Expedición Atlas Sáhara

De la roca al desierto

    Cargando reproductor ...
20/12/2017

La expedición grancaria que recorre del Atlas al Sáhara completó el último paso antes de adentrarse en las arenas del desierto. Las gargantas del Todra fueron el escenario de una jornada de escalada en roca.

Las accidentadas gargantas del Todra, barrancos de piedra que se cruzan esculpidos por el agua de la cumbre del Atlas, sirvieron de entorno para la escalada vertical por una vía ferrata de más de 200 metros. Nicolás García Hemme, con experiencia en la sierra madrileña, disfrutó de su primera vía ferrata en un lugar idílico para ascender por la roca.

Tras las consignas del jefe de la expedición, Javier Cruz, técnico de alta montaña, el grupo de montañeros completaron la impresionante vía ferrata del lugar, condicionados por el viento y las bajas temperaturas de las primeras horas de la mañana en el este de Marruecos. «He disfrutado mucho de la jornada. En Madrid cada vez que puedo me escapo a la sierra con los amigos a escalar, pero nunca había hecho una vía ferrata y ha sido impactante hacerlo en este lugar y con estas condiciones. Una jornada así, escalando por la piedra del Todra, enriquece el viaje que estamos haciendo desde el ascenso al Toubkal (4.167 metros) hasta las arenas del Sáhara», aseveró el campeón de taekwondo, que reconoce que repetirá la experiencia al regresar a casa.

De la roca al desierto
La isla, un referente

Gran Canaria es un lugar único, no solo en el archipiélago sino a nivel nacional, en cuanto a variedad y riqueza de vías ferratas se refiere. Por ello, Nicolás seguirá practicando en la isla tras la experiencia en el Todra. «Me ha parecido muy divertido, por lo que estoy deseando llegar a la isla para poder hacer algunas de las vías ferratas míticas de allí, tanto en la costa como en la cumbre de Gran Canaria», afirma Nicolás.

Javier Cruz, por su parte, se mostró satisfecho con la jornada, así como por el rendimiento del grupo tras largas y duras jornadas de viaje por Marruecos. «La experiencia de Nicolás en escalada ha posibilitado que la jornada fuese menos complicada y se ha disfrutado más por el grupo. El entorno natural y las posibilidades que ofrece Marruecos hace que se pueda ascender montañas de más de 4.000 metros, escalar en roca como hemos realizado hoy (por ayer) o hacer una travesía por el desierto. Todos estos condimentos hacen que esta expedición tenga un componente de multiaventura con varias disciplinas a las que Nicolás se está adaptando perfectamente», afirma Cruz.

En las puertas del desierto.

Después de recorrer las afiladas gargantas del Todra, la expedición patrocinada por el Cabildo de Gran Canaria y la Fundación UD Las Palmas se trasladó, una vez superada la cordillera del Atlas, hasta el pueblo de Merzouga, una de las puertas de entrada al desierto. La tercera etapa del viaje cambia radicalmente de escenario, pasando de las gélidas nieves de la cordillera montañosa del norte de África hasta llegar a un paisaje lunar: las áridas arenas del Sáhara. «Nos adentraremos acompañados por los tuareg, los pobladores del Sáhara, pastores de camellos y lugareños del interior del desierto, hasta llegar a pequeños oasis o asentamientos nómadas», asegura Javier Cruz según está previsto en el plan de viaje. «Serán jornadas duras por la arena, completamente diferente a lo que se ha vivido hasta ahora. Nos tendremos que adaptar a las condiciones de vida de los lugareños para sobrevivir en un entorno tan extremo», anuncia Cruz.

  • 1

    ¿Que resultado cree que obtendrá la UD Las Palmas este domingo en su partido contra el Málaga, líder de segunda?

    Gana.
    Empata.
    Pierde.
    Votar Ver Resultados