El Gran Canaria acelera por Ferran Bassas

19/06/2019

El director de juego catalán hizo efectiva ayer la opción de salida que figuraba en su contrato con el Iberostar Tenerife hasta la temporada 2020-21 y su llegada al club claretiano es inminente. Tras tres cursos de aurinegro, el canterano del Joventut cambiará de isla para suplir la ausencia de Albert Oliver

Ferran Bassas formará parte del proyecto del Herbalife Gran Canaria para la temporada 2019-2020. El director de juego catalán se desvinculó ayer del Iberostar Tenerife después de hacer efectiva la opción de salida que figuraba en su vinculación contractual hasta la campaña 2020-2021 y su llegada al club claretiano es inminente, firmando para los próximos dos ejercicios.

Bassas, de 27 años y 1.81 metros de altura, promedió 7.7 puntos, 3.8 asistencias y 8.5 créditos de valoración en los 19 minutos de media que compitió en los 34 compromisos que disputó en la presente edición de la Liga Endesa y cambiará de isla para ocupar el hueco dejado por Albert Oliver, quien no continuará en el Herbalife Gran Canaria después de seis ejercicios.

Formado en la cantera del Divina Seguros Joventut, una entidad con la que debutó en la máxima competición nacional tras jugar tres encuentros en la temporada 2011-2012, Ferran Bassas (29 de abril de 1992) se erigió en sus tres cursos en el Iberostar Tenerife en una pieza fundamental en la consolidación del club aurinegro en la élite y en sus logros más recientes, como el título de la Basketball Champions League en el ejercicio 2016-2017, cuya final tuvo lugar en el pabellón Santiago Martín de La Laguna, o la Copa Intercontinental en 2017, disputando también la Final Four de este torneo continental en la presente edición de 2019.

El jugador barcelonés proseguirá su carrera profesional en el Herbalife Gran Canaria tras acumular 104 partidos en la Liga Endesa, una competición en la que promedia 5.4 puntos, 1.3 rebotes, 2.6 asistencias y 5.9 créditos de valoración.

Burjanadze

Ferran Bassas se convertirá en la segunda incorporación del combinado que entrenará Pedro Martínez tras confirma al interior internacional georgiano Beqa Burjanadze el pasado lunes.

El nuevo jugador amarillo, de 25 años y 2.01 metros de altura, llega para suplir la baja del otro capitán claretiano, Eulis Báez, después de promediar 11.2 puntos, 5.8 rebotes y 12.6 valoración en los 32 partidos que jugó con el descendido Delteco GBC, logrando 20 o más créditos de valoración en cinco partidos consecutivos durante los meses de marzo y abril, propiciando el sueño donostiarra de permanecer en la élite hasta la última jornada liguera.

En declaraciones a la web oficial del Club Baloncesto Gran Canaria, Burjanadze aseguró ayer que «el Herbalife Gran Canaria ha sido una de las mejores opciones que he tenido. La verdad que ha sido bastante difícil tomar la decisión porque he tenido varias propuestas, pero tras pensar mucho con mi familia hemos decidido esta opción y creo que hemos acertado. Después de hablar con el director deportivo y entrenador estoy con muchas ganas».

«En el MoraBanc Andorra creo que iba por el buen camino, estaba haciendo una buena temporada y progresando bastante, pero la lesión me hizo pausar esa progresión casi dos temporadas. Mi carrera hasta ahora no ha sido muy continua, gracias a Dios ahora estoy bien y espero que las lesiones me respeten para que, por fin, mejore para dar el salto que debo dar en este deporte y ayudar al máximo al Gran Canaria. No pienso que estoy en mi mejor momento porque creo que aún está por llegar», agregó.

El ala-pívot de Tbilisi, que con tan solo 16 años se estrenó con el Cajasol Sevilla en la ACB e incluso llegó a disputar un choque de la Eurocup, cree que su estilo de juego encaja en la isla.

«El club cree que yo encajo con el sistema y el gusto del mismo, yo por mi parte también haré todo lo posible para que ganemos partidos y la afición disfrute con nosotros. Y que el club tenga mucho éxito, y aunque sea aún pronto, que acabemos la temporada en una posición donde se merece Gran Canaria, no como esta temporada con tantos altibajos. Estoy con ganas de empezar», dijo.