«Crecer desde la base», un eslogan que define el sentir del nuevo Telde

24/06/2019

La filosofía de la plataforma que pretende resucitar a este histórico en decadencia va encaminada a potenciar la cantera como primera medida para recuperar deportivamente a un club en sus horas más bajas.

La UD Telde está viviendo uno de los momentos más difíciles de sus 54 años de vida. La temporada pasada acabó con el primer equipo expulsado de la Primera Regional y su descenso a la división más baja del fútbol español. El juvenil también perdió la categoría tras haber sumado solo un punto en toda la Liga. Y la historia se repite con el cadete, infantil, alevín... equipos que apenas han logrado concluir la campaña, obligados a hacer equilibrios con jugadores de menor edad para completar las alineaciones. Un drama que la plataforma Por la Renovación de la UD Telde está dispuesto a arreglar. Esta plancha está formada por jóvenes exjugadores y teldenses cuyo amor por este histórico les ha hecho reaccionar ante la gravedad de la situación. Llevan 10 meses de arduo trabajo luchando por coger las riendas de una entidad cuya actual directiva se resiste a soltar a pesar de que su abandono es total.

Francisco Navarro y Daniel Ascanio acompañan a Juan Francisco Morales, Ismael Pérez, Roberto Medina, Antonio Juan Hernández y Leandro Asis en la aspiración de salvar a esta entidad, que ha militado en Segunda B y por el que han pasado figuras como Pepe Juan Suárez, Noly o Roque Mesa, entre otros muchos ilustres, de una más que probable desaparición. Navarro y Ascanio, exjugadores del Telde, se ocuparán de la parcela deportiva. Llevan toda la vida ligados al fútbol (el primero pasó por la cantera de Las Palmas y el segundo sigue en activo en el Longueras) y quieren poner su dedicación y entrega al servicio de un club cuyos problemas deportivos son tan acuciantes como los económicos. «Lo primero que haremos es que los niños que hace dos o tres años se fueron porque no veían futuro en el Telde, vuelvan a casa. Crear un club donde se ofrezca formación y diversión en un entorno saludable con entrenadores preparados, relata Francisco. Para ello, y pese que todavía no saben cuándo podrán tomar las riendas de la entidad, han realizado un trabajo que les permite vislumbrar con optimismo el futuro. «Lo tenemos prácticamente todo. Hemos hablado con técnicos, jugadores, patrocinadores... Estamos listos para entrar y hacer funcionar el proyecto», indican.

Esta plataforma tienen como eslogan crecer desde la base, y esa es la filosofía que implantarán en el Telde una vez que tomen el mando. «Queremos recuperar la cantera. Vamos a sacar a un conjunto por categoría y no se repetirá lo de este año en la que todos los equipos estaban cojos. Hay muchos padres y niños que nos han confirmado que van a venir», explica Ascanio.

Una serie de iniciativas que tienen como fin último recuperar el sentimiento de pertenencia de los teldenses con el club más importante de la ciudad. «Intentamos que el cariño y el sentimiento por el Telde sea el principal poder atracción para que, a pesar de empezar en una categoría tan baja, entrenadores y jugadores quieran sumarse al proyecto. Es el representativo de una ciudad de más de 100.000 habitantes y tenemos que recuperar el vínculo entre la afición y el equipo», exponen los impulsores de la parcela deportiva de un club que, aunque vive sus horas más bajas, tiene la suerte de contar con jóvenes valientes y emprendedores como los integrantes de Por la Renovación de la UD Telde cuyo amor irreductible por sus colores les impide permitir que la dejadez e inacción de la actual directiva acaben con 54 años de historia.