Entrevista con... Enrique Moreno

«No voy a dimitir, voy a seguir peleando por este club»

13/02/2019

Ni dimisión, ni descenso. El máximo dirigente de la entidad claretiana da la cara para analizar la difícil situación en la que se ha medido el equipo, antepenúltimo de la Liga Endesa con solo una victoria de ventaja de la zona de descenso. No para de repetir que para salir de abajo toca «trabajar duro», además de pedir el apoyo de todos, «los que critica y los que no».

— ¿La derrota del pasado domingo ante el Delteco ha sido la más dura de su etapa como presidente?

— Hemos tenido muchas derrotas duras durante los muchos años ya de historia. Son ya 25 en la ACB seguidos y en ese periodo hemos sentido dolor también, no todo han sido alegrías, pero sí que es verdad que como presidente fue la más dura, pero no por la derrota en sí mismo, ya que en la Liga Endesa cualquiera puede ganar a cualquiera, pero sí por la circunstancias que se daban en ese encuentro. Era un partido, en principio, para recuperar nuestra autoestima y crecer, y al final nos ha dejado tocados... pero no hundidos.

— ¿Habló con la plantilla tras el duelo? ¿Cómo están los jugadores?

— Habitualmente suelo hablar con ellos, tanto antes como después de los partidos y también durante la semana, ya que suelo venir a los entrenamientos. Fue un domingo duro. Los jugadores estaban, y hablo en general, tristes y dolidos porque se les había escapado una victoria importante. Hicimos una buena primera parte, en la segunda no empezamos mal pero terminamos desconectados, perdiendo una serie de balones, tiros que no entran... Al final te ves en una dinámica que no nos gusta.

— Alguno, incluso, lloró.

— Sí, hay algunos que por su sensibilidad propia pues lo sufren o lo dejan ver de esa forma. Sinceramente lo que vi es a un grupo humano muy tocado y hundido pero también autocrítico, pensando que tienen que hacer más, que lo saben, y que están intentando gestionar esa frustración que les ha producido esa derrota.

— «Hay que trabajar y pelear, y el que no quiera, que no lo haga, que se siente y no lo haga. El que esté cansado en la pista que se salga». Son palabras de Eulis Báez.

— Sí, lo que pasa es que hay declaraciones que no deben sacarse de contexto. Eulis es capitán, lógicamente un líder dentro del vestuario a todos los efectos, y sus palabras van a misa. En ese sentido, creo que va buscando que seamos autocríticos y autoexigentes, que busquemos lo mejor y que cada jugador de el máximo que pueda. Eso no quiere decir que no lo den, porque no creo que sea un problema de esfuerzo sino de que cuando te vienen estas dinámicas negativas es muy complicado salir de ellas.

— Uno mira la clasificación y duele ver al Granca tan abajo.

— Antes que presidente soy aficionado y claro que duele mucho. Nunca hubiera pensado que a estas alturas de la temporada estuviéramos así, pero esto no es más que una piedra en el camino que tenemos que quitarla aunque sea a patadas para salir de ahí. Y hay que hacerlo con trabajo, sin buscar excusas sino soluciones para que el equipo crezca a modo de victorias, porque yo creo que esto se arregla con dos triunfos seguidos. Estamos donde estamos y tenemos que asumir la realidad. Hay que cambiar eso y ahora tenemos dos semanas que nos vienen muy bien para gestionar esa frustración y también el cansancio.

— También le dolerá eso de «directiva dimisión» que grita la grada.

— Es parte del cargo, no me queda otra. Pero por supuesto que me duele, porque cuando te nombran presidente de este club asumes una responsabilidad y lo haces en todas las facetas de gestión del club. Me duele que lo griten, no lo puedo evitar, pero también entiendo que la gente cuando está descontenta se queje, es lógico. Yo salí muy fastidiado el pasado domingo, hacía muchos años que no salía así de un partido pero el lunes a las nueve de la mañana estábamos trabajando ya en el Gran Canaria Arena. Hay que seguir trabajando, porque pidan la dimisión de la directiva o no, yo no voy a parar porque no es mi estilo. Mi estilo es trabajar.

— Vamos, que no se le ha pasado por la cabeza dimitir.

— No, para nada. No se me pasa por la cabeza porque lo primero que hay que hacer es sacar a este equipo de donde estamos, que suba los peldaños necesarios para que podamos terminar la temporada de una manera tranquila. Al final la Euroliga ha sido un premio con cierta trampa, como estamos viendo. Pero bueno, yo no voy a dimitir. Lo que voy a seguir es peleando, trabajando y luchando por este club.

— Ni usted ni nadie, supongo.

— No se ha hablado de ningún tema de dimisión, se ha hablado de trabajar. Nadie tiene que pensar en dimitir. Lo que hay que seguir es trabajando.

Cargando reproductor ...

— Bueno, Josito sí que lo hizo.

