Nico Laprovittola saca de banda ante Sergio Llull. / acb.com

Temporada 2022-2023

El polémico saque rápido marca la nueva Liga Endesa

La ACB pretende dotar de mayor ritmo y espectáculo el campeonato que se inaugura este miércoles con un Girona-Real Madrid

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

El polémico saque rápido, la gran novedad instaurada en el baloncesto español que fue inaugurada de forma oficial el pasado fin de semana en la Supercopa para agilizar el juego, marcará esta temporada el desarrollo de la Liga Endesa 2022-2023. Con defensores y detractores de la regla que permitirá a un jugador sacar el balón de banda o de fondo sin necesidad de que el árbitro lo toque o lo retenga, el campeonato de la regularidad se inaugura este miércoles con un Girona-Real Madrid que enfrentará a uno de los dos recién ascendidos, presidido y liderado en la pista por Marc Gasol, y al defensor del título liguero y flamante campeón de la Supercopa.

Cuando aún no se han apagado los ecos del increíble Eurobasket conquistado por España, la Liga Endesa alza el telón con una innovación que ha provocado nada más estrenarse sonadas reacciones. «La regla del saque me parece innecesaria. Son ganas de reinventar el baloncesto», lanzó la noche del domingo Sergio Llull, el jugador en activo con más títulos de Liga (siete). «Sacar desde el campo de atrás sin que el árbitro tenga que tocar el balón me parece tan bien que ya hace cuatro años pedí que se aplicase. Yo he jugado con esta norma y más a favor no puedo estar», apuntó por su parte Aíto García Reneses, que regresa a la ACB como técnico del Girona y, con nueve títulos ligueros, es el entrenador más laureado del baloncesto español, solo superado por Pedro Ferrándiz (doce) y Lolo Sainz (diez).

«Esta norma va a premiar a aquellos que estén más listos. El baloncesto es un juego para gente lista y dinámica y creo que va a volver a gustar», aventura el técnico del Obradoiro, Moncho Fernández. «El objetivo es reducir las interrupciones y aumentar velocidad, contraataques y transiciones», destaca la ACB sobre esta nueva norma con la que están de acuerdo la gran mayoría de entrenadores de la Liga Endesa. A esta innovadora regla, que no se aplicará en competiciones europeas, tendrán que acostumbrarse también jugadores y árbitros. «Al principio va a costar mucho, como ocurre con todas las cosas que llevas haciéndolas mucho tiempo de la misma forma. Es bueno, pero necesita un tiempo de adaptación», reconoce Sito Alonso, entrenador del Murcia.

Con esta innovación, que cuenta con el visto bueno de la FIBA para utilizarse en la ACB, se pretende dotar de mayor ritmo a un deporte lastrado por los parones innecesarios en el juego y, sobre todo, por la confusión con el calendario. En definitiva, se trata de intentar que el baloncesto sea más atractivo y espectacular y los partidos no se alarguen tanto como hasta ahora. También, para agilizar el juego, la ACB ha decidido reducir los casos en los que los árbitros podrán acudir al 'instant replay'.

Los supuestos beneficiados

La regla del saque rápido, que estuvo vigente en el pasado, ya se puso en marcha en algunos amistosos de la presente pretemporada, en la Liga Catalana y en la Supercopa disputada en Sevilla. Antes de que el Real Madrid ganase su quinta corona consecutiva en el torneo que abre la temporada, Piti Hurtado, uno de los entrenadores y comentaristas más influyentes y seguidos en la actualidad, ya ha advertido de lo que supondrá el cambio de reglamentación.

«La norma de no tocar el árbitro balón en saques de campo trasero beneficia a los seis equipos ACB que no jugarán competición europea. Pueden entrenarlo con solidez. Los otros 12 (cuatro Euroliga, dos Eurocup y seis Champions League) tendrán que cambiar chip cada tres días», avisa Piti Hurtado, en alusión a los conjuntos que no jugarán esta temporada en el Viejo Continente (Betis, Fuenlabrada, Obradoiro, Zaragoza, Granada y Girona), además del Breogán, eliminado en la fase previa de la Champions. Los representantes en la Euroliga serán el Real Madrid, el Barça, el Valencia y el Baskonia; en la Eurocup el Joventut y el Gran Canaria; y en la Champions el Tenerife, el Unicaja, el Bilbao, el Murcia y el Manresa.

La jornada inaugural de la Liga Endesa se dividirá en tres días, ya que tras el Girona-Real Madrid en Fontajau el jueves se disputarán cuatro partidos y el viernes otros tantos. Los encuentros Gran Canaria-Barça y Joventut-Bilbao, que se disputarán el viernes a partir de las 21:30 horas, cerrarán la primera jornada de un campeonato en el que el Real Madrid, en el año I después de la era Laso, aspira a revalidar título, logro que consiguió por última vez hace cuatro temporadas –en 2019 enlazó dos Ligas consecutivas–, mientras que el Barça fue campeón por última vez en 2021. Los azulgranas cedieron la corona a los blancos el pasado mes de junio y el domingo también cayeron en la final de la Supercopa ante el conjunto dirigido ahora por Chus Mateo.

El bosnio Musa defiende el MVP de la temporada regular con el campeón

El bosnio Dzanan Musa (23 años y 2,05 metros) defiende, ahora en las filas del campeón, el título de MVP de la temporada regular de la Liga Endesa que se adjudicó en la pasada edición con el Breogán. Desde que se marchara Luka Doncic en 2018, el Real Madrid no disponía de un perfil similar al del genio esloveno. Musa puede jugar de escolta, alero e incluso base. Con una enorme facilidad para anotar, el internacional bosnio también se caracteriza, pese a su envergadura, por una gran capacidad para dirigir y generar juego. Según el sustituto de Pablo Laso en el banquillo blanco, Chus Mateo, «va a marcar una época en el Real Madrid». Por el momento, en su debut oficial con los blancos, en la Supercopa, firmó 40 puntos (21 al Betis y 19 al Barça), para batir el récord de anotación del Madrid en una edición del torneo que inaugura el curso.

En la Supercopa Musa ha tenido un promedio de 20 puntos, cinco asistencias y 26,5 de valoración. En la semifinal ante el Betis se quedó a un solo punto del récord de valoración en la Supercopa, con 33, gracias a sus 21 puntos y siete asistencias. Aunque Doncic está a otro nivel, las comparaciones con la exestrella madridista ahora en los Dallas Mavericks no han dejado de sucederse. Musa debutó como profesional con 15 años en el Cedevita de Zagreb y en la Euroliga con solo 16. A la NBA (Brooklyn Nets) llegó con la misma edad que Doncic (19) y el mismo año, en 2018.

Tras abandonar la liga norteamericana regresó a Europa en enero de 2021 para formar parte del Anadolu Efes, aunque tan solo disputó 11 minutos en la Euroliga con el equipo turco. Rescindió entonces su contrato con el Efes y fichó por el Breogán, con el que se convirtió en el jugador más valorado de la Liga, con 23,1 de media. Solo en tres partidos se quedó el bosnio por debajo de la decena de puntos de valoración. También fue el máximo anotador de la competición, con un promedio de 20,1 puntos.