Baloncesto: Liga Endesa

Un derbi para escapar del abismo

09/03/2019

Nada le puede sentar mejor al Herbalife Gran Canaria a estas alturas, donde coquetea con el descenso, que ganar un derbi. Ese es el gran reto para este domingo (18.30 horas, #Vamos, dial 8 de Movistar) para un grupo claretiano sin demasiada experiencia para lo que se le viene encima en la recta final de temporada: escapar del abismo.

Las cuentas para no perder la categoría solo salen ganando. Trece son las finales que le aguardan al Granca y esta tarde mismo ya tiene una de ellas. Una de las grandes.

Y para complicarlo todo un poco más, el Herbalife no podrá contar con uno de sus referentes. Se cae de la rotación Eulis Báez, el capitán que, aunque lo ha intentado, no ha superado su lesión muscular. Su puesto lo ocupará Siim-Sander Vene, el ala-pívot estonio que hasta el momento no ha brillado precisamente con los amarillos. Tampoco estarán en La Laguna Pasecniks ni Fischer, bajas confirmadas ya hace semanas. Ni tampoco Magette, aunque ya pocos se acuerden del base.

El resto será el encargado de dar la cara en el Santiago Martín, donde le espera como siempre un ambientazo de gala y un Iberostar Tenerife que tampoco atraviesa por su mejor momento, pero sin preocupaciones clasificatorias, más allá de mantener su puesto de Playoff al título.

Sin duda, toca dar la cara de una vez. Da igual el escenario hostil. Da igual el rival. Si el Granca quiere seguir en la ACB tiene que dar un golpe sobre la mesa y hacerlo ya. Lo saben todos. Empezando por Víctor García, el entrenador jefe al que se le reduce el crédito si el equipo no es capaz de lograr hoy un triunfo. Lo saben los veteranos como Balvin, Rabaseda, Paulí o Erisson, los que por cuestión de galones deben tirar del carro. Y también lo saben los recién aterrizados Wiley y Jefferson, con ganas de destacar en las dos mejores competiciones de Europa en el poco tiempo que tienen para hacerlo.

En la otra esquina, en su guarida, lo aguarda un Iberostar Tenerife ya acostumbrado a codearse con los de arriba, pero que no llega en su mejor momento de forma. La derrota en la ida de los octavos de final de la Champions League (69-57 con el Promitheas Patras griego) puede descentrar al grupo de Txus Vidorreta, que tendrá que remontar esa renta la semana que viene en su casa para seguir adelante en su competición europea favorita.

Además, no contará el técnico vasco de los aurinegros con la participación de Javier Beirán, una baja de empaque teniendo en cuenta su pasado claretiano y la brillante temporada que está realizando con el Iberostar. El alero madrileño, el segundo más valorado de toda la Liga Endesa (16,6 de media), sufre una rotura fibrilar en el músculo peroneo lateral largo, tras un rodillazo en el partido de esta misma semana, y verá el duelo desde la grada.

Sí estará sin embargo Colton Iverson, la mayor amenaza de hoy para los amarillos. Su momento de forma (es el cuarto jugador más valorado del curso con 16’4 de media y el segundo en lo que a rebotes se refiere, con 7’24 por choque) obliga a las torres amarillas a multiplicar esfuerzos, teniendo en cuenta los muchos puntos que recibe en cada duelo.

Lógicamente es mucho más el Iberostar que Beirán e Iverson. Es, a estas alturas, uno de los más difíciles de tumbar en la ACB, donde se ha consolidado año tras año. Pero el Granca, posición en la tabla a un lado, también lo es. Y este domingo tiene la ocasión perfecta para demostrarlo.