Ennis protege el balón ante Fitipaldo y Shermadini en una acción del encuentro. / ACB photo / E. Cobos

El Granca resiste, pero Shermadini decide (98-89)

El Club Baloncesto Gran Canaria, con las bajas de Albicy y Brussino, sucumbió en su visita al Lenovo Tenerife por 98-89, en un duelo igualado que Gio Shermadini decantó en la recta final

Óliver Suárez Armas
ÓLIVER SUÁREZ ARMAS San Cristóbal de La Laguna

Porfi Fisac, quien recuperó al pívot serbio Oliver Stevic, pero no al director de juego francés Andrew Albicy ni al alero argentino Nicolás Brussino, apostó por Chris Kramer, AJ Slaughter, Dylan Ennis, Ilimane Diop y Artem Pustovyi de inicio para intentar el asalto al Pabellón Santiago Martín y dar un golpe definitivo de cara a sellar un billete para la proóxima edición de la Copa del Rey, que tendrá lugar del 17 al 20 de febrero de 2022 en Granada.

La torre senegalesa Ilimane Diop -cuatro puntos-, el pívot ucraniano Pustovyi y el francotirador Slaughter dieron el mando del encuentro a los amarillos en unos primeros compases de máxima intensidad en cada duelo individual en defensa, castigando la pintura local tras una acertada circulación de balón e inteligencia en cada acción (3-8, min. 3).

Txus Vidorreta recurrió a Marcelinho Huertas para conectar a un equipo espeso y que se escudaba en el tiro exterior para voltear el marcador del recinto lagunero (14-13, mi. 6). La solidez del Lenovo Tenerife afloraba para contrarrestar la buena puesta en escena del Club Baloncesto Gran Canaria.

Los dos equipos, instalados en la zona de privilegio que persigue al Real Madrid y al Barça, ofrecían credenciales para imponer su ley, pero Sastre y Shermadini respondían a los aciertos exteriores de Slaughter y Kramer para mantener la ventaja, firmando los aurinegros ya cinco triples (18-16). El duelo estaba precioso y Slaughter convirtió su décimo punto -tres de cuatro en triples para el Granca- para entrar en la recta final del acto inaugural con una igualdad total (21-21).

El rodillo aurinegro

No hay tregua ni excusas. La Copa está en juego y quien afloje se queda fuera -tres pérdidas del Granca-. Shermadini facturaba en la pintura para, desde la línea de tiros libres, cerrar el cuarto por delante (23-21).

El tridente Fitipaldo-Huertas-Shermadini asumía galones en un bloque que juega a la perfección y de memoria. Slaughter -12 puntos- aguantaba el golpe, pero Doornekamp no perdonaba los errores en la defensa exterior para aumentar la diferencia -ocho de 15 en triples para los locales-, tras un parcial que ya era de 11-2 (32-23, min. 12).

Fisac solicitó tiempo muerto para intentar conectar a sus jugadores ante el arreón del Lenovo Tenerife y Ennis entendió el mensaje. Un triple del canadiense oxigenó en un momento de dudas, pero Fitipaldo y Huertas manejaban la batalla a su antojo (35-26, min. 13).

Pustovyi se hacía grande en la zona para inquietar, pero Huertas daba un clínic de dirección y finalización ante el que poco podía hacer el canterano Javi López. El dominio del plantel de Vidorreta era absoluto frente a un Granca desbordado, en el que Fisac recibía una falta técnica. El Lenovo Tenerife superaba a los claretianos en juego, intensidad y ambición en una cita subrayada en el calendario (39-28, min. 15).

AJ y Stevic al rescate

Slaughter retornó a la pista para mantener a flote al Granca. El exterior de Kentucky daba un aire más que necesario. Pustovyi y Stevic se sumaron para apretar el electrónico (40-35, min. 17). Eso sí, este Granca nunca se va de los partidos y no iba a ser diferente en esta ocasión. Stevic, ausente en los últimos tres choques, irrumpía con fuerza en la recta final del segundo periodo (40-37).

Ilimane Diop y Ennis se multiplicaban para llevar el nerviosismo al Santiago Martín (45-44). El Granca vivía sus mejores minutos a pesar de conceder segundas opciones a los aurinegros. Un triple de quilates de Ennis y una finalización de Ilimane Diop tras una recuperación pusieron en órbita a los amarillos y a los aficionados desplazados. Se pasó del preocupante 39-28 al esperanzador 45-46.

Fitipaldo castigó una vez la mala disposición del Granca en la defensa exterior -diez triples de 20 intentos-, pero un omnipresente Slaughter -17 puntos, tres asistencias, tres recuperaciones y 21 de valoración- decidió en la última acción para poner las tablas al descanso (48-48).

Tras el paso por los vestuarios, el Granca quiso cambiar el guion para comenzar a mandar sin despistes y sin licencias de más al Lenovo Tenerife. Slaughter, Pustovyi y Kramer salieron enchufados en una escuadra de Fisac que ya apretaba de lo lindo en defensa (51-54).

Corazón, carácter y orgullo para soñar y creer en una idea. Shurna ampliaba al momento dulce claretiano frente a un rival al que Fitipaldo oxigenaba en un descorche de tercer periodo más espeso (51-56).

Sulejmanovic respondió desde el exterior en el ecuador del tercer acto (56-56). El equipo tinerfeño subió el listón en defensa y Salvó y Shurna facturaban para mantener el mando (56-59). El Granca no se arrugaba y quería lanzar el mensaje más ambicioso posible en el derbi canario.

Slaughter y Salvó no desaprovechaban la falta técnica señalada a Txus Vidorreta para continuar agigantando sus posibilidades de triunfo (57-61, min. 23). La batalla pasaba al siguiente nivel. Dos colosos para tocar la Copa. Shermadini no perdonaba ante Salvó y Stevic, colosal en sus minutos en pista, podía con el georgiano, pero su anticipación era castigada por los árbitros. El Lenovo Tenerife volteó el marcador de un plumazo (65-63, min. 28).

Fisac, expulsado

El conjunto de Vidorreta se aplicó para entrar de lleno y el Granca ya sufría un mundo para facturar. Pérez Pérez descalificó a Fisac tras recibir la segunda técnica. La temperatura estaba al máximo en el recinto lagunero. Khalifa Diop permitía a los amarillos entrar por delante en el último cuarto (66-67).

Salvó golpeó desde el exterior en el inicio del último cuarto (69-70), pero dos triples seguidos de Salin encendieron el Santiago Martín y obligaron a Víctor García a parar el choque (75-70, min. 32). Shurna oxigenó, pero la conexión Marcelinho-Shermadini es un lujo.

Ennis, Kramer y Shurna emergieron en un final de vértigo (82-81). El grancanario Fran Guerra aprovechó una mala defensa de Pustovyi para conservar la renta local. A la siguiente, Shermadini repitió castigo al ucraniano (86-82). La torre se convertía en protagonista por sus errores y el Lenovo Tenerife sumaba. Pero Shurna, providencial una vez más, firmaba un 2+1 para creer (86-85, min. 38).

Shermadini aniquilaba ante cualquier interior amarillo que tuviera delante (88-85). Ilimane Diop fallaba en el momento clave desde la línea de tiros libres y el georgiano volvía a dar la puntilla al Granca (98-89).