A huir de la escabechina en Rusia

21/02/2019

El Herbalife Gran Canaria, mermado con las bajas de Oliver, Pasecniks y Fischer, visita hoy al gigante CSKA Moscú, una pléyade de talento en un momento dulce y que no tendrá piedad de los claretianos en su objetivo de defender la segunda plaza

En busca de un imposible ante un CSKA Moscú sin piedad. El Herbalife Gran Canaria, acostumbrado a desplazamientos eternos durante 15 temporadas repartidas entre la Copa Korac, la ULEB, la Eurocopa y ahora la Euroliga, afrontó el más largo en la historia de la máxima competición continental -cerca de 5.175 kilómetros- para aterrizar hoy (17.00 horas. Movistar Deportes -dial 53-) en el exigente Megasport Arena para evitar una escabechina y, cómo no, buscar una hazaña de dimensiones bíblicas ante un gigante ruso que ansía volver a reinar en Europa.

Con urgencias desconocidas en la Liga Endesa, donde está metido de lleno en el fango por solo sumar seis victorias en 20 partidos y ocupar la antepenúltima posición en pleno coqueteo con el descenso, el cuadro de Víctor García, que anota 78.8 puntos y recibe 87.8, retoma el pulso a una competición europea en la que acumula siete derrotas consecutivas -nueve en los últimos diez partidos-.

El plantel claretiano presenta las bajas por lesión del base catalán Albert Oliver -una distensión a nivel de los isquiotibiales de la pierna derecha-, del pívot letón Anzejs Pasecniks -una torcedura en el tobillo izquierdo- y del pívot norteameriacano Luke Fischer -un traumatismo en el hombro izquierdo-, quienes se unieron a una enfermería en la que continúa el exterior británico Luke Nelson desde la pretemporada y que el base serbio Nikola Radicevic dejó a inicios de este semana, trabajando con el grupo a menor ritmo y cuyo retorno a las pistas es inminente.

Por este motivo, el base estadounidense Josh Magette y alero canterano montenegrino Jovan Kljajic entraron en la lista para un duelo ante un CSKA Moscú que recupera su mejor versión tras acumular cuatro victorias seguidas en la Euroliga.

Asimismo, el capitán claretiano, Eulis Báez, viajó finalmente con sus compañeros tras superar las molestias en un pinchazo en el gemelo izquierdo en el arranque de la semana.

confianza

El base estadounidense Clevin Hannah, quien hoy llevará la manija del juego por la ausencia de Oliver, espera que estos días de entrenamientos y sin competir por la celebración de la Copa del Rey, propicien una mejora. «Estamos intentando averiguar qué tenemos que hacer para mejorar individual y colectivamente. Estamos concentrados en cómo empezar a ganar partidos».

«El CSKA tiene muy buenos jugadores. Tienes que salir a jugar con confianza y lo más duro posible. Será muy duro, pero es un reto más que debemos afrontar», analizó Hannah.

Por su parte, el CSKA, que puede presumir de haber obtenido el cetro de la Euroliga en siete ocasiones -la última en 2016- y que ha estado presente en las últimas seis ediciones de la Final Four, tiene el segundo mejor ataque del torneo con 86.8 puntos por choque y recibe 80.6.

El base francés Nando De Colo -14.8 puntos, 3.7 asistencias y 16.7 de valoración-, y los norteamericanos Clyburn -13.9 puntos, 7.2 rebotes y 18.5 de valoración- y Higgins -14.7 puntos- sobresalen en una pléyade de talento en la que también irrumpe el tinerfeño Sergio Rodríguez.

En el choque de la primera vuelta, el CSKA sufrió de lo lindo en la isla, donde tuvo que emplearse a fondo para no llevarse un susto. Tras un ajustado 55-52 al descanso para el Granca y mantener el pulso en el tercer periodo (77-80), los pupilos de Itoudis apretaron el acelerador en el último para sellar el triunfo después de un parcial de 14-26 (91-106).