— Josito era un profesional contratado por el club que llevaba diez años con nosotros, era un profesional al que le contratas una actividad específica, en su caso la de animación, y llega un momento que, por situaciones personales, decide que prefiere descansar. Es respetable y lógicamente este club lo aprecia por los años que llevaba con nosotros y por ello hemos respetado su decisión.

— ¿Se están buscando refuerzos para la primera plantilla?

— Sí, llevamos ya tiempo persiguiendo la posibilidad de incorporar algún jugador que nos dé un plus. Ahora tenemos 15 días en los que vamos a estar sin ACB, lo que te permite que, si llega algún jugador, pueda adaptarse en menos tiempo. No te puedo decir si una o dos, pero sí que estamos pensando en incorporaciones. En ello está Berdi, que es el que sabe de esto.

— Hay dinero para fichar entonces.

— Estamos obligados a cumplir un presupuesto, que se aprobó en su momento, y en ese presupuesto nos movemos. Sí puedo decir que en situaciones de urgencias tiramos de ese presupuesto y tenemos siempre una bolsa para estas ocasiones. Berdi ya sabe las cifras en las que se puede mover y le permita traer a gente que nos pueda ayudar.

— ¿En el sentido de fichajes, Víctor García seguirá en su puesto hasta final de temporada, no?

— Sí, no hay ninguna duda en ese aspecto. El técnico va a seguir hasta el final de temporada.

— ¿Qué le dice la afición en la calle o en el pabellón cuando le ve?

— Hay división de opiniones. En la mayoría de los casos te trasladan ánimos y te invitan a seguir trabajando. Luego hay otra parte del público que se queja y que a lo mejor no entiende que esta situación no depende ni de un presidente, ni de un director deportivo, sino de que estás jugando dos competiciones que te han lastrado con múltiples situaciones; lesiones, viajes, desgastes... Situaciones que no controlas hasta que no llegan. El otro día ante el Delteco, por poner un ejemplo, se nos lesionó Marcus un día antes del partido...

— ¿Y qué les dice usted?

— Lo que sí me gustaría es que la afición entienda que ahora mismo es fundamental. Sin ellos no somos nada. Necesitamos el apoyo de todo el mundo, de los que critican y de los que no. Al final de temporada llegará el momento de hacer valoraciones.

— ¿Incluso a los que critican?

— Es que en ese aspecto yo no puedo criticar a los que critican al club porque están en su derecho. Pero también digo que yo nunca criticaría si estuviera en el otro lado, porque el mismo director deportivo al que hoy se le grita «fuera» es el que nos ha llevado a la Euroliga, y la mayoría de los jugadores a los que hoy se les critica y le pitaron el domingo son los mismos que nos llevaron a la Euroliga... No son tan malos, lo que pasa es que no siempre uno está como quiere y cuando estás perdiendo y sientes un exceso de presión pues al final el jugador también es una persona como cualquiera. Por lo tanto, le diría a todos los críticos, con todo el respeto del mundo, que lo dejen para el final de temporada, que ahora les necesitamos a todos. Necesitamos llenar el Arena, llenarlo de aliento, de apoyo y calor hacia el equipo. No me valen los pitos al equipo en este momento.

— ¿Es optimista de cara a lo que resta de temporada?

— Si dejo de ser optimista sería malo. Y tenemos que serlo todos. Esto se saca con ilusión, ganas, trabajo y sobre todo pensando en positivo. Si empezamos a ponernos negativos sí que no lo sacamos. No está nada perdido aún.

— ¿El descenso de categoría significaría la muerte deportiva del club que preside?

— No me puedo poner nunca en ese caso. Creo que no, este club tiene mucha solvencia y una estructura muy consolidada en la sociedad, además de unas categorías de formación muy importantes, así que no creo que significara su muerte. Pero no lo pienso ni me pongo en el caso.

— Hace poco se ha incorporado la figura de Juan Carlos Arteaga al club. Categoría y experiencia en el arbitraje le sobran. ¿En qué va a ayudar a la entidad?

— Dentro de los profesionales que habitualmente el club contrata para distintas funciones, nos pareció una buena idea tener a un asesor arbitral a efectos de los propios informes sobre los arbitrajes. Y luego también para un tema muy importante que es la formación de nuestra categoría inferiores. Para mí la función fundamental es esa, que nos va a hacer un trabajo educativo desde el equipo EBA hacia abajo, en el sentido de dar formación a toda la cantera. Creo que son cosas que ya enseñan los entrenadores, lógicamente, pero que un árbitro del prestigio de Juan Carlos puede explicar más claramente, además obviamente de esa normativa arbitral que se nos pueda escapar al resto. Es un profesional que no está en nómina del club, sino que tiene un contrato por prestación de servicios externos, de aquí al 30 de junio, y luego ya se verá.

  • 1
    Cargando reproductor ...
  • 2
    Cargando reproductor ...
  • 3
    Cargando reproductor ...
  • 4
    Cargando reproductor ...
  • 5
    Cargando reproductor ...