El Granca manda en el derbi (89-77)

El Club Baloncesto Gran Canaria se llevó el derbi canario frente al Lenovo Tenerife por 89-77, en un duelo que decantó merced a un parcial de 15-2 en la recta final del tercer cuarto. La afición llevó en volandas al cuadro de Porfi Fisac

Óliver Suárez Armas
ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

El Gran Canaria, que salió con Albicy, Ennis, Brussino, Shurna y Khalifa Diop, quiso imponer un ritmo alto en ataque y controlar de cerca a Gio Shermadini en defensa. Shurna y Salin descorcharon el derbi desde la línea de 6,75, con el interior claretiano -siete puntos- asumiendo galones desde los primeros compases del compromiso en un recinto de Siete Palmas que recuperó la fiesta y el colorido (7-3, min. 3).

Albicy y Huertas, en un pulso repleto de experiencia, pugnaban por llevar el mando, con ambos respondiendo los aciertos del otro y ofreciendo clarividencia en un arranque frenético. Shermadini -siete puntos- castigaba a Khalifa Diop para poner las tablas en el electrónico (12-12), en una partida de ajedrez de dos estilos opuestos y con el objetivo ineludible de estar en el Playoff por el entorchado de la máxima competición nacional.

Doornekamp y Huertas -seis puntos- adelantaban a los de Vidorreta en el ecuador del acto inaugural (15-19). El Lenovo Tenerife, sin fisuras y con un plan muy definido para generar ventajas y penetrar la defensa amarilla, mantenía el dominio a pesar de los aciertos de Ennis -diez puntos- (20-25, min. 18).

El Gran Canaria no estaba cómodo, muy espeso y sin respuestas para facturar en la pintura, y Porfi Fisac movía el banquillo en la búsqueda de soluciones. AJ Slaughter, con la máscara protectora tras la operación de una fractura en la nariz, se entonaba para ajustar el marcador al término del primer cuarto (24-26).

La batalla estaba caliente, con un Granca que no tumbaba a los aurinegros en su fortín desde 2016. Salvó y Khalifa Diop prosiguieron la reacción local tras un parcial de 6-0 (28-26). Los duelos individuales eran intensos para aflorar el talento y decidir, con respuestas constantes en ambos conjuntos, siendo cada pérdida castigada y una defensa que subía la intensidad con las torres canteranas Balcerowski y Khalifa Diop (30-31, min. 14).

Slaughter y Salvó facturaban una falta técnica señalada a Vidorreta (33-31), pero Shermadini respondía a renglón seguido. El guion no variaba con el paso de los minutos, con el interior georgiano -13 puntos-, el azote de los claretianos en los choques de máxima rivalidad, sosteniendo al Lenovo Tenerife, uniéndose Doornekamp para ampliar al renta (37-41, min. 18).

El Gran Canaria volvía a pasar apuros para mantener la regularidad y apareció el factor Stevic. El serbio es una garantía juegue lo que juegue, siempre produce y, en un derbi de vital trascendencia, no iba a ser diferente. Aportó en ataque y en defensa para conectar a sus compañeros en el último suspiro antes de descanso (41-41). Sin embargo, Albicy se precipitó con posesión por delante y erró, algo que no hizo Todorovic para acertar desde el exterior y dar ventaja a los aurinegros a la conclusión de los primeros 20 minutos (41-44).

Tras el paso por los vestuarios, el Gran Canaria se mostraba dubitativo, con pérdidas incomprensibles y que, por suerte, el Lenovo Tenerife no aprovechaba. Doornekamp disparaba desde el exterior en un comienzo del tercer cuarto caótico y con imprecisiones. Pustovyi, con cuatro puntos seguidos, sostenía a un Granca que no daba el golpe sobre la mesa necesario. Ennis puso las tablas casi en el ecuador (49-49).

El grancanario Fran Guerra se hacía grande en la pintura del bloque visitante, pero Brussino respondía a continuación. Albicy, con tres pérdidas, y el desacierto exterior -dos de 14 intentos- lastraban para voltear el marcador. El director de juego galo, el líder amarillo, no estaba fino.

Acelerón amarillo

La fuerza de Ennis, con un 2+1, incendió a un Arena entregado a su equipo (54-53, min. 23). El exterior canadiense tocaba zafarrancho y sus compañeros lo seguían ciegamente. El Granca estaba de vuelta y pretendía imponer su ley en su fortín, tras un parcial de 7-0 (58-53). Vidorreta se desesperaba y solicitaba tiempo muerto para intentar frenar el arreón local.

Huertas rompió la sequía aurinegra, pero los amarillos ya estaban en el duelo de forma definitiva (62-55). Huertas no daba clarividencia esta vez y, tras una falta técnica señalada al jugador brasileño, Slaughter y Khalifa Diop propiciaron que el Granca entrara en el último acto con 11 puntos de ventaja, tras un parcial que ya era de 15-2 (66-55).

Restaban diez minutos de vértigo por disputar. Brussino alargó el momento dulce del plantel de Fisac, que dominaba el rebote en ambas zonas (68-55). El Lenovo Tenerife estaba contra las cuerdas y Shermadini salía al rescate en un instante de dudas, pero Khalifa Diop empequeñecía al georgiano con un mate marca de la casa (70-57, min. 32).

Huertas emergía y Fisac no quería relajaciones. El preparador segoviano paró el choque tras el despertar tinerfeño (71-61, min. 35). El Lenovo Tenerife, que recuperaba sus señas de identidad, multiplicaba la intensidad y al Gran Canaria le tocaba igualarla en la recta final en el recinto de Siete Palmas. Huertas y Shermadini, las piezas capitales de Vidorreta, no perdonaron para continuar recortando la distancia (72-64).

Khalifa Diop, omnipresente en un pulso de altura con Shermadini, facturaba desde el tiro libre y AJ Slaughter exhibía su enorme calidad para resolver en una contienda que se apretaba sobremanera después de dos triples consecutivos del francotirador finés Salin (75-72).

La conexión Slaughter-Ennis funcionaba después del tiempo muerto de Fisac, obligando a Vidorreta a pedir otro (79-72). Shurna se unió a la fiesta tras una gran acción defensiva de Albicy (81-72). El Gran Canaria no quería fallar en la vuelta masiva de público al Arena, buscaba reenganchar a su gente, impulsar el orgullo en una cita de las subrayadas y lanzar un mensaje en la carrera por el Playoff.

El Gran Canaria fue mejor, mereció el triunfo y ya tiene la duodécima de la temporada ante el delirio de su afición (89-77).

Ficha técnica: Albicy (8), Brussino (7), Ennis (22), Shurna (11) y K. Diop (12) -equipo inicial-; Pustovyi (8), Balcerowski (2), AJ Slaughter (12), Chery (-), Salvó (4) y Stevic (3). Entrenador: Porfirio Fisac. Huertas (14), Salin (16), Sastre (-), Shermadini (23) y Doornekamp (11) -quinteto inicial-; Fitipaldo (7), Todorovic (3), Borg (-), Rodríguez (-), Wiltijer (-) y Guerra (3). Entrenador: Txus Vidorreta. Árbitros: Fernando Calatrava, Sergio Manuel y Joaquín García. Eliminaron por personales a Doordekamp y Huertas. Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésimo sexta jornada de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena ante 6.934 espectadores.