El pívot senegalés Khalifa Diop machaca el aro durante el encuentro entre el Gran Canaria y el FC Barcelona. / ACB PHOTO / MIGUEL HENRÍQUEZ

LIGA ENDESA

Un calendario de vértigo espera a un Granca que vive en la incertidumbre

El club claretiano, que acumula tres partidos sin competir entre el torneo doméstico y continental por la covid-19, disputará cinco duelos en 14 días

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS las palmas de gran canaria.

El plantel de Porfi Fisac no juega desde el 27 de diciembre, cuando el UCAM Murcia conquistó el Gran Canaria Arena y asestó la quinta derrota consecutiva a los amarillos en la fase regular de la Liga Endesa, dinamitando las opciones de estar entre los ocho primeros al término de la primera vuelta. Desde entonces, el Granca aplazó las tres citas programadas en el arranque del presente mes de enero, dos correspondientes a la fase regular de la Liga Endesa, el Valencia Basket y el Monbus Obradoiro, y la tercera al último compromiso de la primera vuelta del grupo B de la EuroCup contra el Umana Reyer Venecia -continúa pendiente de reubicar en el calendario-.

El brote por la covid-19 rebosa de incertidumbre el día a día de una escuadra -alcanzó los seis contagiados entre la plantilla y el cuerpo técnico- que cuenta los días para volver a la competición. El panorama en las ligas nacionales e internacionales es desalentador por los múltiples casos que azotan a los clubes. Los aplazamientos propician que el calendario se comprima y, como no podía ser de otra manera, el de la entidad insular será de vértigo en lo que resta de mes.

Y es que, si los positivos lo permiten y el Servicio Canario de la Salud del Gobierno de Canarias lo autoriza, el Club Baloncesto Gran Canaria tendrá que disputar cinco envites en 14 días: el BAXI Manresa -este domingo a las 16.00 horas-, el Cedevita Olimpija Ljubljana esloveno -miércoles 19 a las 19.30 horas-, el Valencia Basket -sábado 22 a las 19.45 horas-, el Promitheas Patras griego -miércoles 26 a las 20.00 horas- y el Monbus Obradoiro -sábado 29 a las 19.45 horas-.

Pendientes de Albicy y Pustovyi

El director de juego francés Andrew Albicy, quien sufrió una rotura fibrilar en el bíceps femoral de grado dos el pasado mes de noviembre, y el pívot ucraniano Artem Pustovyi, quien sufrió un esguince de grado tres en su tobillo izquierdo a principios de diciembre, se encuentran en la recta final de la recuperación y la vuelta a las canchas está muy cerca. Una cuenta atrás que podría vivir su primer capítulo en el Nou Congost este domingo.