Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de abril
Jesús Lasso, durante un acto institucional. C7
«El deporte me lo dio todo y la felicidad de conocer a mi mujer. Son 36 años juntos»

«El deporte me lo dio todo y la felicidad de conocer a mi mujer. Son 36 años juntos»

Polideportivo ·

Jesús Lasso será reconocido este lunes por el Cabildo de Lanzarote por su más de medio siglo de actividad informativa

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 25 de febrero 2024, 19:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Jesús Lasso (Arrecife, 1958) va a ser, por fin, profeta en su tierra. Este lunes, en la Gala del Deporte que organiza el Cabildo de Lanzarote, recibirá una distinción especial por su «profesonalidad e implicación» en la labor informativa que ha desarrollado durante más de 50 años y en beneficio y divulgación del deporte conejero, del que siempre fue defensor y portavoz. Lasso presume de ser de la vieja escuela («entré en los tiempos en que los referentes eran Segundo Almeida, Pascual Calabuig o Antonio Cruz») y del aprendizaje que obtuvo de los grandes maestros se hizo grande en el oficio.

–¿Cómo se siente ahora que es noticia cuando siempre vivió de darlas y no de protagonizarlas?

–Muchas veces me ha tocado dar premios y vivir actos de este tipo desde el otro lado. Ahora que el Cabildo de Lanzarote me ha otorgado este reconocimiento, todo lo que siento es emoción y agradecimiento.

–Mira para atrás y ...

–Pues pienso que han pasado ya muchos años desde que empecé en esto. Lo hice porque me encantaba la radio y no recuerdo bien cómo fue, lo cierto es que alguien me llamó para que colaborara en un semanario que se llamaba Canarias Deportiva. Hacía crónicas de fútbol, de Primera Regional y del Lanzarote, que se había fundado en 1970.

–Hablamos del año 1973. ¿Cuál era el mapa de entonces de las infraestructuras deportivas y actividades existentes en Lanzarote?

–Instalaciones no había nada de nada. Una cancha en un instituto, el campo del Lanzarote y poco más. Había fútbol, balonmano y algo de baloncesto. El crecimiento que ha tenido Lanzarote en materia deportiva desde entonces ha sido tremendo, aunque siempre queden cosas por mejorar.

–Nunca dejó su tierra y eso lo lleva con especial orgullo.

–Para mí ha sido una motivación llevar siempre el nombre de Lanzarote por todos los sitios en los que he estado. Y, aunque colaboré con medios de comunicación de fuera de la isla, siempre tuve claro que me quería mantener en mi casa y desarrollar mi profesión por y para Lanzarote y en Lanzarote. Oportunidades de irme seguro que tuve. Pero preferí hacer lo que he hecho y donde lo he hecho.

–¿Con qué se queda de todo lo que ha vivido en esta carrera profesional?

–El deporte me lo ha dado todo. Me ha permitido vivir momentos que me llevo para siempre, como el ascenso del Torrelavega a la máxima categoría del balonmano nacional en 1985, cuando estaban el Canteras o el Tres de Mayo. También la visita del Real Madrid en la Copa del Rey para enfrentarse al Lanzarote, algo impensable. Aquella vez descubrimos que era posible hacer una foto y que, en unos minutos, ya estuviese disponible en internet. Me quedo con los ascensos del Lanzarote... Pero la felicidad absoluta que me dio el deporte fue conocer a mi mujer, que jugaba al balonmano, y a la que conocí en 1987 cubriendo una fase de ascenso de su equipo. Desde entonces, 36 años juntos. Así que más no puedo pedir.

–¿Puede destacar, además de a su mujer, las personas que más le han marcado en el ejercicio de la profesión?

–Joaquín Ruiz y Jesús Casanova en el balonmano y José Luis Mendilibar y David Amaral en el fútbol. Tuve, también, la suerte de conocer y tratar a Pascual Calabuig, que venía mucho a Lanzarote. Después sí, conocí a muchas personalidades del deporte, pero las influencias vinieron de los que he nombrado tanto por su humanidad como por su competencia.

–¿Hablar e informar de deporte le facilitó estar al margen de presiones o intereses que pudieran menoscabar su independencia?

–Puedo decir que en los más de 7.000 programas radiofónicos y 900 retransmisiones, además de mis incursiones en la prensa escrita y televisión, jamás me salí del camino que tratar de informar con el mayor rigor y veracidad posible. He de decirlo, tampoco recuerdo haber sufrido presiones o amenazas de ningún tipo. Y si algo de esto ocurrió, tan poca importancia le concedí que ni las tengo en cuenta.

–Dejó la radio pero sigue al pie del cañón con eventos y al frente de gabinetes, siempre con el deporte de por medio. ¿Cuál es el secreto para esa ilusión inagotable?

–Que te guste lo que haces. Llevo 6 años fuera de la radio, aunque me sigue gustando, pero ya desde el otro lado. Ahora estoy con el Club Náutico de Arrecife y ando metido también en la Lanzarote International Cup de fútbol... Me considero un privilegiado y vivo el día a día con todo el empeño y entusiasmo que tengo, siempre tratando de hacer mi trabajo lo mejor posible.

–Y así hasta que el cuerpo aguante...

–(Ríe) El tiempo pasa para todos y por eso es importante disfrutar de cada momento.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios