Borrar
Nico Brussino se cuelga del aro. CBGC

El Dreamland Gran Canaria ofrece un recital de Playoff para deleitar y disfrutar (98-80)

Liga Endesa ·

El combinado claretiano impone su ley ante el Baskonia para defender su cuarta plaza en la competición doméstica

Óliver Suárez Armas

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 3 de marzo 2024, 08:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Dreamland Gran Canariaarrolló este domingo al Baskonia en defensa y en ataque para obtener un triunfo de prestigio en el Arena (98-80) y defender su cuarta plaza para seguir soñando

El Dreamland Gran Canaria, que salió con su quinteto habitual formado por Andrew Albicy, AJ Slaughter, Nicolás Brussino, John Shurna y Ethan Happ, quiso imponer su ley en el Gran Canaria Arena en la batalla por el Playoff de la Liga Endesa, ofreciendo actividad en defensa y clarividencia en la toma de decisiones en ataque para tomar el mando del duelo (8-3, min. 2).

El ritmo de Albicy, el talento de Slaughter y Brussino, los intangibles de Shurna y el crecimiento meteórico de Happ impulsaban a la escuadra entrenada por Jaka Lakovic en la defensa de la cuarta plaza en la fase regular de la competición doméstica (10-6).

Sin embargo, el Baskonia, más irregular y necesitado en la clasificación, presenta recursos para dar y regalar. Siete puntos seguidos del eléctrico Miller-Mcintyre ejemplificaron el potencial de un equipo de Euroliga y voltearon el marcador del fortín de Siete Palmas (10-13, min. 5).

El preparador esloveno movía las piezas para encontrar frescura e intensidad en la segunda unidad claretiana. Landesberg -diez puntos- prolongaba las buenas sensaciones y el acierto que ofreció ante el Valencia Basket en la Copa del Rey (18-15).

El Dreamland Gran Canaria estaba conectado en un descorche del encuetro sólido a pesar de la exhibición de Miller-Mcintyre -14 puntos sin fallo- (26-22).

La fuerza coral amarilla

Los triples de Díez y Moneke devolvieron la iniciativa al cuadro de Ivanovic en el inicio del segundo periodo (28-30). Un pulso capital por el Playoff que no bajaba de temperatura.

El Baskonia se entonó y se mostraba contundente en los duelos individuales, pero el Dreamland Gran Canaria aguantaba el golpe y la energía de su rival para castigar (34-31, min. 15).

Ivanovic se desesperaba en la banda y solicitaba tiempo muerto por las desconexiones de sus jugadores, lo que aprovecharon Brussino -11 puntos- y Albicy para alargar el dominio insular (39-31).

El Dreamland Gran Canaria, que acumulaba cinco victorias consecutivas ante sus aficionados en la Liga Endesa, no daba tregua a nivel de intensidad y de solidez, si bien Miller-Mcintyre -20 puntos- oxigenaba a un grupo tocado en la recta final del segundo acto (48-37).

AJ Slaughter.
AJ Slaughter. CBGC

El cuadro amarillo tenía las ideas muy claras y ejecutaba a la perfección el plan de partido de Jaka Lakovic para sonreír al descanso (48-39).

La ley de Brussino

Tras el paso por los vestuarios, un triple de Brussino -14 puntos- y un palmeo de Happ ampliaron la renta local e imposibilitaron el propósito vasco de apretar el electrónico (53-44).

Dos triples consecutivos del alero griego Rogkavopoulos mostraron el camino a un Baskonia con dudas y con un Miller-Mcintyre muy solo en tareas ofensivas, pero el Dreamland Gran Canaria no mostraba fisuras con Bassas al mando de las operaciones (58-49, min. 25).

El Baskonia elevó el nivel defensivo, con más contactos y al límite, pero el Granca no perdonaba, con Shurna, Lammers y Salvó facturando en la pintura y Landesberg desde el exterior, para firmar un parcial de 10-2 y entrar con solvencia en los últimos diez minutos (68-54).

Acelerón hacia el Playoff

Restaba diez minutos para terminar el trabajo y soñar con dar un pasito más hacia el Playoff por el entorchado de la Liga Endesa. Moneke irrumpió para capitanear al Baskonia en la conquista del Gran Canaria Arena (70-61).

Miquel Salvó.
Miquel Salvó. CBGC

El guion cambió con un Baskonia más metido. Kotsar llevó la incertidumbre y el nerviosismo al recinto capitalino con un mundo por disputar (73-63).

Fue un espejismo porque el Dreamland Gran Canaria no aflojó en ningún momento en su defensa de la cuarta plaza liguera. Una exhibición coral en ambos lados de la pista para crecer y creer (80-65).

El Dreamland Gran Canaria se gustó y gustó a los más de 6.000 incondicionales que acudieron al fortín de Siete Palmas (98-80). Los amarillos mandaron de principio a fin para obtener la decimotercera victoria liguera y seguir una jornada más en la cuarta plaza. Casi nada. Mucho mérito. Ahora, una final ante el Besiktas turco en la BKT EuroCup este miércoles (20:00 horas) en el Arena.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios