Stephen Curry celebra su triple 2.974, con el que batía el récord de RAy Allen. / Reuters

Stephen Curry, máximo triplista de la historia de la NBA

El base de los Warriors bate el récord de Ray Allen, 2.973 triples, y lo deja en 2.977 triples con 511 partidos menos

Javier Varela
JAVIER VARELA Madrid

Stephen Curry sigue haciendo historia en la NBA. El base de los Warriors eligió un escenario emblemático como el Madison Square Garden para convertirse en el mejor triplista de la historia de la NBA. Con una grada a reventar, con la familia de Curry presente, además de Ray Allen, poseedor de récord, y Reggie Miller, tercer mejor triplista de la historia, Curry no hizo esperar para conseguir hacerse un hueco en la leyenda del baloncesto. Con 9-10 en el marcador y apenas cinco minutos disputados llegó el gran momento. Curry recibió un pase de Wiggins, se levantó ligeramente y con un lanzamiento marca de la casa anotó su triple número 2.974 y el lanzamiento con el que batía la mejor marca de triples convertidos en la historia de la NBA que ostentaba Ray Allen (2.973).

Con el Madison Square Garden en pie, el partido se detuvo para que Curry recibiera la felicitación de sus compañeros, Ray Allen y Reggie Miller. Poco después no dudó en irse hacia la grada para abrazar a su madre y entregar el balón del récord a su padre. Un momento histórico que quiso compartir con su familia. Curry había anotado su triple 2.974 triples en apenas 788 partidos, 511 menos de los que necesitó Ray Allen para establecer la anterior plusmarca.

«Llevo pensando en este tiro demasiado tiempo», reconocía un Stephen Curry. «Es historia del baloncesto. Es muy especial. Estas dos leyendas (Allen y Miller) a las que crecí admirando y que me ayudaron a entender lo que significa tirar gracias a ellos y a mi padre. Estoy bendecido y agradecido».

Curry terminó el partido con cinco triples para dejar en 2.977 el récord de triples. Una cifra que seguirá aumentando en cada partido, porque lleva una década 'acribillando' los aros contrarios con una media de 3,8 triples anotados de los 8,7 que intenta, lo que supone más de un 43%. Además, lleva la friolera de 152 partidos consecutivos anotando al menos un triple desde el 1 de diciembre de 2018.

Curry recibe la felicitación de Allen, Steve Kerr felicita a su jugador y el base celebra el récord con un gesto. / Reuters/Afp

Récord y victoria

«Lo que ha hecho ha redefinido por completo lo que es un tirador», afirmó su entrenador Steve Kerr tras el encuentro. «Ha redefinido la posición de base en términos de lo que se espera de ellos. Ya ves a toda una generación de jóvenes jugadores que juegan al baloncesto de la misma manera que lo hace él, con el rango de tiro y el manejo de balón que él tiene, y sobre todo con su sentido de la diversión. Es increíble lo mucho que ha impactado tanto estratégica como artísticamente».

El récord de Curry no impidió que los Warriors se despistaran y sumaron su séptima victoria en los últimos 10 partidos. Derrotaron a unos Knicks (96-105) que encajaban su cuarta derrota consecutiva. Además, el mejor del partido -como no podía ser de otra manera- fue Stephen Curry que sumó 22 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 1 robo y 1 tapón. Sin embargo, el máximo anotador del choque fue el ala-pívot de los Knicks, Julius Randle que hizo 31 puntos, 25 en la segunda mitad.