Entrevista a Agoney El Pirata González

«Echo de menos el olor a césped del Virgen de las Nieves»

31/03/2020

Emblema del Tenisca, líder de la categoría, y uno de los jugadores más destacados del curso, relata en primera persona cómo vive el fútbol modesto la cuarentena.

— El estado de alerta se declaró justo cuando el Tenisca, su equipo, había recuperado el liderato de la tabla clasificatoria tras una victoria prestigiosa en el campo del Atlético Paso. ¿Cómo llevan el confinamiento?

— Lo llevamos como buenamente podemos, el club nos manda entrenamientos por correo electrónico e intentamos hacer lo que podemos. La premisa es que no estemos nunca parados, pero está complicada la cosa. Todavía no sabemos cuándo se va a reanudar la competición. Es complicado valorar nada. Yo tengo una pequeña parcela y hago bastante cardio, pero esto se hace jodido.

— Anímicamente, como para toda la población en todo el mundo, debe ser bastante complicado.

— Estamos bastante jodidos, llevamos ya más o menos el setenta y cinco por ciento de la Liga jugado. Se hablan muchos temas sobre la posibilidad de darse por nula la competición y eso nos preocupa bastante. Pero bueno, habrá que esperar a ver cómo se soluciona todo. Yo creo que esto no va para quince días más, va para largo. Y ahí nace mucha preocupación.

— ¿Y el equipo? Este parón puede cambiarlo absolutamente todo una vez retome la competición

— La verdad es que estábamos muy bien como equipo. A la vista está, la clasificación lo refleja. Estamos primeros y en la última jornada pudimos vencer en un partido muy importante para nosotros, en el campo del Atlético Paso por 2-4. Era una cita clave. Hicimos un partidazo. Estuvimos serios durante los noventa minutos y fuimos capaces de meter las ocasiones que tuvimos. Estábamos muy contentos. Salir de ese encuentro, con la dificultad que tenía, siendo líderes, pues imagínate cómo estábamos. Pero ahora todo es diferente, hay bastante preocupación y dar esta Liga por nula sería bastante duro después del temporadón que estamos haciendo. Rubiales, el presidente de la Federación, apuesta por acabar la competición en el campo sea como sea, pero nosotros lo vemos bastante complicado, tanto yo como mis compañeros y el cuerpo técnico. Pronto no será.

— ¿Qué mensaje le manda el club a los jugadores?

— Que estemos tranquilos. Que no paremos de hacer el trabajo que nos marcan y que, en teoría, todo sigue hacia adelante. Simplemente están esperando a un aviso de las entidades superiores para poder volver a los entrenamientos.

— En el apartado económico, el fútbol modesto siempre sale bastante perjudicado. ¿Cómo lo llevan? Hay muchas entidades deportivas que están aplicando un ERTE.

— Para mí y para mis compañeros, lo más duro es no poder ir a entrenar y a jugar, que es lo que nos gusta. Es lo que nos da vida. Me quitas el fútbol y es como si me robaran las piernas. No puedo estar sin él y es bastante jodido. Con respeto al tema de los ERTE y demás, yo lo veo bien. Si no trabajo, veo normal no cobrar. Los clubes modestos viven de las taquillas, rifas o las ventas que se hacen durante los partidos. Nosotros con el Tenisca no hemos tenido problema alguno, pero veo normal que se deje de cobrar si no se trabaja. Tampoco sé cuál es la solución, no hemos hablado nada del tema.

— Todos piensan en qué van a hacer el primer día que se levante la cuarentena. Usted habla de volver a entrenar, que eso es su vida. ¿Cómo va a sentir ese momento?

— No te voy a engañar. Echo mucho de menos el olor a césped en el Virgen de las Nieves. Llegar y que el míster nos diga: venga, prepárense para entrenar que hoy hace una tarde maravillosa para ello. Esto es lo que más extraño. Ahora mismo no quiero otra cosa la verdad.