Borrar
LeBron James se dispone a encestar durante el partido que midió a los Lakers con los Nuggets. Reuters
LeBron alcanza los 40.000 puntos
NBA

LeBron alcanza los 40.000 puntos

La estrella de los Lakers traspasa una frontera que se pensaba inalcanzable

Sergio Eguía

Domingo, 3 de marzo 2024, 15:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Al primer intento, 10 minutos antes del descanso frente a los Nuggets, LeBron James alcanzó los 40.000 puntos en la NBA. Es solo uno más de los muchos récords que parecían inalcanzables y que el genio de Akron ha ido destrozando infatigable a lo largo de su larga y exitosa carrera. Empezó con un 'air ball' y terminó perdiendo el partido contra los actuales campeones capitaneados con Nikola Jokic (114-124), pero poco importa.

Decían que nadie superaría la marca anotadora de Kareem Abdul-Jabbar en toda su carrera. LeBron lo hizo la temporada pasada. A sus 39 años, cumple 40 en diciembre, The King lleva 20 años reinando en la NBA y nadie parece atisbar aún cuántos más pueden quedarle en la élite. Sigue en forma. Su sueño, ahora, es compartir vestuario con Bronny, su hijo mayor, que si nada se tuerce debería estar en el draft del próximo verano.

Mientras espera, LeBron continúa sumando estadísticas, apretando el debate sobre si es él el mejor de la historia o ese honor debe mantenerlo Michael Jordan y jugando ya solo «por amor al baloncesto». Y por la pasta escandalosa que les va a pedir a los Lakers para renovar este verano, claro.

Imparable

Han pasado dos décadas desde su debut en el equipo de su ciudad, los Cleveland Cavaliers, a los que hizo campeones en 2015. Saltó por primera vez a una cancha NBA en 2003 contra Sacramento. Venía de ser número uno del draft, lógicamente, y regaló 25 puntos, 6 rebotes, 9 asistencias y 4 robos en un debut tras el que dijo aspirar a parecerse a Jason Kidd. En la espalda lucía el número 23, por Jordan claro. En la mente, un camino. Devorarlo todo.

Y no ha parado. Puede jugar de base como Jason Kidd si es necesario. Liderar la anotación y resolver partidos como Michael Jordan. Es seguramente el mejor sin comparación posible en su posición natural de alero y no desmerece nada cuando se mete en la pintura. Así es difícil hacerle sombra. Dicen que ha ganado pocos campeonatos (cuatro). Los ha logrado peleando contra algunas de las dinastías más destacadas de la historia. En la época de Miami, títulos de 2011 y 2012, los Spurs de Duncan, Ginobili y Parker vivían su momento dorado. Es cierto que la final de 2011 fue con unos Thunder para el recuerdo (Durant, Westbrook, Harden e Ibaka), que apearon a los de San Antonio en las semifinales del Oeste.

Regresó a Cleveland y tuvo enfrente a los mejores Warriors de todos los tiempos. Curry, Thompson, Green, Igoudala... El último anillo, con los Lakers en la burbuja de pandemia, fue casi un milagro. La franquicia de Los Ángeles pena en el purgatorio de la mediocridad desde que llegó James pese a tener de pareja a un Anthony Davis que se gana a pulso cada año el sambenito de gran decepción.

LeBron ha superado este domingo la frontera imposible de los 40.000 puntos en la NBA. Ya era el único que había ido más allá de los 39.000. El segundo en la lista de anotadores (Kareem con 38.387) hace 34 años que se jubiló. En activo solo Kevin Durant le mira de lejos. Lleva algo más de 28.300 puntos con cuatro años menos de carrera. ¿Llegará Doncic alguna vez a estos números? Por proyección y promedios es de los pocos con opciones.

Además, LeBron tiene los siguentes récords. Más puntos anotados en fase regular. Más minutos combinando liga regular y playoffs. Más tiros de campo intentados. Más partidos consecutivos de fase regular anotando. Más puntos anotados en playoffs. Más lanzamientos convertidos en playoffs. Más robos en playoffs. Más triunfos en playoffs. Más partidos en playoffs. Único jugador que ganó el MVP de las Finales con tres franquicias distintas (Heat, Cavaliers y Lakers). Único jugador que promedió un triple-doble en unas Finales (2017). Único jugador que lideró una serie de playoffs en puntos, rebotes, asistencias, tapones y robos (Finales 2016). Mayor cantidad de veces seleccionado en el primer quinteto All-NBA. Mayor cantidad de premios de mejor jugador de la semana. Y la lista sigue y sigue.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios