Baloncesto

Pedro Martínez y doce más

27/05/2019

Prioridad máxima en retener a Pedro Martínez. El Herbalife Gran Canaria no piensa en nadie más para llevar las riendas técnicas del, como mínimo, curso que viene que no sea el profesional catalán. Una afirmación y realidad que sabe perfectamente el entrenador de Barcelona, el que tiene la última palabra para que así sea.

«No se va a tardar en saber. Ni el club lo va a permitir, ni yo tampoco quiero dilatar muchísimo tiempo mi respuesta para no perjudicar a nadie», declaró el propio Martínez hace unos días.

«Espero que, a lo sumo, en dos semanas sepamos todos dónde estamos y que el club pueda trabajar conmigo de entrenador o con otro entrenador», añadió además de resaltar que «la predisposición es buena, por parte mía y por parte del club. A nivel personal tengo que hablarlo con mi familia, que es importante».

Martínez llegó para sacar del apuro al Granca y cumplió de sobra. El equipo fue otro de la mano del catalán, pero no le quiere retener por estos últimos meses ni mucho menos. Sus temporadas al frente del equipo claretiano siempre han sido sinónimo de éxitos y cerrar lo antes posible su renovación sería el gran primer paso para empezar a confeccionar la nueva plantilla.

El verano será largo, como de costumbre, en los despachos de la Vega de San José. Comienza desde ya el trabajo más duro para Berdi Pérez, el director deportivo de la entidad isleña que aguarda estos días la respuesta de Pedro Martínez, su primer objetivo. Luego habrá que recomponer un equipo que sufrió sobremanera este curso, mermado por la exigencia de la Euroliga.

En ese sentido, solo tres jugadores siguen con contrato en vigor. Son los casos de Xavi Rabaseda, Oriol Paulí y Marcus Eriksson. El resto de la plantilla han cumplido sus respectivas vinculaciones, aunque en algunos casos existen opciones de renovación. En esa situación, por ejemplo, se encuentra Eulis Báez, el ala-pívot que renovó por una temporada –la que ya pasó– y opción a otra. Una vinculación que, por lo tanto, se puede romper por alguna de las dos partes (club o jugador). El dominicano no solamente está identificado con los valores del club sino también con la isla, donde reside junto a su familia muy a gusto.

A pesar de sus 37 años, su rendimiento ha estado muy a la altura este último curso, aportando como siempre dentro y fuera de la cancha.

Sin embargo, la prioridad por méritos deportivos se llama Jacob Wiley. El ala-pívot californiano ha brillado en la plantilla amarilla y en la exigente ACB desde que aterrizara en la isla. Sus números han sido notables: 16.5 puntos, 5.2 rebotes y 16.5 de valoración final (el que más, de sobra del equipo) de media en sus 14 partidos. Cifras que hablan por sí mismas y que harán más difícil aún el deseo de retenerlo.

En cuanto al futuro del resto de la plantilla se irá desvelando durante los próximos días. En los casos de Siim-Sander Vene o Nikola Radicevic, todo apunta a que no seguirán por su escasa aportación desde que se incorporaron al equipo. Kim Tillie fue de menos a más durante el curso; DJ Strawberry firmó un curso regular, al igual que Clevin Hannah; Anzejs Pasecniks ha dado otro paso atrás; a Luke Fischer ya casi ni se le recuerda por aquello de su lesión; a Luke Nelson no se le pudo ver; el curso de Ondrej Balvin ha sido irregular, y el mensaje de Albert Oliver tras el último partido de liga en el Arena sonó a despedida, aunque en su caso nunca se sabe. Todo se irá desvelando poco a poco. Lo seguro es que habrán salidas. Y, por lo tanto, fichajes.

El club pedirá plaza en la EuroCup

Aunque este curso el Herbalife Gran Canaria se ha quedado fuera de los puestos europeos, la entidad claretiana pedirá de manera formar jugar en la próxima EuroCup, competición que se reserva tres wild cards (invitaciones). El caché del conjunto isleño a nivel europeo es grande, con lo que se espera que sea uno de los elegidos para formar parte del segundo torneo más importante de viejo continente tras la Euroliga. El Granca ha jugado una Euroliga, la de esta edición, cuatro de la extinguida ULEB Cup (de la 2003-4 a la 2007-8) y ocho ediciones de la EuroCup) donde disputó la final en la temporada 2014-15, y fue semifinalista en la 2015-16.

Su última participación fue en la temporada 2017-18, donde alcanzó los cuartos de final con un balance de nueve victorias y otras tantas derrotas. Cayó eliminado con el Lokomotiv Kuban Krasnodar al perder en los dos encuentros que se enfrentaron contra los rusos, el primero por 79-74 y el segundo por 59-80).