Borrar
Nico Brussino, controla la bola, vigilado por Álex Abrines. Dreamland Gran Canaria
El Granca desperdicia una oportunidad de oro en el Palau (95-89)

El Granca desperdicia una oportunidad de oro en el Palau (95-89)

Baloncesto - Liga Endesa ·

El combinado claretiano va de más a menos y cae en la prórroga, después de ir por delante durante todo el partido ante el Barça

Iván Martín Chacón

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 5 de mayo 2024, 16:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Dreamland Gran Canaria se presentó en el Palau Blaugrana sin AJ Slaughter pero con el argentino Nico Brussino en el quinteto inicial. El Granca sacó garra, controló y dominó el partido hasta el último cuarto, hasta que dejó escapar una renta de 15 puntos frente al Barça. En la prórroga, el conjunto azulgrana fulminó al amarillo (95-89).

Salía de inicio enchufado el Dreamland Gran Canaria, inaugurando el luminoso con dos puntos de Ethan Happ. Acto seguido, Nico Brussino haría bueno un tiro de tres. Sin embargo, el Barça reaccionaría, puesto que con un 10-0 de parcial dieron la vuelta al marcador (12-5). Andrew Albicy dio un paso al frente y encaró a su adversario, Satoransky, saliendo ventajoso del duelo uno para uno para, con una acción en solitario, acercar a dos al conjunto claretiano.

Les pedía Jaka Lakovic ser agresivos en labores defensivas, si no es probable que el Barça te debore en el poste bajo. Y realmente vino muy bien el tiempo muerto que pidió el técnico esloveno. Ben Lammers rescataría al Granca con un triplazo desde Gran Canaria para ponerse, de nuevo, a dos puntos del conjunto blaugrana. Al final del primer cuarto llegarían otros tres puntos de oro, obra de Brussino, para situar el 16-17 en el marcador e irse con ventaja amarilla al término de los primeros diez minutos.

El segundo acto empezó con un triplazo de Miquel Salvó, muy inspirado el combinado claretiano en la primera parte desde la línea de 6,75 metros. El Dreamland siempre sacaba el balón por fuera para intentarlo desde lejos. Arriesgando. Lammers, sobre la bocina volvía a poner al Granca por delante (24-26). Se hacían notar las pérdidas del Barça gracias al buen hacer defensivo del conjunto dirigido por Jaka Lakovic, completando un partido muy serio. Un total de nueve pérdidas del Barça en el primer periodo.

El único pero achacable para los amarillos era cerrar el rebote ofensivo, pues se antojaba crucial no perder balones porque el Barça no perdona. Al tiempo que el entrenador catalán, Roger Grimau, daba entrada a Brizuela buscando una reacción inmediata de los suyos, y primeros dos puntos para él. Pero poco les duraría la alegría a los culés. John Shurna con un triple de mérito volvía a colocar por encima a los visitantes tras un cambio de ritmo de Albicy que, hasta el momento, estaba realizando un partido fantástico.

En los últimos compases de la primera mitad, el Dreamland quiso aguantar con el luminoso apretado, sobre todo, en rebotes (17-10). Recuperado totalmente de sus dolencias en las costillas, Nico Brussino se pondría la capa de Superman en las costillas. El Granca se defendía con uñas y dientes y con un Brussino muy inspirado, consiguiendo un 2+1. Alcanzaba el Dreamland su máxima ventaja a falta de dos minutos para el descanso (29-35). Buena puesta en escena en esta primera mitad con resultado de 33-37.

El tercer periodo comenzaría con la misma tónica. El Dreamland moviendo el balón hasta que pudiera atacar en zona y mejorando sus registros en rebotes ofensivos. Llegaría un parcial de 0-6 de inicio para el Gran Canaria. El Barça que seguía con las pérdidas de balón, y sin saber como cortar la sangría, obligó a Grimau a pedir tiempo muerto en la cancha.

Acto seguido, Ethan Happ culminaría una buena asistencia de Brussino con un mate a una mano. Tres minutos tuvo que esperar el Barça para anotar con una buena incursión hacia canasta de Jokubaitis. El Barça metía mano, con agresividad y desplegando juego físico en defensa. Aún así, Pelos con un ball fake (finta con balón) seguía aumentando la distancia entre culés y grancanarios. Al término del tercer cuarto un Barca cabizbajo se veía sobrepasado por el Granca, que se crecía en ataque.

Un último cuarto en el que el Granca se hizo pequeño

El cuarto y último acto empezaba con un Barça con una alta intensidad necesitado de puntos, y sorprendía con un parcial de 7-0, tras sendos errores del Dreamland. El partido de Ethan Happ estaba siendo para enmarcar con 22 puntos, cinco rebotes y una asistencia. Los últimos instantes fueron incesantes, ambas escuadras dieron el todo por el todo y al final el partido se fue a prórroga tras el buen hacer del Barça en la recta final.

En el tiempo extra el FC Barcelona no perdona y se lleva un triunfo vital en sus aspiraciones de quedar tercero. A pesar de ello, se hizo lo que se pudo ante un coloso como el Barça, que se juega la vida el próximo miércoles ante el Olympiakos en Euroliga. El Granca, por su parte, recibirá a Básquet Girona en el Arena este viernes a las 20.30 horas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios