Triunfo importante del Granca ante la Penya. / acb Photo / M. Henríquez

El Granca más completo firma un triunfo de calidad ante el Joventut

Los amarillos, que contaron con el mejor Albicy y suma coral, rompen la igualdad en el último cuarto gracias a un parcial 25-17 que decantó el duelo a su favor

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

Tiró de pico y pala el Gran Canaria para sumar su tercera victoria del curso. Los claretianos fueron de menos a más para superar (84-71) a un Joventut Badalona que exigió, como se esperaba, al máximo a un grupo amarillo que cuando se puso en serio a defender y afinó desde lejos rompió la igualdad.

Tuvo que esperar, sin embargo, al último cuarto el Granca, para decantar un triunfo clave en su lucha por seguir codeándose con los grandes. Fue fundamental, como de costumbre, tirar de suma coral para sacar la sonrisa. Eso y los triples (11 esta vez, muchos de ellos en el último parcial). Eso y la dirección de un Andrew Albicy (16 puntos, seis asistencias entro otras muchas cosas), ya recuperado y que le da mucho sentido al juego amarillo. Ese que ya se echaba de menos.

La Penya muerde de inicio

Slaughter volvió a tomar los mandos del Granca de inicio, junto a Ennis, Salvó, Shurna y Pustovyi. El Joventut, que salió con Vives, Parra, Ventura, Brodziansky y Tomic, dio primero en los minutos de tanteo, donde los amarillos se mostraron espesos en ataque (2-9, tras el primer triple del partido firmado por Vives).

Movió pronto Fisac su banquillo. Stevic entró para intentar parar a Tomic y aportar experiencia; Albicy y Kramer tomaron el mando del equipo. Sin embargo, las rotaciones no pararon a un Joventut lanzado y dispuesto a romper el partido desde el inicio (3-13 , a 4.39 para sellar el primer parcial).

Con Ilimane Diop, de cuatro, y Nico Brussino en cancha, el Granca renovaba su quinteto al completo, mientras la Penya seguía a lo suyo (4-16, tras el segundo triple de un Vives muy enchufado).

Apretó entonces el grupo amarillo en defensa para intentar recortar terreno, mientras el Joventut seguía cómodo en el Arena gracias a su ordenado y efectivo baloncesto. La apuesta por los dos bases y la mayor implicación atrás dio sus frutos a los locales, que recortaban camino gracias a un parcial 6-0 (12-18).

Con dos tiros libres anotados por Albicy, que alargaban la racha local a 8-0, el Gran Canaria lograba cortar la sangría visitante en los minutos finales del primer parcial (14-18).

Las fuerzas se igualaron en el segundo acto. Con el primer triple local (obra de un ya recuperado Albicy), los de Fisac seguían recortando camino ante una Penya a la que ahora le costaba mucho más anotar (19-23).

Con los primeros puntos de Pustovyi, que al fin le ganaba la batalla a Tomic en la zona, el Granca siguió recortando terreno, mientras al Joventut le seguía costando anotar gracias a la defensa al límite de los amarillos (23-25, a cinco minutos para el descanso). Partido nuevo.

acb Photo / M. Henríquez

Fuerzas igualadas

La activad de Pustovyi, líder en las zonas con Tomic en el banquillo descansando, acercó un poco más a los de Fisac (24-25). Y fu a más el cuadro local, que con una nueva canasta de Stevic igualaba las fuerzas a 26. Igualdad que se mantuvo tras los dos primeros parciales en un partido muy abierto a cualquier resultado (33-33).

El intercambio de golpes fue la tónica en el regreso. El Granca, esta vez, no se dejó nada de inicio, ante un rival que igualó la intensidad defensiva (39-39). Sin embargo, la inercia amarilla le valió para tomar al fin el mando del partido (42-39).

A base de triples (anotaron Ennis, Albicy y Slaughter), los amarillos mantenían las distancias (53-49). La dirección de Albicy le daba por fin sentido a un cuadro local con las ideas más claras ahora que su rival (59-54 a falta de un solo parcial).

Metió el Granca una marcha más en el arranque del cuarto decisivo. Y la estrategia le funcionó ante una Penya estancada al ritmo que imponían los locales (64-56 y partido parado por Duran).

a

De tres en tres

De tres en tres

A base de triples (otra vez), los isleños comenzaron a tomar ventajas significativas (73-61, a 6.10 para el final). Con el viento a favor, los de Fisac rompían definitivamente el duelo ante una Penya desbordada por la avalancha local y atascada en ataque (75-61, máxima renta de los claretianos gracias a un parcial 16-7).

Roto ya el partido, el Granca navegó a placer. Al Joventut no le quedó otra ya que tirar a la desesperada para intentar la remontada, estrategia a la que no está acostumbrado pero que le colocó a tiro con 2.30 aún por jugarse gracias al acierto de Vives, 20 puntos por entonces (79-71).

Sin embargo, a la Penya solo de dio para asustar pero no ganar a un cuadro claretiano que se lleva el triunfo a fuego lento gracias a su ya tradicional trabajo coral y acierto desde más allá de la línea de tres puntos.

.

Ficha técnica:

84. CB Gran Canaria (14+19+26+25): Salvó (7), AJ Slaughter (14), Pustovyi (9), Shurna (4) y Ennis (12) -quinteto inicial-; Kramer (2), Albicy (16), Brussino (3), I. Diop (-), K. Diop (10) y Stevic (7).

Entrenador: Porfirio Fisac.

71. Joventut Badalona (18+15+21+17): Brodziansky (10), Ventura (-), Vives (20), Parra (14) y Tomic (14) –quinteto inicial-; Paul (8), Ribas (1), Busquets (-), Feliz (-), Willis (2), Birgander (2) y Maronka (-).

Entrenador: Carles Durán.

Árbitros: Luis Miguel Castillo, Sergio Manuel y Cristóbal Sánchez. Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena ante unos 2.582 espectadores.