Víctor Afonso, ayer, durante la entrevista. / JUAN CARLOS ALONS0

«Cualquier entrenador canario siempre sueña con el banquillo de Las Palmas»

Víctor Afonso, nuevo entrenador de la UD Tamaraceite, afronta una nueva etapa como técnico. Formado en el filial de la UD durante siete años, destaca su etapa junto a Simeone en el Atlético.

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

Doce temporadas como jugador y capitán en la UD Las Palmas. Siete años al frente del filial amarillo, siendo una figura importante en la decisión de subir al primer equipo a jugadores como Jonathan Viera y Vitolo. Defensor del fútbol de cantera. Un entrenador con experiencia internacional en el Lincold de Gibraltar -disputó fase previa de Champions League y Europa League-, en Arabia Saudí, China. «Al entrenador canario se le suele valorar más fuera», dice Víctor Afonso. Ha tenido ofertas de Omán, Egipto, y estuvo entre los candidatos para dirigir a la selección de la República Dominicana.

-¿Por qué el proyecto de la UD Tamaraceite?

-Recibí la llamada de su presidente, Héctor Ramírez, y me comentó que le gustaría que me hiciese cargo del equipo. Le dije que sí, que me gustaría entrenar de nuevo. Contaba con algunas cosas de fuera, pero no terminaban de concretarse. Llevo muchos años fuera de Gran Canaria, donde tengo mejor cartel, y me apeteció el proyecto que tienen para la próxima temporada.

-¿Fue exigente en la negociación o lo tenía claro?

-No, la única condición que puse fue la de trabajar junto a José Luis Padrón como ayudante técnico. Las plantillas la tienen que hacer los clubes y nuestro trabajo es tratar de sacarle rendimiento.

-¿David García volverá?

-No lo sé, el club no me ha comunicado nada. Me gustaría tenerlo, claro, pero pertenece al Arucas.

-¿Cuál es el objetivo que se marca la UD Tamaraceite?

-Lo digo muy claro, es el ascenso de categoría.

-Ha comentado que tiene mejor cartel fuera, ¿no se siente valorado en su tierra?

-En las experiencias que tuve en el extranjero valoraron mucho nuestro trabajo y eso te abre muchas puertas. La cultura del fútbol no es la misma en todos los países. Los entrenadores españoles gustan mucho en lugares como Arabia Saudí.

-¿Cómo le gusta que le identifique, por los resultados o por su modelo de fútbol?

-Creo que se pueden conjugar ambas cosas. Siempre hay debate sobre el estilo. Me gusta que mis equipos ganen siempre, y valoro el proceso y el camino para llegar a conseguirlo. El objetivo es ganar, esa es mi idea. Es cierto que cuando pierdes aceleras el camino hacia el aprendizaje. Me gusta que mis futbolistas sean ofensivos, pero un entrenador tiene que manejar todos los aspectos de un partido. No es lo mismo jugar bien, que hacer bien las cosas.

- Siete temporadas al frente del filial de la UD Las Palmas, ¿se cansó de esperar la llamada del primer equipo?

-No, entendí que era el momento de marcharme. No le reprocho nada a nadie. Siempre estaré agradecido a la UD Las Palmas, en especial al presidente Miguel Ángel Ramírez, a Nicolás Ortega y a Tonono, que fueron los que me dieron la oportunidad de aprender y crecer como entrenador. No me gustar mirar hacia atrás. Es cierto que hicimos las cosas muy bien y creo que ese momento pudo haberse producido, pero el club prefirió que fuesen otras personas.

-¿Cierra esa puerta de manera definitiva?

-Cualquier entrenador canario siempre sueña con el banquillo de la UD Las Palmas. Lo tendré hasta el día que me muera.

-Un año en el filial del Atlético de Madrid bajo las órdenes de un entrenador top como Simeone, ¿qué mensaje se le quedó grabado de esta experiencia?

-Me enseñó a ganar, ganar y ganar. Hay un lema de Luis Aragonés que te lo recuerda todos los días. Ese es el ADN del Atlético de Madrid. Todo lo que se hacía allí era para ganar. Entrenaban mucho mejor que cómo jugaban. Los entrenamientos eran muy preparados con una calidad impresionante. No se le escapa ningún detalle. Fue una etapa que me hizo aprender y formarme como técnico.

-¿Qué entiende por fútbol de cantera?

-Formación es ver con antelación lo que un jugador joven con talento te puede llegar a dar. Y para eso hace falta un buen departamento de scouting. Hay que apostar de forma convencida por los futbolistas de cantera. La UD Las Palmas siempre ha sido un club vendedor más que comprador y salvo algunos fichajes extranjeros como Brindisi, Morete o Conteras, siempre fueron los jugadores canarios los que destacaron; Germán, Guedes, Tonono, Molowny, Alexis Trujillo, Orlando, Valerón, Jonathan Viera, Pedri.

-¿Cómo analiza la temporada que ha hecho la UD Las Palmas?

-El cambio de entrenador le vino muy bien, porque el mensaje de Pepe Mel ya no llegaba al futbolista. Hizo un gran final de temporada, pero bajo mi opinión el Tenerife fue mejor en la eliminatoria. Ellos defendieron bien, es como saben vivir. Las Palmas sin balón sufre bastante. El trabajo de García Pimienta ha sido impresionante, y estoy seguro que seguirá así. Tiene claro cuáles los conceptos que quiere para sus jugadores. Ahora tiene tiempo de trabajar y mejorar la manera de jugar que él entiende que es más idónea para llegar al triunfo.

-Conoce bien a Vitolo, ¿es el momento idóneo para que regrese a la UD Las Palmas?

-Como aficionado te diría que sí y ojalá pueda venir, pero creo que le queda muchos años para competir al mayor nivel. Tiene que valorarlo muy bien. Está claro que en Segunda División formaría un pareja letal con Jonathan Viera y el sistema de García Pimienta le vendría muy bien.