Borrar
Ricky Rubio, durante un entrenamiento con la selección española este verano. EFE

Ricky Rubio deja el baloncesto temporalmente para cuidar su salud mental

El base, pieza clave para Sergio Scariolo en la dirección de juego, no estará con la selección española en el Mundial

Sábado, 5 de agosto 2023, 10:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ricky Rubio no estará en el Mundial de baloncesto. El base catalán se aleja provisionalmente de las canchas para centrarse en su salud mental. «He decidido parar mi actividad profesional para cuidar mi salud mental. Quiero agradecer todo el apoyo que he recibido de la FEB para entender mi decisión. Hoy La Familia tiene más sentido que nunca. Gracias. Pediría que se respetara mi privacidad para poder afrontar estos momentos y poder dar más información cuando sea el momento», explicó el jugador de los Cleveland Cavaliers en un comunicado difundido por la Federación Española de Baloncesto.

Ausente en el primer amistoso de preparación ante Venezuela en el WiZink Center de Madrid, Ricky Rubio tampoco había participado en las últimas sesiones de entrenamiento en las instalaciones del Triángulo de Oro, después de comunicar a los responsables federativos su situación y abandonar la concentración del equipo nacional en el hotel Meliá Castilla de la capital. Por ello el base no presenció el primer partido de preparación para el Mundial junto al resto de descartados por Scariolo para el duelo: Sergio Llull, Álex Abrines, Rudy Fernández y Willy Hernangómez.

Así las cosas, la selección española se queda sin su director de juego titular, una pieza clave en el entramado de la vigente campeona europea y mundial. Ricky Rubio fue el MVP de aquella segunda corona global de hace cuatro años en China. No estuvo en el Eurobasket conquistado por España en 2022 por la grave lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que sufrió en diciembre de 2021 durante un partido con los Cavs pero su regreso en enero de este año invitaba al optimismo.

La ausencia del que por méritos propios se ha convertido en un líder natural dentro del equipo español es un importante revés deportivo sobre el parqué, pero principalmente un golpe anímico para un vestuario que no dudó en mostrar su apoyo al jugador. Como no podía ser de otra manera, directivos, cuerpo técnico y jugadores establecieron como prioridad su salud por encima de cualquier otra consideración y arroparon a su compañero. «En La Familia, desde siempre, las personas vienen antes de los resultados. Todo mi cariño y apoyo a Ricky, y mi admiración por su transparencia y a través de ella su capacidad, una vez más, de liderar con el ejemplo», expresó el seleccionador, Sergio Scariolo.

«Nunca demasiado alto, nunca demasiado bajo… RR», señaló por su parte Willy Hernangómez, MVP del Eurobasket 2022 y otro de los pesos pesados en el combinado español. El nuevo pívot del Barça empleó como mensaje de ánimo la frase que Ricky Rubio utiliza como lema de vida. Y es que se trata de un jugador atípico, con una personalidad profunda, muy marcada por el fallecimiento de su madre, Tona Vives, en mayo de 2016 a causa de un cáncer de pulmón.

El luctuoso acontecimiento le afectó profundamente, causándole una depresión. «Durante la mayor parte del año siguiente a su muerte, vivía enfadado. Culpaba a muchas cosas. Culpaba al baloncesto. Culpaba a las personas a mi alrededor por cómo me sentía. Le eché la culpa a todo. Pasé por una depresión», escribió en 2019 en una emotiva carta publicada en The Players' Tribune.

Referente

En una desgarradora confesión, el jugador recuerda la dificultad para gestionar sus emociones en aquella época, cuando todavía militaba en los Minnesota Timberwolves: «Cuando alguien que amas muere, es como si una niebla te envolviera. Así fue para mí. Me sentí sin dirección. La primera temporada después de su muerte, me despertaba y pensaba en llamarla. Me hizo querer romper mi teléfono. Pero no pude borrar su número. Incluso le envié mensajes de texto a veces. Todavía lo hago. Durante un tiempo, sentí que me estaba volviendo loco, como si estuviera hablando conmigo mismo».

«La primera temporada después de su muerte, me despertaba y pensaba en llamarla. Me hizo querer romper mi teléfono»

Y es que Ricky Rubio, primero gran promesa cuando era un niño y luego figura fundamental del baloncesto español, también se ha convertido en un referente a la hora de dar visibilidad a los problemas de salud mental entre los jóvenes deportistas, sometidos a la presión asfixiante de la competición de primer nivel y el foco mediático. «No sabía cómo solucionarlo solo. Aprendí eso cuando finalmente recibí ayuda, cuando fui a hablar con un terapeuta», reconoció en su momento, poniendo de relieve la importancia de la ayuda profesional para superar los momentos anímicos más delicados.

Desde entonces, a modo de recuerdo y homenaje luce en su brazo derecho, a lo largo de su bíceps y parte del antebrazo, el tatuaje más especial: una leona acompañada de su cachorro, que se complementa con una rosa y la frase 'With you went so much of me' ('Contigo se fue tanto de mí').

La baja de Ricky Rubio abre un agujero en la posición de base y obliga al estudioso Scariolo a sacar el enésimo conejo de su chistera. En el Eurobasket tampoco contaba con el de El Masnou pero reclutó para la causa a Lorenzo Brown. Ahora tampoco puede recurrir al jugador del Maccabi Tel-Aviv y por tanto está obligado al encaje de bolillos con las piezas de las que dispone en la posición de 1 -Alberto Díaz y el joven talento Juan Núñez-, además de dos combos como Sergio Llull y Jaime Fernández, escoltas anotadores pero también generadores de juego.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios