Imagen de un partido del Herbalife Gran Canaria en el presente curso. / cb gran canaria

EUROCUP

El cambio a nivel 3 de alerta evita la presencia de público en el Arena por tercera vez esta temporada

El Club Baloncesto Gran Canaria contaba con la autorización del Gobierno regional para el acceso de 1.695 aficionados para el segundo encuentro de la eliminatoria de cuartos de final de la EuroCup ante el Metropolitans 92 francés, previsto para el próximo viernes.

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

La ilusión por contar con el apoyo de la afición en la eliminatoria de cuartos de final de la EuroCup ante el Boulogne-Levallois Metropolitans 92 francés sufrió un frenazo en el seno del Club Baloncesto Gran Canaria el pasado miércoles con los primeros rumores del paso a nivel 3 de alerta, un aspecto que se confirmó en la tarde de ayer, dinamitando el propósito de contar con público en el Gran Canaria Arena por tercera vez esta temporada en la competición continental.

La entidad claretiana contaba con la autorización del Gobierno regional para el acceso de 1.695 aficionados al recinto de Siete Palmas -un 17% del aforo- para el segundo encuentro del cruce europeo, previsto para el próximo viernes, a partir de las 19.00 horas -estaba fijado para las 20.00 horas, pero se adelantó cuando la propuesta ganaba fuerza-.

El varapalo para el Club Baloncesto Gran Canaria es importante, ansioso por volver a sentir el calor y el aliento de sus aficionados. Al menos, en la EuroCup porque el Consejo Superior de Deportes (CSD) no lo permite todavía en la Liga Endesa.

Se da la circunstancia de que es la tercera ocasión en que el club presidido por Enrique Moreno no consigue su propósito de que el público esté cerca del plantel entrenado por Porfi Fisac.

El primer intento con autorización se produjo ante el Dolomiti Trento en la fase regular, pero el partido se aplazó por positivos en la covid-19 en la escuadra italiana, mientras que el segundo fue ante el Promitheas Patras griego, pero, finalmente, el CSD y las Comunidades Autónomas acordaron que no hubiera público en los encuentros internacionales. Ahora, toca pelear por la clasificación para las semifinales para volver a intentarlo.