Stephen Curry lanza a canasta ante la presencia de Ricky Rubio. / Afp

Exhibición de Curry ante los Cavaliers de Ricky

El base de los Warriors lidera la remontada de su equipo con 20 puntos en el último cuarto, mientras el español sólo pudo sumar 10 puntos y 5 asistencias

R.C.

Stephen Curry se puso el traje de superestrella de la NBA en la victoria de los Warriors frente a los Cavaliers (89-104). El base de Golden State acabó el partido como el máximo anotador con 40 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias y 2 robos de balón, pero decidió el partido cuando anotó 20 puntos en el último cuarto.

Curry estuvo secundado por su compañero Draymond Green, que consiguió 14 rebotes, los mismos que el pívot de Cleveland, Ed Davis. Mientras, en los Cavaliers el escolta Darius Garland fue el máximo anotador con 25 puntos mientras que el base del equipo, Ricky Rubio sumó 10 puntos, 5 asistencias y 2 robos de balón.

El español recibió un premio de la NBA en «reconocimiento de sus continuos esfuerzos para mejorar la vidas de niños y familias, particularmente aquellos impactados por el cáncer». Es la quinta vez que la NBA entrega el premio a un jugador por su labor desde el fin de la temporada regular al inicio de la siguiente temporada.

Con este galardón, la mejor liga de baloncesto del mundo reconoce la labor en España y Estados Unidos de la Fundación Ricky Rubio para mejorar la experiencia hospitalaria de los pacientes de cáncer y sus familias. El jugador está muy concienciado después de que su madre fuera diagnosticada con cáncer de pulmón en 2012 y falleciera a causa de la enfermedad en 2016.

Rubio se mostró honado de recibir este premio, auqnue reconoció que «hay muchos jugadores de la NBA que están trabajando en sus comunidades y soy afortunado de haber sido elegido».