Pablo Laso, a su salida del hospital. / @PABLOLASO

Pablo Laso recibe el alta: «La vida me ha dado un aviso»

El entrenador del Real Madrid sufrió un infarto leve de miocardio y, tras ser sometido a un cateterismo y pasar tres noches en el hospital, está deseando regresar a los banquillos

AMADOR GÓMEZ Madrid

Pablo Laso recibió este martes el alta del Hospital Sanitas La Moraleja después de sufrir la noche del sábado un infarto leve de miocardio del que continuará recuperándose en su domicilio, «con el tratamiento médico correspondiente», tras haber sido sometido a un cateterismo. El entrenador del Real Madrid, de 54 años, abandonó el hospital este martes por la mañana después de pasar dos noches en la UCI y una más en planta, y confirmó personalmente que se encuentra bien de salud y deseando regresar a los banquillos.

«Ya estoy en casa, y me encuentro perfectamente. He tenido la suerte que la vida me ha dado un aviso. Como me dijo el doctor ayer (por el lunes), estoy mejor que hace cinco días. Con fuerza y ganas de volver cuanto antes», escribió el técnico del vigente subcampeón de Europa en su cuenta de Twitter, sobre una foto conduciendo su coche, con el dedo pulgar hacia arriba y sonriente de camino a casa.

Durante el período de baja del entrenador vitoriano, su ayudante, Chus Mateo, es quien ocupará el cargo de primer entrenador del equipo blanco, al igual que ocurrió a mediados de diciembre, cuando Laso debió abandonar las canchas a causa del coronavirus y el técnico madrileño dirigió cuatro partidos. Chus Mateo ya estuvo al frente del Real Madrid la noche de este martes, en el tercer partido de las semifinales de la Liga Endesa contra el Baskonia, en el Buesa Arena.

Horas después del segundo encuentro de la eliminatoria ante el conjunto vitoriano disputado la tarde del sábado en el WiZink Center, Laso se sintió indispuesto en su domicilio y decidió acudir por su propio pie al hospital, donde fue ingresado la madrugada del domingo. Desde entonces, el entrenador madridista ha evolucionado favorablemente de su dolencia y sometido a diversas pruebas para conocer las causas de su problema cardíaco.

Dieta y ejercicio físico

A partir de ahora, Laso deberá cuidar su dieta y realizar ejercicio físico, antes de reincorporarse al trabajo, lógicamente sin fecha de regreso, aunque sin descartarse siquiera que pudiera volver a la actividad esta misma temporada. Al menos a los entrenamientos del Real Madrid, cuando en principio esa idea estaba completamente descartada.

«Gracias a todos por vuestros mensajes. Gracias a todo el equipo médico del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja», añadió Laso en su segundo mensaje del día escrito ya desde su casa, como respuesta a las numerosas muestras de cariño y ánimo recibidas a través de las redes sociales y a la atención de los doctores.

«Su evolución y las pruebas que le han realizado a Pablo son buenas, y los pronósticos son optimistas sobre su estado de salud», confirmó Chus Mateo el lunes. «Estamos supercontentos de que, a pesar del susto, estemos hablando de que Pablo está bien y va a seguir dando guerra», se congratuló el ayudante del entrenador madridista la víspera de que el Real Madrid se enfrentase este martes al Baskonia, con un 2-0 favorable al equipo blanco.