Conectado. / GABI ALON SO DA INDICACIONES EN UN DUELO ESTE CURSO. CBGC

Gabi Alonso, el extractor de talento del equipo LEB Plata del Granca

Presente y futuro. Un técnico 'de club' moldea a las promesas. Su filosofía encaja y propicia que los proyectos brillen. El conjunto de LEB Plata firma un comienzo de la competición sobresaliente

ÓLIVER SUÁREZARMAS Las Palmas de Gran Canaria

El baloncesto en vena desde la cuna. Años de pasión, crecimiento y madurez en el parqué y una carrera en los banquillos que florece a una velocidad de vértigo. Gabi Alonso, de 37 años, integra el cuerpo de entrenadores de las categorías de formación del Club Baloncesto Gran Canaria y, en la presente edición 2020-2021, la entidad claretiana le encomendó llevar las riendas del filial en la LEB Plata. Una pléyade de talento en manos de uno de los mejores extractores de rendimiento en el archipiélago actualmente.

El preparador isleño, que tocó el cielo el pasado curso con el equipo júnior al conquistar el torneo de la Euroliga en Valencia, si bien no pudo participar en la Fina Four en Colonia por ser suspendida por la pandemia de la covid-19, y formó parte del cuerpo técnico de Fotis Katsikaris -incluida la fase final en Valencia-, capitanea a un grupo con presente y futuro que ha iniciado de forma sobresaliente la competición con cuatro triunfos en cinco partidos y con dos por disputar.

«A falta de esos dos partidos aplazados con el Cornellá y el Hospitalet, estamos contentos por cómo hemos comenzado y por el trabajo que están haciendo los chicos porque también es una temporada realmente complicada por lo jóvenes que son. El club ha apostado por hacer un grupo de jugadores jóvenes con las generaciones de 2001 y 2002, que han hecho un buen trabajo en categorías de formación en cadete y júnior, y con algún jugador un poco más mayor», valora Gabi Alonso, al tiempo que incide en que «estamos contentos por cómo los jugadores están subiendo el nivel de dureza, por cómo se están adaptando a la competición y cómo compiten en cada partido. Luego ganar o perder... Es verdad que hemos tenido la suerte de ganar un par de partidos con finales apretados, pero lo importante para nosotros es la formación del jugador y que en cada partido vayamos a competir».

Nombres como Jean Montero, Rubén López de la Torre -ambos en dinámica del primer equipo-, Khalifa Diop -clave para Fisac-, Javi López, Miguel Serrano, Pedro López San Vicente o Marcis Steinbergs, entre otros, sobresalen para pedir paso mientras completan etapas en su formación.

«Es verdad que se han juntado jugadores con talento, que saben competir, que es muy importante, que quieren seguir mejorando y aprendiendo. Son jugadores que tienen ganas de ir a entrenar, ganas de baloncesto... Otra cosa es que tires de ellos para entrenar, pero son jugadores que te solicitan, que te demandan hacer horas, la mejora individual, y eso es muy importante porque, al final, te hace todo mucho más fácil. También te exige a ti como entrenador estar preparado para poder ayudarles a dar un salto más en su carrera deportiva», dice.

De hecho, el entrenador segoviano contó con la presencia de muchos canteranos por las seis ausencias en el Herbalife por la ventana FIBA para el Eurobasket 2022 y el Afrobasket U18 -dos de las bajas fueron Montero y Diop-. «Nuestro trabajo es que estén preparados, que no noten la diferencia de intensidad y de trabajo para ayudar a entrenar día a día al primer equipo», expone.

Precisamente, la irrupción de Diop es la nota positiva en un inicio preocupante en la ACB. «Es un currante, tiene una ética de trabajo impresionante y físicamente ya está preparado para ser profesional, como ha demostrado en las últimas jornadas. Con un poquito de continuidad dentro del juego es un jugador que puede aportar en defensa, puede intimidar y en ataque juega con mucha energía. También es cuestión de tener paciencia porque va a tener un hueco en el deporte profesional y está demostrando lo que es capaz de hacer», destaca un técnico que lo conoce a la perfección.

Gabi Alonso, tercer clasificado en el Nacional infantil celebrado en 2012, subcampeón de España cadete en 2016, sexto clasificado en el Nacional júnior en Bilbao en 2017, subcampeón de España cadete en 2018, campeón del Grupo B de la Liga EBA -disputa la fase de ascenso a la LEB Plata 2018-2019- y seleccionador cadete de la Federación Canaria, apunta que «poco a poco he ido creciendo como entrenador y he mamado de muchos entrenadores. Me gusta que jueguen con ritmo, con intensidad, que sean descarados, que seamos capaces de apretar en todo el campo, de correr... Que sea un baloncesto que el talento del jugador esté por delante de la táctica».

«He tenido la suerte de tener buenos equipos, buenas generaciones porque, al final, tenemos que tener claro y ser conscientes, y yo lo soy, de que lo te hace tener una buena temporada es tener buenos jugadores, tener jugadores con talento y competitivos, y que cada día entrenen bien. Tenemos que guiarlos y mostrarles el camino, pero los que te hacen tener un buen año o ser un buen entrenador son los jugadores. Los últimos años he tenido suerte de llevar buenas generaciones y estoy muy contento y agradecido al club por la posibilidad de que me hayan dado esos equipos», argumenta

El entrenador grancanario, que reconoce que fue «muy especial que el club y Fotis me dieran la posibilidad de estar en el primer equipo», habla de futuro para deslizar que «soy un entrenador de club, he ido desde prebenjamín hasta el primer equipo el año pasado, siendo tercer ayudante, y he pasado por todas las categorías».

«Es importante que el entrenador vaya poco a poco, no hay que correr delante de los caballos, formándote y metiendo cosas en la mochila, y, cuando te den la oportunidad y estés preparado, asumirla e intentar hacerlo con ilusión. Ahora mismo me plantean retos, llevar equipos e intento hacerlo lo mejor posible», afirma Gabi Alonso.