Khalifa Diop intenta anotar ante Guerrero. / CB Gran Canaria

Baloncesto

El Granca fulmina al Unicaja tras el descanso

Tras dos primeros cuartos igualados (30-28), los claretianos rompieron el partido con un tercer parcial (28-15) brillante y ya decisivo para no pasar apuros hasta el 76-59 final

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

Triunfo sólido del CB Gran Canaria. Tras veinte minutos igualados (30-28), el cuadro amarillo sacó su mejor versión en un tercer cuarto brillante para, con un parcial 28-15 fulminar, a un Unicaja que tras ese lavado de cara ya solo le quedó maquillar la derrota hasta el 76-59 final.

Los de Porfi Fisac refuerzan así, con su undécima victoria del curso, su candidatura a ocupar puesto de Playoff, tumbando a un cuadro malagueño siempre rival, por historia y potencial, a pelear por el mismo objetivo, pero con pocos argumentos y escasa rotación (fue baja de última hora Axel Bouteille, uno de sus principales artilleros) para llevarse el triunfo del Arena.

Albicy y Pustovyi marcan el inicio

Porfi Fisac decidió descartar al recién aterrizado Olek Balcerowski para medirse a los malagueños. El acierto desde lejos de Albicy, con dos triple seguidos, y la contundencia de Pustovyi (cuatro puntos) en la zona visitante marcaron el inicio de un duelo trepidante en anotación en sus primeras acciones (10-6).

El intercambio de golpes fue la tónica general, reservando gasolina y piernas, sobre todo en defensa, para más adelante (12-10). La segunda falta de un Oliver muy activo (cuatro puntos por entonces para el ala-pívot de los andaluces) obligó a Ibon Navarro a mover pronto su banquillo, dando entrada a Abromaitis, el americano que, con su primer lanzamiento, ponía por delante a los suyos (12-13).

Sin embargo, con un cuádruple cambio (entraron Brussino, Stevic, Slaughter y Kramer), el Granca refrescó las ideas y logró tomar las primeras diferencias serias (19-13, tras triple de Slaughter). Abierta la primera pequeña brecha, apretó entonces atrás un poco más el conjunto claretiano en busca de abrir más la herida. Inyectó para ello además más músculo Fisac a su rotación en cancha, con la entrada de Khalifa Diop, pero el 19-13 ya no se movería en las últimas acciones del primer parcial.

Tras la parada, el grupo isleño fue a más. Con un parcial 9-0, los de Fisac firmaban su máxima renta (21-13) ante un Unicaja al que le costaba anotar pero apretaba los dientes en defensa para evitar el despegue amarillo.

Ese esfuerzo en defensa le dio sus frutos a un conjunto malagueño que, además, afinaba, ahora así, su puntería para volver a igualar las fuerzas en el Arena (21-17). Y fue a más Unicaja, que se ponía a solo dos puntos con el primer triple de Francis Alonso (22-20, a 5.55 para el descanso).

Equilibrados de nuevo los números, el intercambio de golpes volvió a ser la tónica general en un duelo abierto y sin dueño claro (24-22, a 3.54). Pustovyi (ocho puntos ya) seguía haciendo caja en la zona visitante, mientras que entre el acierto desde lejos de Abromaitis y la movilidad por dentro de Kravic, el Unicaja se mantenía muy metido en el partido (28-28, a 1.35 para el descanso).

La asfixiante zona de los malagueños atascó entonces el ataque amarillo, donde solo Pustovyi anotaba con cierta comodidad ( 30-28 tras un segundo parcial que cerró el pívot ucraniano con acierto pleno desde la línea de tiros libres). Partido abierto.

CB Gran Canaria

Nuevo tirón local

El Granca decidió meter una marcha más en el regreso. Contó además con acierto exterior, lo que le permitió volver a coger distancia (43-33). Abierta una vez más la brecha, el grupo claretiano tiró con todo y un poco más para, con un parcial 15-5, firmar su máxima diferencia y forzar la parada técnica de Navarro (45-33).

Sin centímetros ni plan para parar a Pustovyi, el ucraniano (12 puntos, cinco rebotes por entonces) seguía liderando la escapada de un Gran Canaria que se gustaba ante un Unicaja estancado y superado en todo ahora (53-35 tras el segundo triple seguido de Ennis, parcial 23-7).

Solo en el tramo final de cuarto, se permitió el conjunto grancanario un merecido momento de relajación, que aprovechó Unicaja para recortar algo de terreno hasta el 58-43 (parcial 28-15) con el que encaraba el último cuarto.

Con más de media victoria ya en su bolsillo, el grupo amarillo ya no tuvo prisas en sus posesiones. No dejó, sin embargo, de trabajar en defensa para no pasar apuros ante un Unicaja con pocas ideas ni argumentos para reducir la diferencia (63-45, a 6.25 para el final).

Los últimos cinco minutos fueron ya de relleno, con un Gran Canaria a medio gas y un Unicaja intentando reducir una diferencia que al final se quedó en +17 para los amarillos (76-59). Victoria y basket-average para un conjunto claretiano lanzado hacia los puestos de Playoff. Que no es poco.