Entre la conmoción, toca jugar y ganar

05/12/2018

Tras la fulminante y sorpresiva destitución de Maldonado, y con apenas dos días de reflexión, el Granca tiene que volver a levantarse y buscar una nueva victoria que calme las aguas. Los claretianos se miden a un Milan que es un clásico continental

Corren tiempos de cambio en un Herbalife que, hace apenas dos días, dio un giro de timón al cesar a Salva Maldonado como entrenador. Y, ya sin técnico, y con Víctor García como interino, no le toca otra al Gran Canaria que levantarse y mirar hacia el frente. Esta noche hay batalla. Una de las que gustan a los profesionales de esta profesión. En un pabellón con historia y ante un rival de reputada enjundia. Eso sí, que nadie tire la toalla. El conjunto isleño no tiene pensado regalar nada en tierras italianas. Mucho menos después de sumar dos triunfos consecutivos. La moral, que volvía a asentarse en la dinámica amarilla, quiere seguir creciendo con la Euroliga como plataforma. El calendario no afloja. No hay tregua. Tampoco hay tiempo para lamentaciones o reflexiones. Ayer ya es demasiado tarde y ya hoy hay una obligación: ganar, ganar y volver a ganar.

Y para ello el conjunto grancanario se amarra a las buenas sensaciones que están dejando jugadores como Marcus Eriksson o Xavi Rabaseda. Pese a la mala campaña que está realizando el Herbalife, donde siempre ha reinado la irregularidad, la escuadra insular está teniendo un papel más que digno en la máxima competición europea y quiere continuar haciéndolo. De hecho, un triunfo en Milán podría hacer que el Granca iguale a conjuntos como Zalgiris Kaunas, Khimki o Bayern Munich, estos dos últimos se miden entre ellos –si no son capaces de vencer en sus respectivos enfrentamientos–. Y superar, por otra parte, al Baskonia, que tiene una salida complicada en Tel Aviv.

Con todo, la mejoría defensiva que ha llevado al conjunto isleño a encadenar dos victorias consecutivas arrojan un rayo de esperanza. Y, con el buen momento anotador del sueco Eriksson, que siempre es un aval, el Herbalife amenaza con asaltar el Mediolanum Forum.

Habrá que ver también qué papel decide tener Chris Evans con Víctor García en la banda. Sus distintas discrepancias con Maldodano, que ya es historia, deberían quedar también en eso, en el pasado. Se esperaba muchísimo del estadounidense y, de momento, poco ha aportado a la entidad claretiana. Ahora, transición por medio, tiene una oportunidad de oro de justificar su fichaje.

Enfrente, un Olimpia Milan que ha apostado muy fuerte por la Euroliga este curso. El año pasado, tras una debacle, se invirtió bastante dinero en armar una gran plantilla y volver a rugir en el continente. Eso sí, Simone Pienillani, que ya se enfrentó al Gran Canaria hace dos temporadas –en el cruce de cuartos con el Appoel– no podrá contar con Nedovic. Por contra, recupera a Della Valle, una de las más firmes promesas del baloncesto transalpino. Aun así, los italianos tienen argumentos suficientes para dejar la victoria en casa. Además, muchas caras conocidas como Mike James (ex de Baskonia), Dairis Bertans (ex de Bilbao) o Jeff Brooks (ex de Unicaja Málaga).

Así pues, ya sin Maldonado, el Granca debe remar a contracorriente e imponerse a un Milan que es sexto clasificado, con un 6-4 a su favor, si quiere seguir escalando en la tabla y, cómo no, recuperando sensaciones. Toca perforar el aro italiano.