La joven capitana del CB SPAR, Adji Fall, está consiguiendo buenos números en el arranque liguero. / CB SPAR GC

El CB SPAR se enfrenta a su «espejo» el domingo a las 11.00 horas en el Gran Canaria Arena

Cuatro de las jugadoras titulares del IDK Euskotren se formaron en las filas amarillas en la última década

ANDREA GAZTAMBIDE Las Palmas de Gran Canaria

Un rival de rango europeo y un objetivo ilusionante. El IDK Euskotren San Sebastián visita este domingo, 11.00 horas, el Gran Canaria Arena donde le esperan las amarillas del CB SPAR para tratar de sumar la tercera victoria liguera.

No será una misión sencilla, puesto que el conjunto que entrena Azu Muguruza ya demostró su potencial tumbando en la cuarta jornada al Perfumerías Avenida Salamanca (83-70) y que en la noche del jueves cuajó una buena actuación en su debut en la EuroCup en la pista del conjunto francés del Asvel Lyon al que le dio mucha guerra, aunque acabó notando la baja, tras el descanso de su pívot titular, Marián Coulibaly, que se lesionó. De doce puntos cayeron las vascas (76-64).

La joven capitana del CB SPAR Gran Canaria, Adji Fall, siete temporadas en la entidad, analizó el encuentro: «Sabemos que, como siempre, nuestro equipo tiene que jugar a un nivel muy alto para darle réplica a un rival que viene de ganar al Perfumerías Avenida, eso lo dice todo, y que no cabe aflojar el ritmo«.

En la segunda aparición liguera del equipo amarillo en el Gran Canaria, donde otra vez no ha podido entrenar durante toda la semana, las jugadoras que dirige José Carlos Ramos se encontrarán a un rival con el trabajo de la entrenadora Azu Muguruza como eslabón de una aventura que ya alcanza los treinta años.

En esta temporada, el IDK cuenta en su habitual quinteto inicial con cuatro jugadoras salidas de la fábrica amarilla, aunque con diversos matices, y así, la base titular es Yurena Díaz, una de las mejores jugadoras salidas del Rodríguez Monroy, como escolta actúa la agüimense Natalia Rodríguez, campeona de todo vistiendo las camisetas de filiales del SPAR.

Junto a Natalia, otra gran tiradora como es María España Almendro, una líder nata que llegó a La Paterna a los 26 años para relanzar su carrera y dejó una estela inolvidable. En IDK disfruta del mismo rol protagonista. Y la pívot titular es la internacional maliense Mariám Coulibaly, quien debutó en la LF Endesa con el conjunto grancanario en la liga 2015, con 18 años, y jugó hasta el verano de 2017. Hoy es una de las mejores jugadoras de la competición española.