Stevic anota ante Olumuyiwa en el Arena. / acb Photo - miguel henríquez

El Gran Canaria no perdona en el Arena (84-78)

El combinado claretiano, sin AJ Slaughter, obtuvo un triunfo capital ante el MoraBanc Andorra para seguir en la carrera por estar en el Playoff

Óliver Suárez Armas
ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

El Club Baloncesto Gran Canaria, que arrancó con Andrew Albicy, Dylan Ennis, Miquel Salvó, John Shurna y Artem Pustovyi en el quinteto en una batalla trascendental por continuar en la carrera por estar en el Playoff por el título de la Liga Endesa, tomó el mando del encuentro casi en el ecuador del acto inaugural, en un inicio sin clarividencia ni acierto (7-5, min. 5).

Dos triples seguidos de Oriol Paulí, quien defendió la camiseta durante seis campañas, voltearon el marcador en el Gran Canaria Arena, pero la solidez del tridente compuesto por Albicy -tres asistencias-, Shurna -cinco puntos- y Pustovyi -seis puntos y tres rebotes- frenó los buenos minutos del MoraBanc Andorra y devolvieron el dominio al combinado de Porfi Fisac (16-10).

El plantel de Eudal mostraba sus armas en su lucha por la permanencia a pesar de las seis pérdidas de balón y apretaba desde el exterior en la recta final del primer cuarto -cuatro triples-, evitando que el Granca se distanciara (20-16).

El equipo amarillo no estaba cómodo, con escasa fluidez y pérdidas que no permitían un mayor equilibrio y regularidad, mientras que otro ex-Granca como Hanna castigaba desde la línea de 6,75, lo que unido a un mate contundente y otra canasta de potencia de Olumuyiwa, cambió en el guion tras tres minutos disputados, con un parcial de 0-7 (20-23).

La picardía de Albicy y Chery

El cuadro insular aguantó el golpe y, merced a dos buenas acciones defensivas de Chery y Albicy, las cuales fueron culimnadas con acierto por los dos directores de juego, retomaron el pulso al choque (26-23).

Olumuyiwa continuaba imponiendo su ley en la pintura para empequeñecer a Khalifa Diop y el esfuerzo coral del Principado respondía para recuperar el mando en el electrónico, tras un parcial de 0-10 (26-33, min. 16).

Brussino finiquitó la sangría local y Shurna se unió a la reacción en otro intercambio de golpes para igualar la cita a 34 puntos. Paulí cometía la décima pérdida visitante, pero Miller-McIntyre compensaba con el séptimo triple y Arteaga se hacía grande en la zona para conservar la iniciativa en la recta final del segundo periodo (34-39).

La alegría del MoraBanc Andorra volvía a durar muy poco por el acierto del francotirador Brussino -diez puntos-. El pulso estaba igualado en la pelea por los objetivos al descanso (39-39).

Tras el paso por los vestuarios, Jelinek descorchó el tercer acto con otro triple, pero Salvó y Pustovyi facturaron en la pintura en un Granca que pretendía elevar el ritmo para despegarse en el marcador. Ambos conjuntos seguían cometiendo pérdidas no forzadas en esa búsqueda de correr más.

Chery asumía galones en los muchos minutos que compartía con Albicy (48-46). Sin embargo, una falta antideportiva señalada al director de juego francés propició que Franke no perdonara en un duelo de poder a poder, con dos escuadras que, si cumplen con sus citas en octavos de la EuroCup, se enfrentarían en cuartos en el recinto de Siete Palmas.

El Granca perdía fluidez, pero Salvó y Pustovyi oxigenaban en un acto trabado y sin ritmo (56-52). El MoraBanc Andorra no se arrugaba con Paulí y Crawford inspirados (63-61). El nerviosismo y la precipitación de Ennis lastraban para obtener un mejor botín al término del tercer cuarto, pero la buena defensa de las torres canteranas Olek Balcerowski y Khalifa Diop ponía el candado en la zona.

Restaban diez minutos por jugar. Ennis proseguía impreciso. Balcerowski culminaba una picardía de Chery y Ennis irrumpía desde el exterior para obtener una renta que obligaba a Eudal a solicitar tiempo muerto (68-61).

El Granca daba un golpe sobre la mesa en el momento preciso, pero Crawford, Hannah y Miller-McIntyre neutralizaban la diferencia en un suspiro para empatar a 70 puntos en el ecuador del último acto.

En pleno proceso de dudas y una técnica a Porfi Fisac, Hannah ponía en órbita al bloque del Principado (72-75). El Granca funcionaba a arreones y, en una demostración de ofrecer lo mejor y lo peor, Ennis respondía desde el exterior, pero, a renglón seguido, Pustovyi fallaba solo para recuperar el mando del choque (75-76).

Albicy se multiplicaba en ataque y en defensa, con Brussino y Shurna fajándose hasta la extenuación (81-76). El Granca sufrió, pero sigue en la carrera por el Playoff (84-78).