Shurna lanza en una acción del partido en el Prícipe Felipe. / acb Photo / E. Casas

Baloncesto

Triunfo de pico y pala del Gran Canaria en Zaragoza (76-86)

Los claretianos supieron administrar su brillante segundo cuarto (14-27) para tumbar a un Casademont que se resistió a caer tras el descanso a pesar de la desventaja

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

Triunfo de casta, de sudor, de pico y pala. Tras un igualado primer parcial (22-19), el CB Gran Canaria supo administrar el brillante 14-27 que le endosó al Casademont Zaragoza en el segundo cuarto para llevarse un triunfo de calidad del Príncipe Felipe, allí donde el cuadro maño había logrado seis de sus ocho victorias este curso.

El esfuerzo vuelve a ser coral en un grupo claretiano donde esta vez se lleva más aplausos un John Shurna brillante en ataque (24 puntos) especialmente desde la línea de tres puntos, donde enchufó seis de sus nueve intentos.

Stevic, de cuatro

Fisac volvió a tirar de Oliver Stevic -que anotó en la primera que tuvo- en la posición de cuatro para no desgastar de inicio a Shurna. Junto al serbio saltaron de inicio Albicy, Salvó, Pustovyi y Ennis, en un duelo que exigió músculo desde el salto inicial con defensas, en ambos lados, al límite y sin descanso (2-2). Como ya avisó Fisac, el Príncipe Felipe alentaba con fuerza a los suyos desde la grada, mientras Thompson adelantaba a su equipo con un mate (6-2).

Con Hlinason reservado, Pustovyi y Stevic mandaban en la zona maña, mientras el propio Thompson, que sufría en defensa, se exhibía en ataque (11-6, con 9 puntos ya para el pívot local).

Con las primeras rotaciones, Casademont y Granca no bajaron el pistón, pero eran los locales los que mantenían las ventajas gracias a su mejor acierto ofensivo (20-15, con 1.44 por consumir aún del primer parcial).

La energía de Khalifa Diop y el acierto de Shurna acercaron a los amarillos en el último minuto (20-19), pero una canasta de Yusta, tras asistencia desde la banda de Rodrigo San Miguel y despiste de la zaga amarilla, cerró el primer parcial con justa ventaja para los zaragozanos (22-19).

Shurna lidera la remontada isleña

Con el tercer triple seguido de Shurna y un mate de Brussino, el Gran Canaria firmaba la remontaba (22-24), mientras el ala-pívot de Illinois -12 tantos ya- seguía a lo suyo con un nuevo acierto desde más allá de la línea de tres puntos (22-27).

Además del acierto ofensivo, el cuadro claretiano apretó las piernas atrás en busca de su primer intento de escapada. Y con un tapón de un Khalifa Diop especialmente activo y otra canasta, esta de dos, de Shurna lo consiguió (22-29, a 7.31 para el descanso y 0-10 de parcial).

Con el viendo a favor, el Granca se mostró muy cómodo en el Príncipe Felipe. Entre eso y la exhibición de Shurna (que firmó su quinto triple), la distancia se disparó a favor de un grupo amarillo notable tanto en defensa como en ataque (25-34, a 5.50 para el descanso).

El intercambio de canastas fue entonces la tónica. Una dinámica que jugaba a favor de un grupo claretiano que, además de dominar la diferencia, refrescaba su rotación sin mermar ni la efectividad ni la energía (29-38, a 3.44 para llegar al descanso). Y fue a más el Gran Canaria, que con un triple de Brussino y los primeros puntos de Ennis, desde la línea de tiros libres, firmaba su mayor renta hasta un ya serio 29-43.

Abierta la brecha, los isleños no tuvieron prisas para consumir sus posesiones, mientras al Casademont ya no le quedaba otra que darlo todo, y un poquito más, en defensa en busca de reducir una diferencia que al descanso se quedaba en 10 puntos a favor de un Gran Canaria casi perfecto en el segundo cuarto (36-46, con parcial 14-27 en esos segundos diez minutos).

Pustovyi lanza, de gancho, a canasta. / acb Photo / E. Casas

Intercambio de canastas

El intercambio de golpes volvió a ser la tónica en el regreso al parqué. Radoncic dio primero para los locales y Shurna, otra vez, para los amarillos (38-48). Igualó la intensidad defensiva el cuadro claretiano para mantener las diferencias ante un Casademont, como se esperaba, mucho más intenso ahora (43-52).

A base de triples -dos seguidos: Bone y Cook- y su defensa al límite, el Zaragoza lograba meterse de nuevo en el partido con un 8-0 de parcial que obligó a parar el partido a Porfi Fisac para reordenar a los suyos (48-52, a 5.32 para cerrar el cuarto).

Reducida la diferencia, la grada volvió a exhibir su mejor aliento en busca de la remontada de los suyos. Sin embargo, entre Slaughter y Ennis se encargaron de devolver la tranquilidad a un Granca al que ahora le costaba más anotar (53-64).

A pesar de la mejoría local, con un canastón de Slaughter sobre la bocina, el cuadro claretiano lograba mantener los diez de ventaja a falta del último parcial (58-68).

Insistió el Casademont con la remontada con su versión más descarada y sin miedo a lanzar desde lejos. Apretó aún más las piernas en defensa y su esfuerzo le valió para ponerse a ocho (62-70) con tiempo de sobra para seguir luchando por la victoria.

No le quedó otra a la escuadra amarilla que igualar la inercia local. Y en eso se puso a los mandos de Ennis, ahora sí más reconocible tanto en descaro como en puntos (62-72, a 8 minutos para el final).

El balón comenzó a quemar entonces. Las canastas comenzaron a entrar a cuentagotas, pero fue el Zaragoza el que mejor administró sus acciones para seguir recortando, poco a poco, la ventaja isleña (66-72, a 6.24 para el final).

Shurna, decisivo

Tiró Fisac entonces de nuevo de Shurna para intentar cortar la racha de un cuadro local que insistía y ya creía en la remontada (71-74, a 5.37). Partido abierto.

Para ayudar, y mucho, apretó cada acción ofensiva de los amarillos la grada. Al Gran Canaria le costó sumar en ese nuevo escenario, pero igualó la intensidad defensiva para agarrarse a una ventaja que mantenía, por entonces a duras penas, a falta de tres minutos (74-78).

Pero justo ahí, en el tramo decisivo, volvió el Granca más templado. Anotó Thompson de dos (76-78) y Slaughter de tres (76-81), pero fue una vez más Shurna el que, cuando casi nadie quería tirar, la volvió a enchufar de tres para poner un +8 ya casi inalcanzable para los maños (76-84, a 1.07). Con un nuevo robo de balón y canasta de Khalifa Diop a la contra, el Gran Canaria le puso la puntilla a un Zaragoza que se resistió con todo a caer, pero se quedó sin un premio que se lleva con mucho sudor y justicia la escuadra claretiana (76-86).

- Ficha técnica:

76 - Casademont Zaragoza (22+14+22+18): Cook (3), Bone (13), Waczynski (9), Radoncic (10), Deon Thompson (17) -cinco inicial- San Miguel (5), Mobley (4), Yusta (7), Vanwijn (-) y Hlinason (8).

86 - Gran Canaria (19+27+22+18): Albicy (-), Ennis (14), Salvó (-), Stevic (6), Pustovyi (8) -cinco inicial- Kramer (2), Ilimane Diop (-), Slaughter (10), Brussino (13), Shurna (24) y Khalifa Diop (9).

Arbitros: García González, Bultó y Baena. No hubo exclusiones por personales

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 23 de Liga disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 5.173 espectadores.