Imagen del ambientazo que se vivió en el Arena con motivo del derbi entre el Gran Canaria y el Lenovo Tenerife. / cbgc

El binomio Granca-afición retorna con mucha fuerza

La ilusión se rebosa en un Gran Canaria Arena que registra su mejor media de asistencia desde la temporada 2016-2017, con 6.278 aficionados

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

Las llegadas de Sitapha Savané y de Jaka Lakovic a la presidencia y al banquillo del Club Baloncesto Gran Canaria, respectivamente, y la continuidad de piezas que simbolizan la identidad del vivero claretiano como Olek Balcerowski y Khalifa Diop son algunos de los factores que propiciaron una ilusión en los aficionados que, tras un arranque brillante en la Liga Endesa, se está viendo multiplicada y con el deseo muy vivio de volver a disputar la Copa del Rey cinco años después.

La entidad claretiana, que ya venía perdiendo abonados y público en el Gran Canaria Arena desde antes de la pandemia por la covid-19, vio cómo los números se precipitaron hasta perder mil abonados, lo que supuso un ambiente desangelado en muchos de los compromisos disputados en la competición doméstica, incluidas las visitas de los trasatlántico de la ACB.

En una dinámica continuada de arrastrar el producto, el Club Baloncesto Gran Canaria no daba con la tecla para recuperar a unos aficionados que no retornaban al recinto de Siete Palmas. Sin ilusión ni resultados y con un ambiente en el entorno tremendamente enrarecido tocaba un cambio a varios niveles que se produjo para revertir una situación insostenible y que poco tenía que ver con la imagen mostrada siempre por el club insular.

El respaldo al nuevo proyecto

Ahora, el momento es diferente con unión, ilusión e identidad. La afluencia de público en los encuentros de la fase regular de la LIga Endesa en la presente campaña contra el Barça (6.138 espectadores), el Casademont Zaragoza (5.119), el Covirán Granada (5.337) y el Lenovo Tenerife (8.517) posibilitan que el Arena esté registrando su mejor media de asistencia desde el ejercicio 2016-2017, con 6.728 aficionados que respaldan al combinado que entrena Jaka Lakovic.

Y es que la entidad claretiana roza los 5.500 abonados a estas alturas tras producirse un incremento de un 19,1% con respecto al pasado curso 2021-2022 una vez finalizada la campaña de renovación de abonados y, cómo no, por la captación de nuevos seguidores, posibilitando un 49,24% de incremento en los ingresos respecto a la pasada temporada.