos, pero a Artem también. Perdimos muchos partidos en el último momento porque cada uno pensaba en tirar, con Andrew no es así. Él dirige las jugadas y todo el mundo toca el balón.

-Lo cierto es que costaba entender que, a pesar de las ausencias, proseguía ganando en la EuroCup, pero no en la ACB. ¿Por qué cree que pasaba?

-La verdad es que no lo sé. Pensaba mucho en por qué perdíamos tantos partidos seguidos en la Liga Endesa y luego cómo jugábamos en la EuroCup. Quizás es porque ahí lo haces más suelto y al ir ganando juegas más libre, mientras que en la ACB tienes la presión de ganar sí o sí. Así precipitas las cosas y eso nos estaba costando mucho.

-Tuvo grandes actuaciones frente al Obradoiro -ocho puntos, siete rebotes y tres tapones- y al Valencia. Se le vio más calmado en sus acciones. ¿Qué cambió con respecto a otros partidos?

-Lo que pasa es que ahora mismo estoy más calmado. Como ya tenemos a Artem, es como que hay alguien en mi posición que puede ayudarme cuando estoy cansado y tal. Puedo dar el 100% de todo, tengo más equilibrio y más calma en la toma de decisiones.

-Precisamente, en este último hizo sus mejores números -18 puntos y nueve rebotes en 22 minutos- en el primer equipo de un club al que llegó en edad cadete en 2017. ¿Está contento?

-Sí, estoy muy contento por haber logrado mis mejores números con el primer equipo. Ahora hay que seguir intentándolo para mejorar más todavía. Queda mucho por trabajar aún.

-¿Qué le dicen jugadores experimentados y compañeros en la pintura como Pustovyi y Oliver Stevic de cara a su trabajo diario?

-Me ayudan mucho en los entrenamientos. Si haces algo mal, te llaman y te dicen que no tiene que ser así o cómo colocarme. Te explican muchas cosas que tú cuando entras en la cancha piensas que son así. Tener compañeros así te ayuda mucho por su experiencia.

-A su compañero y compatriota Ilimane Diop le está costando un poco más la adaptación al equipo...

-Sí, la verdad es que él siempre ha jugado de cinco y ahora lo están cambiando al cuatro. Él no está acostumbrado mucho a eso, por lo que le está costando bastante. Está cogiendo ritmo y lo está haciendo muy bien en los entrenamientos, pero en los partidos parece que se pierde un poco.

-Este sábado (19.45 horas) toca visitar al Hereda San Pablo Burgos, que está en una situación complicada. Es clave sumar para volver a mirar hacia arriba...

-Sí, es lo que queremos ahora. Este partido es muy importante para nosotros, pero también para ellos porque no quieren bajar. Están en una mala racha y ambos queremos ganar. Será complicado.

-Antes recordaba que llegó en 2017 al Club Baloncesto Gran Canaria. ¿Cómo ha visto su progresión hasta ganarse los minutos en el primer equipo?

-Me han ayudado desde el minuto uno, desde la cantera con los consejos... Todos me han ayudado mucho. Savané también lo hace, a veces me llama para aconsejarme. Cojo todo lo bueno que necesito y lo aplico. En los entrenamientos intento entrenar cada día más para llegar lo más alto posible.

-La afición está entregada y enamorada de usted por su intensidad y su esfuerzo. ¿Qué le dice?

-No sé muy bien qué decirles. Le doy mil gracias a la marea amarilla porque nos están apoyando en los momentos más difíciles de los partidos.

-Chris Kramer y Dylan Ennis hablaron del «monstruo» Khalifa tras la victoria de prestigio frente al Valencia en Europa. Todos se alegran de que lo haga bien y la experiencia de sus compañeros le será útil...

-Me ayudan mucho. No pararon de darme consejos en ese partido contra el Valencia en los tiempos muertos. Eso te da más energía que luego muestras en el partido.

-¿Qué le pide su entrenador Porfi Fisac para mejorar?

-Me pide más calma porque a veces mis fallos son por ir demasiado rápido. Tengo demasiada prisa por hacer las cosas bien y eso hace que me piten faltas para no poder jugar más. Me pide que mire lo que hago, con tiempo, si veo a alguien solo que le pase y sino que bote y haga un mate. Es eso, que no vaya muy deprisa para no hacer falta en ataque o faltas porque así no podré jugar minutos.

-Le quedan tres cursos más de contrato en el Granca, pero ya se rumorea que podría ser escogido en la segunda ronda del próximo Draft de la NBA. ¿Piensa en su futuro o prefiere ir a día a día?

-Ahora mismo solo pienso en estar aquí, aunque mi sueño es jugar en la NBA. Primero quiero mostrar quién soy en la Liga Endesa y lo que puedo llegar a ser antes de ir a la NBA.

-Quería preguntarle por dos de sus amigos como son Edy Tavares y Olek Balcerowski, a quien parece que no le está yendo mal en Serbia. ¿Cómo los está viendo?

-Sí, lo estoy siguiendo y lo está haciendo muy bien. Hablamos y él está contento. Y ya quisiera yo tener la progresión de Edy, domina en el Real Madrid y es el mejor pívot de Europa, eso no es fácil.

-¿En qué jugador se fija para progresar?

-Desde pequeño, como no sabía nada de baloncesto, siempre decía Kobe (Bryant) todo el rato. Ahora, Joel Embiid y Bam Adebayo por su juego. Me gusta cómo juegan, cómo pasan el balón, cómo atacan el aro y todo eso.