Impulso a un evento único

07/02/2018

Gran Canaria se prepara para albergar la edición de 2018 de la Copa del Rey de baloncesto, que se celebrará del 15 al 18 de este mes en la isla. Este miércoles, la ACB trasladó los pormenores de un torneo que llegará a 140 países y que tendrá un retorno estimado para la sede superior a los 20 millones de euros.

La Copa del Rey de baloncesto acercará a la isla del 15 al 18 de este mes a los mejores equipos de la Liga Endesa en busca del segundo título de la temporada. Real Madrid, Valencia Basket, FC Barcelona, Montakit Fuenlabrada, Unicaja, Baskonia, Iberostar Tenerife y el Herbalife Gran Canaria, como anfitrión, deleitarán a los más de diez mil aficionados que colmarán el Gran Canaria Arena.

Con motivo de la celebración de uno de los acontecimientos deportivos más importantes en Europa, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la ACB llevaron a cabo ayer una charla y mesa redonda para ofrecer los pormenores sobre una cita con una dimensión espectacular, que llegará a 140 países en esta edición en la isla, y que presenta un retorno estimado para la sede superior a los 20 millones de euros, según las cifras facilitadas por el director de la Copa del Rey, Gerard Freixa.

El rector de la ULPGC, Rafael Robaina, y el gerente del Instituto Insular de Deportes, Alfredo Gonçalves, escoltaron a Freixa en su masterclass ante los universitarios. «Es una oportunidad enorme tener la Copa en Gran Canaria», señaló Robaina, al tiempo que Gonçalves ahondó en que «es un placer tener este evento en la isla por tercera vez».

También tomaron parte los integrantes del Herbalife Gran Canaria, Enrique Moreno -presidente-, Berdi Pérez - director deportivo-, Luis Casimiro -entrenador- y Eulis Báez -capitán-. El máximo responsable de la entidad claretiana cree que la Copa del Rey «tiene algo diferente a otras competiciones. Son cuatro días de adrenalina máxima y todos quieren vivirla. Pase lo que pase a nivel deportivo en una competición muy dura, supone el disfrute de vivir cuatro días de emoción».

En la misma línea se expresó Berdi Pérez, con mucha experiencia en los despachos y presente en casi todas las ediciones en las que el cuadro amarillo ha tomado parte en una cita que contará con más de seis mil aficionados llegados de fuera de la isla. «La Copa del Rey es la joya de la corona de la ACB, el gran producto que se ha conseguido fidelizar, ya que aún sigo viendo en estas citas a aficionados que fueron la primera vez que el Gran Canaria se clasificó en Vitoria en el año 2000, y que continúa en crecimiento.

El entrenador jefe del Granca, Luis Casimiro, tiene muy claro que este acontecimiento «genera ilusión, son tres partidos para ser campeón». «Pero debe ser complicado porque el anfitrión nunca ha ganado», valoró, mientras que el capitán Báez resaltó que, con respecto a un partido liguero, cambia la adrenalina. «Sales con una marcha más porque piensas en el título», dijo.