Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 2 de marzo
Tom Digbeu, con el balón en un partido con el Alsace galo. ASSA

Bombazo: el Dreamland Gran Canaria convence a Tom Digbeu

Liga Endesa ·

El exterior hispano-francés, de 22 años y que brilló en la cantera del Barça, regresa a España tras la firme apuesta del club claretiano por relanzar su carrera

Óliver Suárez Armas

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 23 de noviembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una jugada maestra del Club Baloncesto Gran Canaria. Un talento que deslumbró y que está por explotar todavía. El escolta hispano-francés Tom Digbeu, de 22 años, 1,95 metros de altura y que destacó en su etapa de formación en el FC Barcelona, retorna a España tras alcanzar un acuerdo con el club amarillo hasta 2026.

Tom Digbeu, quien manifestó a principios de este año su decisión de jugar con España -tiene la doble nacionalidad, pero nació en Barcelona el 24 de septiembre de 2001-, comenzó a jugar en la localidad francesa de Lyon antes de incorporarse en las categorías de formación del Alicante en 2014 y, tras dos años, aterrizó en el Barça en 2016, donde brilló en edad cadete, junior y en el filial de LEB Oro, participando en citas para exhibir a las promesas como el Jordan Brand Classic y el Adidas Eurocamp de Treviso.

No contaba con muchos minutos en la entidad azulgrana y Sarunas Jasikevicius lo reclutó para el Zalgiris Kaunas lituano con apenas 17 años en 2019, si bien fue cedido al Prienai, donde sufrió una grave lesión en la rodilla durante la pretemporada. Volvió a su país durante la pandemia sin permiso y el gigante báltico rescindió su contrato, si bien retornó a Lituania para repetir con el Prienai.

Para el recuerdo quedan los 27 puntos (seis de nueve en tiros de dos puntos, cuatro de diez en triples y tres de cuatro en tiros libres), 11 rebotes y 35 créditos de valoración en la derrota en la prórroga frente al citado Zalgiris (103-100).

Posteriormente, se desplazó a Australia para jugar con los Brisbane Bullets y, a continuación, a la G-League en 2022, convirtiéndose en el primer español drafteado en esa competición estadounidense. Los Motor City Cruise -club afiliado a la franquicia NBA de los Detroit Pistons- lo seleccionaron en el número 28, pero solo disputó un choque y fue liberado.

Ahora, después de reencontrarse con su juego y con su mejor versión en el Alliance Sport Alsace Gries-Souffel de la Pro B francesa -firmó 16,2 puntos, 3,9 rebotes, 2,9 asistencias y 15,1 créditos de valoración en los 27 minutos que jugó de media en 24 partidos- la pasada campaña, acepta el desafío propuesto por el Dreamland Gran Canaria para relanzar su carrera.

Digbeu completó un partido para el recuerdo en el triunfo contra el Denain (110-113), con 47 puntos, ocho rebotes y cuatro asistencias.

Tom es hijo del exjugador internacional francés Alain Digbeu, quien vistió las camisetas del Barça (1999-2002), Real Madrid (2002-2003), Joventut (2003-2004) y Alicante (2005-2006 y 2007-2008) durante su etapa en la máxima competición nacional.

La importancia de los cupos

La llegada de Tom Digbeu cobraría una trascendencia mayor tras un pasado verano en el que el Dreamland Gran Canaria sufrió de lo lindo para completar el puzle de los cuatro cupos de formación después de las salidas de los canteranos Khalifa Diop y Olek Balcerowski al Baskonia y Panathinaikos, respectivamente.

En este sentido, el exterior hispano-francés propiciaría contar con cuatro cupos con contrato en vigor de cara al próximo ejercicio 2024-2025 (Miquel Salvó, Jovan Kljajic y Jakub Urbaniak) y, además, dos sub-22 (Dylan Bordón y Massamba Diop), evitando esas urgencias en la confección del próximo plantel.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios